07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El documental de HBO 'Salvar al rey', que se estrena hoy, cuenta con el testimonio del director de 'El Cierre Digital' Juan Luis Galiacho

Los negocios y los amores del Rey Juan Carlos, de nuevo de actualidad en una serie de televisión

El Cierre Digital en Juan Carlos I en Suiza.
Juan Carlos I en Suiza.
La nueva serie de HBO, 'Salvar al rey', pretende desgranar los intríngulis del Rey Emérito, Don Juan Carlos, uno de los integrantes de la dinastía borbónica que más interés ha suscitado a lo largo del tiempo, ya sea por sus escándalos o por sus romances. El documental contará con testimonios del mundo de la seguridad, la política o el periodismo, entre los que figura el director de 'El Cierre Digital', Juan Luis Galiacho.

El interés que ha suscitado la Familia Real Española ha sido el motivo principal para que diversas plataformas hayan puesto en marcha una serie de documentales y producciones cinematográficas sobre los intríngulis que envuelven a los principales miembros de la Familia Borbón.

La última ha sido HBO Max. La plataforma ha aprovechado la figura del Rey Emérito para lanzar 'Salvar al rey', una serie documental sobre los secretos de Juan Carlos I. La producción ha llegado en un momento decisivo, pues elcierredigital.com publicó el pasado 31 de agosto la exclusiva sobre el encuentro del Emérito y la infanta Elena en Ginebra, ciudad en la que precisamente reside la infanta Cristina, que actualmente se encuentra inmersa en el proceso de divorcio de Iñaki Urdangarin. El viaje de Juan Carlos I ha levantado todo tipo de rumores, sobre todo cuando subyace una herencia millonaria detrás del Rey Emérito de más de mil millones de euros, el patrimonio que don Juan Carlos poseería según varias revistas americanas como Forbes. 

El argumento de la serie gira en torno a una de las figuras trascendentales de la monarquía española y para ello también cuenta con más de cincuenta testimonios que aportan nuevos datos sobre Juanito y sobre el mecanismo estatal que se levantó para salvaguardar la imagen del Emérito. Entre los políticos, periodistas, exagentes e incluso alguna de las mujeres que formaron parte de la vida del Rey Emérito figuran el paparazzi Antonio Montero o el director de elcierredigital.com, Juan Luis Galiacho.

La serie, rodada en un plató creado a las afueras de Madrid, está dirigida por el periodista Santiago Acosta y en la que Producciones Mandarina ha apostado por realizar un exhaustivo relato de la vida del padre del rey Felipe VI.

Juan Carlos I, el rey de la Transición

En noviembre de 1948 y tras una reunión entre el general Francisco Franco y don Juan de Borbón a bordo del yate Azor, el futuro de Juanito quedó claro: iba a formarse en España bajo la tutela del Franquismo. La estrategia de Franco estaba clara, quería desplazar la figura de don Juan y moldear a su gusto al futuro rey, es decir, que continuara aplicando los valores del régimen.

Juanito, lejos de su familia, recibió formación académica y militar bajo la adveración de preceptores como Alfonso Armada. Durante su infancia y juventud, declaró décadas después que “no lo pasó bien”. La figura el Emérito, representante de la Monarquía repudiada por el Franquismo, no era del agrado de los españoles. 

Los socios del Gobierno proponen suprimir el título de rey en la ley de  Memoria por franquista | El HuffPost Política

Don Juan Carlos y Franco.

En el afán por ganarse al pueblo español, el ahora Rey Emérito comenzó a recibir directrices desde Villa Giralda y por parte de su círculo más cercano de la necesidad de un matrimonio. Y fue entonces cuando, en uno de los cruceros organizados por Federica de Hannover, conoció a una joven princesa griega, discreta, elegante y candidata perfecta al futuro trono de España.

Juan Carlos y Sofía de Grecia culminaron su romance con una gran boda celebrada en 1954 en Atenas, en la que el Franquismo quedó aislado. En 1969, Juan Carlos es nombrado Príncipe de España y la pareja, residente en Zarzuela, comienza a acercarse al pueblo para ganarse su apoyo. Paulatinamente, lo fueron consiguiendo. 

Juan Carlos I advirtió a doña Sofía de un posible divorcio, según una nueva  biografía

Los reyes eméritos junto a sus hijos.

Los príncipes de España formaron una familia junto a sus hijos, las infantas Elena y Cristina y el príncipe Felipe. La imagen aperturista que ofrecían distaba mucho de la antigüedad del régimen, el cual durante los setenta se encontraba en su recta final debido a los problemas de salud del dictador. El 20 de noviembre de 1975, Francisco Franco fallece y la figura del príncipe es decisiva. Dos días después, en una solemne ceremonia, es nombrado Jefe del Estado. Juan Carlos I comienza una nueva era para España en la que la monarquía es sinónimo de libertad y democracia. 

Expo'92 – Un proyecto de Estado ideado por Don Juan Carlos I. – Asociación  Legado Expo Sevilla

La Familia Real en la Expo 92.

Lejos de la popularidad de su persona durante la década de los ochenta y en especial durante el año 92, una frenética añada entre Olimpiadas, actos oficiales y Expos Universales, el entonces Rey comenzó a aparecer en la prensa amarillista por sus primeros (y conocidos) romances extramaritales con mujeres como Marta Gayá o sus coqueteos con las tramas de corrupción en Suiza.

El director de elcierredigital.com, Juan Luis Galiacho, los publicó para la revista noventera Época. Lejos de la realidad del éxito de la Marca España, también alejó de su lado a uno de sus fieles escuderos, Sabino Fernández del Campo.

La verdad sobre Juan Carlos y Sabino - Catalunya Plural

Don Juan Carlos y Sabino Fernández del Campo.

No hay que olvidar que un año después, su padre, Don Juan de Borbón, fallecería sin haber podido reinar. A pesar de que durante los años siguientes Don Juan Carlos asistió a las bodas de sus hijas, nacimientos de sus primeros nietos y ya en los 2.000, la gran boda de su heredero, los escándalos que le rodeaban comenzaron a saltar a la palestra mediática.

1993 hace 25 añosSolemne funeral de Estado por don Juan de Borbón

Don Juan Carlos en el funeral de Don Juan.

Los safaris en los que el Emérito apareció cazando elefantes y que saldó con un “Lo siento mucho. No volverá a pasar”, su relación extramarital con Corina Larsen y sus cuentas en Suiza derivaron en un cierto malestar del pueblo español hacia el Rey.

Los continuos escándalos que rodeaban a su figura concluyeron en un comunicado publicado en agosto de 2020 en el que el Emérito confirmaba su exilio a Abu Dhabi, donde actualmente reside. Apartado de la Familia Real española, la figura del rey regresa a España de la mano de un documental que promete arrojar luz sobre el que fuese el rey de la Transición.

El patrimonio del Emérito, uno de los pilares fundamentales de la serie

El encuentro del monarca emérito con sus hijas en el hotel 'Four Seasons des Bergues' en Ginebra, ha suscitado interés en torno a una incógnita sobre la herencia millonaria que rodea al Rey Emérito. No hay que olvidar que en plena pandemia, el rey Felipe VI envío un comunicado en el que renunciaba a la herencia de su padre, por lo que el encuentro en la ciudad suiza fue con sus actuales herederas, quienes nunca han manifestado que no quieran asumir la herencia millonaria de su padre. Sus principales cuentas se encuentran en Suiza.

Yves Bertossa: el fiscal que impuso una multa de 38 millones al HSBC de  Ginebra | Rey Juan Carlos

Yves Bertossa.

Según adelantaba elcierredigital.com, la visita de don Juan Carlos se ha producido al quedar este libre de la investigación abierta desde hace varios años por el fiscal Yves Bertossa por canalizar presuntamente dinero opaco a sus cuentas. Una investigación que comenzó en 2018 tras una publicación de una serie de declaraciones ofrecidas por el comisario Villarejo por parte de Corinna Larsen en las que acusaba a don Juan Carlos de haberse apropiado de 100 millones de dólares en la adquisición del AVE saudí. Además de haber ocultado patrimonio en diversos paraísos fiscales.

Joaquín Romero Maura.

Joaquín Romero Maura.

En torno a los movimientos monetarios del emérito y tras el cierre de su frente judicial, volvieron a salir a la luz diversos nombres como el de Joaquín Romero Maura, el testaferro asturiano vinculado a don Juan Carlos I. Historiador, nieto de Miguel Maura y bisnieto de Antonio Maura. Fue escogido por el padre de Felipe VI para sus negocios y administrar su fortuna. Sus primeras tomas de contacto sucedieron en año 2003, momento en el que ambos se reúnen para abordar el propósito inicial de los fideicomisos trusts 'Tartessos' y ‘Hereu’. Durante la reunión, fue el historiador quien advirtió de que de ser conocida su existencia por la opinión pública española resultaría embarazoso para la monarquía”. Actualmente, Romero Maura se encuentra ingresado en un geriátrico y alejado de la vida pública. 

El currículum amoroso de Don Juan Carlos, de una vedette a una actriz italiana

Los Borbones no han sido una dinastía definida por la fidelidad. Una característica que también parece que heredó don Juan Carlos. Su simpatía, desparpajo y atractivo sedujeron, durante las décadas de los ochenta y noventa, a infinidad de mujeres. 

Las relaciones extramatrimoniales del emérito ha sido un quebradero de cabeza para Doña Sofía, quien ha hecho de tripas corazón y se ha mantenido al lado de Juanito. Impecable, discreta, elegante y con un saber estar de cuna, la Reina Emérita ha hecho frente a la sucesión de amantes de su marido.

Si los primeros años de su matrimonio fueron pura felicidad, pronto se tornarían en un auténtico calvario en cuanto a los desvanes de su marido con el público femenino. Desde jovencito, don Juan Carlos comenzó los flirteos con mujeres, ya fueran aristócratas, princesas o folclóricas. No había preferencia por un sector concreto.

Su primer romance lo mantuvo con María Gabriela de Saboya, con la que se conoce que “despertó al amor”. La joven pudo llegar a convertirse en reina de España, ya que don Juan Carlos estaba muy enamorado de ella. Pero esta historia quedó en lo que se conoce como “un amor de juventud”.

María Gabriela de Saboya, la princesa liberal y liberada y primer amor de  don Juan Carlos

Maria Gabriela de Saboya.

Maria Gabriela de Saboya no fue la única mujer que sucumbió a los encantos de Juanito. La joven condesa Olguina di Robilant apareció en la vida del hijo del conde Barcelona a mediados de los cincuenta en Cascais y Juanito se enamoró perdidamente de aquella joven rubia, italiana y actriz de “La Dolce Vita”. Un baile, un beso robado y varias cartas después, la tensión sexual que había entre ellos era patente. La relación se acabó por orden de don Juan, Olguina era escandalosa y nada apropiada para Juanito. Décadas mas tarde, Olguina declaró que “El rey era soñador, infiel y enamoradizo, como todo español”. 

Muere la condesa Olghina Di Robillant, novia y confesora de juventud del  Rey Juan Carlos

Olguina de Robilant.

Si la relación entre Olguina di Robilant y don Juan Carlos era pura efervescencia sexual, el affaire que mantuvo con la vedette Bárbara Rey, no se quedó atrás. El romance comenzó por mediación del expresidente del gobierno Adolfo Suárez. La relación duró hasta el año 1994. Lo que nada hacía presagiar es que la musa del destape acostumbraba a recabar documentos gráficos de sus romances y don Juan Carlos no iba a quedar exento de dicha práctica.

Junto a ella, el emérito confesaba algunas de sus preocupaciones e incluso asuntos de Estado, es más, la actriz estuvo recibiendo fondos reservados del Ministerio del Interior así como la apertura de una cuenta bancaria por parte del CNI, según informaciones de Ok Diario.

Bárbara Rey, el rey Juan Carlos y su historia de promesas incumplidas y  chantajes | Vanity Fair

Barbara rey.

La variedad de mujeres que figuran en el historial amoroso del Emérito es digno de admirar, aunque solo hay una que pudo tambalear la estabilidad del matrimonio real. Junto a la decoradora mallorquina Marta Gayá, vivió un romance con todas las letras que causó un gran disgusto a la reina Sofía. Mallorca no era solo testigo de los posados en Marivent y las regatas, sino que fue el lugar donde la decoradora y el Rey Emérito daban rienda suelta a su amor. 

Juan Carlos I quería regalar dos millones a Marta Gayá

Marta Gayá.

Mantenían encuentros en la isla balear, Suiza o París y uno de los grandes cómplices de la pareja era el escritor José Luis de Vilallonga, con el que ambos tenían una gran amistad. Tal fue el amor que se profesaban que el Rey Emérito llegó incluso a descuidar sus obligaciones, tanto matrimoniales como oficiales. Fue Sabino Fernández del Campo, por entonces jefe de la Casa real, quien le recomendó que “finalizara la relación”. Fue sustituido por Fernando Almansa. El amor se acabó y a pesar de todo, ambos siguen siendo grandes amigos.

Sin duda, uno de los amores más escandalosos del monarca ha sido la empresaria Corinna Larsen, su “amiga entrañable”. Presente desde mediados de los 2.000, ambos mantenían una historia que se acabó en varias ocasiones debido a las infidelidades del emérito. Tal fue la influencia de Corinna en la vida del rey que incluso intervino en la organización de la luna de miel de los entonces Príncipes de Asturias así como de los famosos safaris que ocasionaron el principio del fin del emérito en Zarzuela. 

El fiscal suizo archiva la causa contra Corinna Larsen y los testaferros de  Juan Carlos I

Corinna y don Juan Carlos.

Tras varias idas y venidas, la relación entre Corinna y el rey se torció, lejos quedaban los encuentros amorosos en el dúplex de Suiza. Actualmente, la empresaria se ha convertido en un quebradero de cabeza para el emérito, a quien denunció por acoso. Con tal currículum amoroso, no hay que poner en duda que don Juan Carlos no haya heredado el carácter de los Borbones.

COMPARTIR: