01 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Organización Impulsora de Discapacitados no cumplió lo dictaminado por la Justicia y puso en juego un nuevo sorteo con un bote de 400.000 euros

Fraude discapacitados: Un Juzgado de Toledo obligó en septiembre a liquidar la OID por las grandes deudas que acumulaba

Exclusiva La OID patrocinó al motociclista talaverano de MotoGP, Álvaro Bautista. (EFE)
La OID patrocinó al motociclista talaverano de MotoGP, Álvaro Bautista. (EFE)
En septiembre el Juzgado de lo Mercantil de Toledo ordenó la suspensión administrativa de la Organización Impulsora de Discapacitados por los impagos que acumulaba. Y se procedió a la liquidación de la sociedad. El mismo Juzgado ya tomó la decisión del concurso de acreedores en 2017. La OID tiene deudas con la Agencia Tributaria, la Seguridad Social y con el Ayuntamiento de Arona. A pesar de la resolución judicial la organización decidió poner en juego un sorteo con un bote de 400.000 euros.

La pasada semana este medio informaba de la deuda de 86,2 millones de euros que la Organización Impulsora de Discapacitados tenía contraída con la Agencia Tributaria. Lo que les hacía situarse entre los diez más morosos de la lista del Ministerio de Hacienda.

También se descubrían las diversas operaciones que se han realizado contra la empresa por la venta ilegal de lotería. La última realizada en marzo de 2020 que acabó con la incautación de de 8.801 boletos de lotería y la intervención en efectivo de 11.156,50 euros procedentes de la recaudación de la venta de estos productos. Además de la detención de dos familiares de su fundador Dionisio González Otero.

La Policía intervino en Cádiz 26.875 boletos de lotería

Otero administra una docena de sociedades con actividades muy diversas desde inmobiliarias hasta consultorías o gestoras de residencias de ancianos. De algunas de ellas tienen participación su cuñado y su mujer y última presidenta de la agrupación, Victoria Salas Sainz.

No obstante la principal de ellas, la Organización Impulsora de Discapacitados, con delegaciones en varios sitios de España y desde donde realizaba la venta de boletos para juegos de azar de forma ilegal, fue liquidada en septiembre de 2020 por orden de Lorena África Sánchez, la titular del juzgado de lo mercantil de Toledo.

La propia jueza el pasado 31 de julio abrió “la fase de liquidación”, es decir, la última fase del proceso del concurso de acreedores que se encontraba la entidad por la cantidad de impagos que presentaba. De esta misma forma se ordenó las suspensión de las facultades de administración y disposición del concursado sobre su patrimonio.

Una decisión que no ha pasado factura a las actividades de la OID. El mismo 19 de septiembre anunciaban un nuevo sorteo de su lotería, no reconocida por Hacienda, con un supuesto bote de 400.000 euros.

Según el Registro Mercantil la asociación “sin ánimo de lucro” ex presidida por Dionisio González acumulaba una gran cantidad de deudas, que le condujeron al concurso de acreedores, que se detallan a continuación.

Todos los impagos de la OID

La Organización Impulsora de Discapacitados tiene 14 reclamaciones administrativas de impago con la Seguridad Social en diferentes localidades del país. Como es por ejemplo en Sevilla o en las Islas Baleares. Se le llegan a pedir cantidades entre los 720 euros y los 10.700 euros.

Documento de impagos de OID del Registro Mercantil.

Al igual que presenta notificaciones en concepto de sanción por 90.000 euros por parte de la Consejería de Hacienda, Industria y Energía de Andalucía y un embargo del área de Hacienda y Seguridad Integral del Ayuntamiento tinerfeño de Arona, por la ley de juego.

   Documento de impagos de OID del Registro Mercantil.

Todo esto sumado a la gran cantidad deudora que tiene con la Agencia Tributaria durante varios años.

Por este motivo en julio la jueza Sánchez dio un plazo de dos semanas para que la administración concursal presentase un plan para la realización de los bienes y derechos integrados en la masa activa del concursado. Y para evitar malas interpretaciones, a principios de septiembre emitió un nuevo auto en el que recordaba que la junta de acreedores prevista para el día 11 había quedado suspendida. Mientras tanto, la OID ha seguido anunciando nuevos sorteos.

Reincidentes en la suspensión de facultades administrativas

No es la primera vez que la entidad “sin ánimo de lucro” es intervenida por la Justicia. El mismo Juzgado de lo Mercantil de Toledo por orden de la letrado María Jesús Gracia Guerrero se decretó en 2017 la suspensión de las facultades de administración y la declaración del concurso de acreedores. Tal y como muestra el registro del Boletín Oficial del Estado (BOE).

Algunos expertos financieros creen que la organización destinada a la beneficencia, tras ser liquidada, sus dirigentes siguen operando y llevando sus actividades ilícitas desde otra de las sociedades en las que consta como administrador único su ex presidente, Dionisio González. Se trataría de Asociación Talaverana de Ayuda al Minusválido Sl.

El Patrimonio del Clan de la OID

Con este entramado empresarial Dionisio González y su familia, gracias a los grandes beneficios que obtenían, pudieron construir un gran patrimonio. Uno de sus mayores beneficios económicos fue la plusvalía de casi 800.000 euros obtenida por la adquisición y posterior venta del complejo hotelero ‘Posada Puente Romano’, ubicado en Toñanes, Cantabria. La venta se realizó a la empresa Discapiso, cuyo socio único es SOID, matriz de la mayoría de las empresas del grupo de Dionisio González.

Este dinero el fundador de la OID y su familia lo ha invertido en su amplio patrimonio, el cual está compuesto por un chalé en Suances, Cantabria, por 588.000 euros, además de una parcela en Toledo que era propiedad de su madre y que se quedó por otros 148.000 euros.

La ‘Posada Puente Romano’ una de las mejores inversiones de Dionisio González.

Como detalle, y aunque no tiene coche propio, Dionisio suele desplazarse con un Mercedes-Benz de OID. A su patrimonio también hay que añadir las propiedades que tiene en común con su esposa: un piso de 111 metros cuadrados en Santander y una casa y una finca en Cabezón de la Sal, también en Cantabria.

También cabe destacar el patrimonio de quien hasta antes de su cierre ostentaba el cargo de secretaria general de la entidad dada a la caridad, Ana Sobrino Pérez. Sobrino posee una propiedad de 300 metros cuadrados en Talavera de la Reina. Su valor es de 413.000 euros. También tiene una finca en Madrid de 66 metros cuadrados y otra en Valladolid de 184 metros cuadrados. Atesora también un Jaguar matriculado en 2010 y un Volkswagen Golf a nombre de su sociedad, Innovaciones Pisuerga.

Siguiendo la misma estela su extesorero, José Antonio Tarno acumula en su patrimonio seis inmuebles urbanos y 29 rústicos. Posee un Chevrolet Nubira adaptado para personas con minusvalía y un BMW 530dA. Ha hecho negocios inmobiliarios con Dionisio González, quien le compró una vivienda en Madrid por 409.000 euros a través de Discapiso. Se da la circunstancia de que Discapiso, del ex presidente de OID, se nutre de fondos de esta entidad sin ánimo de lucro como supuesto proveedor. Así lo ha mostrado un periódico digital.

COMPARTIR: