22 de mayo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El juez del caso Kitchen, por su parte, permité a Luis Bárcenas personarse como acusación particular contra VIllarejo

La CNMV toma medidas para evitar el espionaje y estudia el impacto que tiene en las cuentas del BBVA

Sede de la CNMV en Madrid.
Sede de la CNMV en Madrid.
La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) valora desde el jueves el impacto que puede ocasionar en las cuentas del BBVA el espionaje llevado a cabo, supuestamente, por el excomisario José Manuel Villarejo por encargo de este banco para frenar el intento de asalto de la constructora Sacyr a la entidad. La CNMV estudia sus propios mecanismos de seguridad, así como el posible impacto del escándalo en las cuentas del banco.

La CNMV analiza el presunto espionaje encargado por el BBVA desde una doble perspectiva, la relativa a los riesgos que pueda entrañar para las cuentas de la entidad financiera si se deriva alguna responsabilidad futura y la relacionada con sus mecanismos de seguridad y protección de la información de este organismo.

En el primer ámbito, el organismo que preside Sebastián Albella pone el foco en la responsabilidad patrimonial que pudiese tener el banco y el posible reflejo a futuro en sus cuentas. Respecto a la seguridad de las comunicaciones internas de la CNMV se centra en averiguar ahora si pudiera haber agujeros en la misma, después de publicarse en moncloa.com que el entonces presidente del organismo, Manuel Conthe, y su vicepresidente, Carlos Arenillas, figuraron entre los espiados telefónicamente.

Sebastián Albella, presidente de la CNMV.

"Creemos que no, ha pasado ya algún tiempo y los protocolos y herramientas de ciberseguridad han mejorado mucho, pero hay que analizarlo", indicaron desde la CNMV. Desde el organismo dejaron claro que si de las investigaciones en curso se deriva alguna actuación judicial, colaborará con la Justicia en lo que ésta crea oportuno.

El BBVA reveló que desde junio investiga la contratación de la firma Cenyt, propiedad del encarcelado excomisario José Manuel Villarejo, y ha asegurado que tomará "las medidas internas que procedan" si se acreditan la existencia de irregularidades.

Espionaje a la Moncloa

El diario moncloa.com publicó el jueves que el BBVA de Francisco González utilizó al comisario Villarejo para tener acceso en tiempo real a las llamadas telefónicas que se cruzaron en plena operación de asalto al banco los principales promotores de la maniobra, el entonces presidente de Sacyr, Luis del Rivero, el industrial Juan Abelló y el jefe de la Oficina Económica de José Luis Rodríguez Zapatero, Miguel Sebastián.

También fueron espiadas decenas de personas, empresas e incluso medios de comunicación que habrían tenido una participación secundaria en esa ofensiva. Según consta en la documentación que manejan el citado diario digital, el presunto cerebro de la operación Tándem llegó a facilitar a directivos de BBVA el detalle de hasta 15.000 contactos telefónicos.

Entre otras, el comisario Villarejo habría proporcionado al BBVA el contenido de supuestas conversaciones telefónicas en las que participaron Miguel Sebastián y la entonces vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

Bárcenas podrá ser acusación particular contra Villarejo

El titular del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, aceptó el pasado viernes que el extesorero del PP Luis Bárcenas se persone como acusación particular en la causa que investiga las actividades del comisario jubilado José Manuel Villarejo, al ser víctima de un robo de documentos en el marco de la llamada operación 'Kitchen', según han informado a Europa Press en fuentes jurídicas.

La defensa de Bárcenas solicitó personarse en esta pieza el pasado mes de noviembre, cuando trascendió la existencia de una operación encubierta en la que habría estado involucrado Villarejo y que con fondos reservados del Ministerio del Interior, supuestamente habría costeado que el chófer del extesorero del PP le robase documentación sensible que él conservaba sobre el partido.

El extesorero del PP señaló además que él entregó en su momento al juzgado toda la documentación relevante sobre la financiación del PP que tenía a su disposición, incluyendo los papeles que después se supo que habían sido sustraídos. Dijo que se trataba de anotaciones relativas a la que fue secretaria General del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, y apuntó que o se habían traspapelado, o alguien los había querido ocultar al instructor.

Bárcenas se encuentra actualmente en prisión cumpliendo una condena de 33 años de cárcel por el caso Gürtel. Su mujer, Rosalía Iglesias, fue condenada a 15 años en el mismo procedimiento, pero está en libertad en espera de que el Tribunal Supremo resuelva su recurso contra aquella sentencia.

COMPARTIR: