25 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Los disidentes reclaman una nueva asamblea para hacer "autocrítica" y filtran las conversaciones de los chats privados a los medios de comunicación

El desastre electoral de Ciudadanos en Cantabria aparta a Felisuco de las negociaciones durante los pactos

Félix Álvarez, Felisuco, de Ciudadanos.
Félix Álvarez, Felisuco, de Ciudadanos.
Félix Álvarez, Felisuco, prometió que Ciudadanos obtendría ocho representantes en el ayuntamiento de Santander y en el parlamento regional, pero sólo sacó dos en el primer caso y tres en el segundo. Los afiliados piden responsabilidades y se organizan, mientras algunos candidatos que vinieron de otros partidos como PP y PRC se sienten engañados por no haber salido elegidos al no ir en las primeras posiciones en las listas electorales.

La rebelión ha vuelto a Ciudadanos de Cantabria y Santander, si es que alguna vez había dejado esa comunidad autónoma. El sábado 1 de junio un grupo de siete disidentes de la postura oficial se reunió en la cafetería santanderina El Puente, en la calle del Rubio. Desde ahí comenzaron a llevar ese mismo día sus preguntas y quejas a un canal de whatsapp de esta formación en aquella comunidad autónoma.

Los nuevos problemas han llegado tras la celebración de las Elecciones Autonómicas y Municipales del 26 de mayo, ya que en las Elecciones Generales la formación de Rivera obtuvo un buen resultado con 54.000 votos. Sin embargo, a nivel autonómico obtuvo menos de la mitad, en concreto 25.000, que solo les dio para tres diputados autonómicos en la comunidad y dos concejales en el Ayuntamiento de Santander. El problema es que la Dirección Regional con Félix Álvarez, Felisuco, había prometido ocho diputado y ocho concejales a la Dirección Nacional del partido.

Sin embargo, Francisco Hervías, secretario de Organización de Ciudadanos, manejaba encuestas que situaban al candidato oficial, Felisuco, con una valoración muy por debajo del aprobado, algo que demostraron después los votos. Además, como las promesas eran sacar 8 concejales, la formación naranja fichó para su grupo municipal a un importante exconcejal del PRC, en el número 4 y a otra histórica como Cristina Arienza en el número 5. Como solo han sacado dos concejales los nuevos fichajes se han quedado fuera.

Algo similar ha pasado en las autonómicas para las que ficharon a Alodia Blanco del PRC en el número 5 de la lista y a Esther Merino, exsenadora del PP para el número 7. Ninguna salió tampoco elegida. Estos candidatos se sienten "engañados" no por no salir elegidos, sino porque les dieron garantías de que iban a salir en las votaciones según los datos, falsos, que manejaba la Dirección regional.

José López ya denunció pucherazo en las primarias de Cantabria.

La realidad tiró por tierra las previsiones de Felisuco, que durante una asamblea celebrada en octubre de 2018 dijo que "podemos ganar las elecciones en Cantabria, que podemos tener de 6 a 8 diputados, como poco, en el Parlamento de Cantabria, que podemos tener 8 concejales en el Ayuntamiento de Santander”. Ahora, ya pasadas las elecciones, los disidentes reclaman una asamblea para abordar el “fracaso electoral” del 26 de mayo.

El abogado José López, rival de Felisuco en las primarias, explicó a elcierredigital.com que "el partido no tuvo en cuenta que ser conocido no es lo mismo que reconocido y que Felisuco era el politico peor valorado de Cantabria, conocido pero jamás reconocido". De hecho López ya lo advirtió por carta a José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos, el 5 de diciembre de 2018, en la que decía que "las últimas declaraciones y actuaciones de Félix Álvarez han movido a muchos afiliados a proponerme dar este paso por considerar que su pasado que ha dejado "improntas inolvidables", y sus últimos posicionamientos políticos, nos van a causar graves perjuicios en las próximas elecciones municipales y autonómicas". Por eso, "es normal que la gente esté enfadada", asegura López. También otros cuarenta afiliados firmaron un manifiesto en contra de Felisuco que mandaron a Albert Rivera, siendo ignorados.

Diego Marañón, portavoz de Ciudadanos en las negociaciones de pactos.

Pero ese malestar saltó a los grupos de whatsapp, donde Marcos Gutiérrez, coordinador de Ciudadanos en Santander, protagonizó un enfrentamiento con algunos afiliados sobre la autocrítica de la formación y de ahí la polémica llegó a los diarios regionales. Esas filtraciones no sentaron bien a todo y por eso Gutiérrez ya pidió en el mismo grupo de whatsapp que "se haga uso de este chat como corresponde. ¡Gracias!"

Ahora mismo, Ciudadanos de Cantabria solo es imprescindible en un pacto municipal a tres bandas en Santander -PP, C´s y VOX- donde sus dos concejales son necesarios para que la actual alcaldesa del PP, Gema Igual, revalide su mandato. En el parlamento autonómico sus tres diputados no le alcanzan ni para pactar con el PRC de Revilla ni con el PP. Quizás a  consecuencia de todo ello Félix Álvarez, Felisuco, no está presente en las negociaciones municipales ni autonómicas y la dirección del partido ha encargado las mismas a Diego Marañón, un joven diputado regional del partido de la confianza de Félix Álvarez.

COMPARTIR: