17 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Da un plazo de dos meses para que salga del hospital y se recupere, mientras tanto el presidente de Ausbanc asume su propia defensa como letrado

La Audiencia Nacional pospone el juicio a Luis Pineda por la grave operación de corazón de su abogado Miguel Durán

Luis Pineda, a la derecha, y Miguel Durán.
Luis Pineda, a la derecha, y Miguel Durán.
La Audiencia Nacional ha tenido que suspender el juicio a Luis Pineda y Miguel Bernard, de Ausbanc y Manos Limpias, respectivamente, debido a la internvención coronaria sufrida por Miguel Durán, abogado defensor de Pineda, que fue intervenido de urgencia en un hospital de Barcelona. La Audiencia da un plazo de dos meses para reanudar la vista oral en la que la La Fiscalía pedirá condenas de 118 años y 5 meses de prisión para Pineda y casi 25 años para Bernad.

El juicio del caso Ausbanc se ha retrasado durante dos meses. La Audiencia Nacional ha acordado suspender la vista oral que estaba previsto comenzar esta semana ante los problemas de salud del abogado de Luis Pineda, uno de los principales acusados junto al expresidente de Manos Limpias Miguel Bernad.  Miguel Durán, abogado de Pineda ha sido operado de corazón y continúa convaleciente, así que no puede hacer la labor de defensa de Pineda.  De momento, el propio Pineda ha asumido su defensa, ya que es abogado ejerciente.

En la causa, que se instruyó en el Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, se investigó a Pineda y Bernard por negociar la retirada de la acusación de la infanta Cristina en el caso Nóos a cambio de dinero. La Fiscalía ha pedido condenas de 118 años y 5 meses de prisión para Pineda y casi 25 años para Bernad.

El fundador de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), Luis Pineda, pidió este aplazamiento en un escrito fechado el pasado 30 de septiembre. El despacho Durán&Durán Abogados solicitó a la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional la suspensión ya que al letrado que dirige desde el pasado mes de febrero la defensa de Pineda "le es humanamente imposible estar en los estrados" el próximo 21 de octubre. Ese día estaba previsto que arrancara el juicio, que estaba previsto que se desarrollara en 14 sesiones hasta el 21 de noviembre.

Miguel Durán Muñoz, a la izquierda, y Miguel Durán.

La petición se formalizaba cuatro días después de la operación a corazón abierto de by pass a la que, con «carácter urgente», fue sometido Miguel Durán en el Hospital de Bellvitge (Barcelona) como consecuencia de una "enfermedad coronaria severa". Durán es exfumador, pero la patología le fue detectada tras ingresar en Cardiología nueve días antes tras presentar "angor de esfuerzo progresivo".

La operación salió con éxito y Durán ya abandonó ha abandonado ya la Unidad de Cuidados Intensivos y se encuentra ingesado en planta. Su bufete, a cuya cabeza se encuentra ahora su sobrino Miguel Durán Muñoz. La Audiencia Nacional pidió que los forenses determinen si Durán puede sufrir una recaída.

Durán&Durán Abogados consideró "imposible" que otro letrado pueda proporcionar "suficiente defensa" a Pineda, dada la complejidad de la causa y que necesitaría más de tres semanas para leer el extenso sumario y escuchar todas las grabaciones derivadas de los pinchazos telefónicos realizadas por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional.

COMPARTIR: