22 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El expresidente del Gobierno de España se ha estrenado en el mundo de los podcasts con críticas a su compañero socialista Pedro Sánchez

Felipe González imita a Bill Clinton: Crea una Fundación, usa las puertas giratorias, graba podcasts y no pasa página

/ Felipe González. Foto: Flickr Casa América.
Felipe González Márquez ha imitando el modelo de retirada de los exmandatarios norteamericanos. El expresidente del Gobierno de España ha hecho negocio con las puertas giratorias, ha mostrado su incapacidad para pasar página política, ha lanzado una Fundación con su nombre y acaba de poner en marcha un podcast en una plataforma de audio a la carta.

Felipe González Márquez apuró su estancia en el Congreso de los Diputados hasta enero de 2004 (fecha en la que ya habían pasado casi ocho años desde su salida de La Moncloa). El expresidente del Gobierno de España previsiblemente temía perder su aforamiento tras encandenar una ristra de polémicas en sus catorce años de mandato que se pueden resumir en la corrupción del PSOE, Filesa, y el terrorismo de Estado, los GAL.

Ambos hechos no han impedido que González se haya mantenido como un molesto jarrón chino que ha incomodado con sus consejos llenos de suficiencia a tres de sus cuatro sucesores en el cargo como secretario general del PSOE: Josep Borrell (descabalgado por el 'felipista' Joaquín Almunia antes de las generales del 2000), José Luis Rodríguez Zapatero (que aplacó con una sonrisa la influencia de González) y Pedro Sánchez (que no soporta el intento de tutela de la 'vieja guardia').

La eterna retirada de González

Felipe González ha imitado el modelo habitual de retirada de los presidentes estadounidenses. El sevillano parece haber seguido la conducta de Bill Clinton en los últimos años: puertas giratorias, Fundación con su nombre y ahora un podcast.

Es cierto que la Fundación Felipe González es muy modesta y parece dedicarse más a conservar el legado del expresidente (o lanzar el 'Espacio Rubalcaba' en homenaje al fallecido histórico socialista) que de crecer: en 2018 apenas ingresó 230.000 euros y sufrió un excedente negativo (pérdidas) de casi 100.000.

Fundación Bill Clinton. 

Mejor le van las cosas a The Clinton Foundation, que fue objeto de polémica porque Donald Trump antes de las presidenciales de 2016 contra Hillary Clinton acusó a esta organización de estar relacionada con la "criminalidad".

Bill le respondió asegurando que su Fundación (en la que participa de forma habitual el cocinero español José Andrés) se dedica a "crear oportunidades y resolver los problemas más rápido, mejor, y a menor costo, para que más gente se empodere para construir mejores futuros para ellos, sus familias y sus comunidades".

Es cierto que los negocios del matrimonio Clinton han hecho correr ríos de tinta porque en 2001 (cuando Bill dejó la Casa Blanca) debían más de 10 millones de dólares y quince años después habían ganado alrededor de 230 'kilos' mediante libros, labores de consultoría y conferencias.

The Washington Post aseguró que la industria financiera sufragó a Bill con más de cien contratos que al expresidente le reportaron 19,6 millones de dólares. Cierto es que las supuestas puertas giratorias lanzadas desde Wall Street no fueron el único ingreso del mandatario, ya que obtuvo más de 50 millones de euros por sus discursos en países como China, Japón, Canadá o Gran Bretaña.

Más modesta parece la hacienda de González, que es cierto que hace poco más de un lustro ingresaba alrededor de dos millones de euros anuales por participar en consejos de administración (algunos con polémica como el de la empresa de origen estatal Gas Natural, que él mismo privatizó y de cuyo consejo se cayó "por aburrimiento", según sus palabras poco después de la irrupción estatal de Podemos y después de haber ganado más de 120.000 euros anuales durante cinco ejercicios).

Felipe se lanza al podcast

La Fundación Felipe González ha encontrado una nueva vía de ingresos al lanzar el podcast 'Sintonías infrecuentes' con la plataforma de audio a la carta, Podimo. Este proyecto está encabezado por el propio expresidente.

Javier Celaya, de Podimo, ha explicado que "ha llegado a España una tendencia que ya la habíamos detectado en los mercados anglosajones, donde expresidentes como Barack y Michelle Obama, y Bill y Hillary Clinton han apostado por los podcasts, como una manera de contextualizar todo su legado. En España lo vemos ahora con la llegada del primer podcast de un expresidente, Felipe González, pero no me extrañaría que veamos a otros expresidentes, así como políticos en activo, utilizar esta herramienta dado que les permite llegar directamente a un público sobre todo más joven".

Palos a Sánchez

Felipe González ha estrenado podcast con palos a Pedro Sánchez: "Cuando todo está mal aparece un tío que te dice que todo está bien y que el futuro es cojonudo. Pero oiga, ¿usted está viviendo la realidad de sufrimiento y de crisis que estoy viviendo?".

"El líder político es el que ofrece un proyecto con una dimensión de medio y largo plazo y con el menor carácter mercenario posible. No pido un proyecto para mí ni para mantenerme en el poder, pido un proyecto que sirva a los ciudadanos", añade.

Podcast con mirada hacia Latinoamérica

'Sintonías infrecuentes' es según Podimo "un espacio para la reflexión sobre temas de actualidad política, económica y social. El uso de este formato, consumido cada vez por más gente en nuestro país, aspira a convertirse en un nexo de comunicación directa con la ciudadanía".

González dialogará, según sus palabras, "con personalidades y expertos de distintos ámbitos que intercambian reflexiones sobre diferentes temas desde puntos de vista diversos, de forma transversal, generacional e ideológica. En definitiva, aprender del pasado con la pretensión de entender y enfrentar mejor los retos del futuro".

'Sintonías infrecuentes'. Foto: Podimo.

Este espacio de podcast contará con una segunda temporada que se lanzará en otoño. En esta nueva tanda González aprovechará su predicamento en Latinoamérica para hablar con exmandatarios del otro lado del charco... para alegría de Podimo.

Y es que el 'Netflix de los podcast' desembarcó el pasado año en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Guayana, Honduras, México, Nicaragua, Paraguay, Panamá, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

COMPARTIR: