23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Dos centros del Opus Dei, sitos en la cuenca de Pamplona, seguirán financiándose con dinero público al menos hasta 2026

El Gobierno navarro del PSOE sufraga a colegios que segregan por sexo pese a Ley Celaá

/ Carlos Gimeno y María Chivite
El Gobierno de Navarra, liderado por el PSOE, ha prorrogado la financiación de colegios que segregan por sexo, a pesar de que este hecho contraviene su propia "Ley Celaá" impulsada por el Gobierno de Pedro Sánchez. Dos centros de Pamplona y Burlada relacionados con el la obra religiosa del Opus Dei forman parte de los beneficiados.

La Comunidad de Navarra se había convertido hasta ahora en referencia laica del Estado español por la política emprendida por la consejería de Políticas Migratorias y Justicia, que lidera Eduardo Santos, de Podemos, que se apresuró a presentar el pasado mes de noviembre casi tres mil notas simples de bienes inmatriculados por la Iglesia católica en la Comunidad Foral, en plena batalla del Estado por recuperar parte del patrimonio en manos de la Conferencia Episcopal.

Hace unos días el consejero Santos también llegó a presentar un informe, encargado por el Gobierno foral a la Universidad Pública de Navarra, sobre cómo cual había incidido la pederastia dentro en la Iglesia católica navarra, identificando este informe a 58 víctimas de presuntos abusos.

Ambos hechos, contrastan mucho con la decisión del bloque socialista, que lidera el Gobierno de Navarra, de prorrogar hasta el curso 2026-2027 los conciertos educativos y económicos de los centros Irabia-Izaga (Burlada) y Miravalles-El Redín (Cizur Menor), que todavía segregan por sexo.

Esta decisión del consejero socialista de Educación Carlos Gimeno es considerada por determinados movimientos laicos "algo que contraviene el acuerdo programático de Navarra y arremete contra la ley Celaá, que impide financiar con dinero público a colegios como los dos citados, que están ligados a la orden del Opus Dei con mucho poder en la Comunidad Foral", aseguran a elcierredigital.com.

El Gobierno foral asegura, por su parte, que prorroga los vínculos "con el fin de garantizar la continuidad del alumnado matriculado actualmente hasta finalizar las etapas educativas obligatorias que están cursando".

Justificación

El PSN-PSOE justifica su postura asegurando que ha extinguido los conciertos con ambos colegios "al no reunir ambos centros los requisitos de acceso a los conciertos por haber incumplido lo previsto en la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo de Educación, al mantener separado por razón de su género al alumnado de los niveles 2º a 6º de Primaria en el presente curso".

El Gobierno foral asegura que extingue los conciertos y aplica el apartado 3 de la disposición adicional de la Ley Foral 11/1998, de 3 de julio, por la que se regula la financiación pública de los centros de iniciativa social que imparten las enseñanzas de bachillerato, ciclos formativos de grado medio y programas de garantía social, que establece que los conciertos con centros que separan al alumnado por razón de género

Pero, "los efectos de esta extinción se demoran a fecha 31 de agosto de 2022 para garantizar el derecho a la educación obligatoria en régimen de gratuidad del alumnado de ambos centros, de forma que puedan participar en el proceso ordinario de elección de centro educativo", añaden. 

 

Colegio Miravalles-El Redín. 

La prórroga de ambos conciertos, asegura el Gobierno liderado por María Chivite, está motivada en el informe del Servicio de Inspección Educativa en el que se expone, entre otros aspectos, que "la red de centros no tiene capacidad ni por número de puestos escolares ni por espacios, para atender a todo el alumnado de ambos colegios en el modelo y programa lingüístico elegido y aduce razones pedagógicas como la fragmentación de los grupos de alumnos y alumnas, la imposibilidad de escolarizar en todos los casos al alumnado de una misma unidad familiar en el mismo centro y la interrupción brusca y colectiva de la escolarización en el centro elegido por las familias".

Ambos centros habían prometido al consejero dejar de segregar, "pero desde septiembre solo lo han dejado de hacer en sus primeros cursos", señalan las fuentes consultadas por elcierredigital.com.

Esta extinción de los conciertos no afecta a las unidades de primero de Primaria porque en el curso 2021/2022 ambos centros han decidido que todo el alumnado comparta unas mismas aulas. De continuar el centro aplicando esa organización al alumnado el próximo curso, primero y segundo de educación Primaria estarán incluidos en el concierto originarios y así progresivamente curso a curso: en el curso 2023-2024, niveles de 1º a 3º de Primaria; en el curso 2024-2025, niveles de 1º a 4º de Primaria; en el curso 2025-2026, niveles de 1º a 5º de Primaria; y en el curso 2026-2027, niveles de 1º a 6º de Primaria.

De esta forma, aplicándose la prorroga, dice el Gobierno de Navarra, "se consigue, en un plazo razonable de tiempo, el efecto previsto en la normativa estatal y foral, esto es, que ambos centros concertados junten en unas mismas aulas a todo su alumnado sin distinción de género. Sin merma, además, del derecho del alumnado a una educación obligatoria y gratuita en el centro de su elección".

COMPARTIR: