18 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Agentes de la Guardia Civil han detenido a 27 personas de este grupo, 18 de ellas ya se encuentran en prisión

Fin al histórico clan de “Los Pikikis”, famosos por dedicarse al narcotráfico en Jaén

Un miembro de
Un miembro de "Los Pikikis" con un tatuaje del clan / La Sexta
La Guardia Civil ha logrado “la total desarticulación” de esta organización criminal. El grupo se dedicaba a introducir y distribuir partidas de cocaína de gran pureza, hachís y cannabis en la provincia andaluza.

Se les acabó el negocio a “Los Pikikis”, un grupo criminal dedicado a introducir y distribuir partidas de cocaína de alta pureza, hachís y cannabis en la provincia de Jaén. La Guardia Civil ha detenido a 27 personas, de las que 18 de ellas ya están en prisión, logrando así “la total desarticulación” de este clan familiar.

Según ha informado la Benemérita, la operación se inició en septiembre del 2018 cuando se tuvo conocimiento de que un vecino de Torrepogil estaba introduciendo periódicamente partidas de cocaína para suministrar a otros distribuidores.

A partir de aquí comienza una investigación que ha ido transcurriendo durante casi un año y que ha terminado con la detención y puesta a disposición judicial de estas 27 personas como presuntas culpables de los delitos de pertenencia a organización criminal, contra la salud pública-tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas, robo con violencia, blanqueo de capitales y defraudación de fluido eléctrico.

Desarticulada_Los_Pikikis

Los miembros de Fuerzas de Seguridad tras la actuación contra "Los Pikikis"

“Los Pikikis” cuentan con un amplio historial delictivo, tanto por tráfico de drogas, como delitos violentos. Su actividad principal era introducir de forma periódica de estupefacientes, principalmente cocaína de gran pureza, que posteriormente cortaban y adulteraban ellos mismos con el fin de aumentar las cantidades. Gracias a esto se hacían con importantes cantidades económicas, que después blanqueaban mediante la compra venta de inmuebles y vehículos de alta gama.

“Los Pikikis” y “Los Mallarines”

Ambos clanes familiares tenían controlado medio Jaén, ellos se encargaban del narcotráfico en la provincia. Eran rivales por antonomasia, siempre luchando por su territorio durante décadas y, a causa de aquello, han tenido trifulcas muy fuertes en las que se han visto involucrados vecinos de distintas localidades que, ahora ven, como la tranquilidad puede volver.

“Los Mallarines” en el Cerro, “Los Pikikis” en la Zona de la Zambrana y el Madroñal, y “Los Mondongos” (otro grupo) en las Torres de Arrayanes y el Madroñal llevaban muchos años en el negocio de las drogas. Había otros clanes menores, pero esos eran fundamentales. Hasta ese tiroteo mantenían las distancias entre ellos, sin grandes conflictos”, explicaba en 2018 durante una entrevista un agente de la Policía que ha luchado durante años contra esas familias.

Producto de las peleas entre clanes, “Los Pikikis” tuvieron que huir del lugar que tenían controlado en Linares para instalarse en las Eras del Alcázar de Úbeda. En este lugar se hicieron fuertes e implantaron un régimen de terror y amenazas a media ciudad. Tanto la Guardia Civil como la Policía se vieron en la obligación de hacer varias redadas por tráfico de drogas, extorsiones, daños, amenazas, coacciones para cobrar el “impuesto revolucionario”, daños en locales y así como otros tantos delitos.

Uno_de_los_miembros_de_Los_Mallarines

Uno de los miembros del clan "Las Mallarines" en un juzgado

Por su parte, “Los Mallarines” desde el año 2007 tenían su fortín entre el Madroñal, Arrayanes y el Cerro, lugares donde las redadas contra ellos eran habituales. Traficaban en las tres zonas, pero las que les daba más rédito era el Madroñal, situado en el otro extremo de la ciudad de Linares.

El principal punto de venta de droga estaba en las casas de la calle Alberto López Lagarde, en las nuevas viviendas sociales construidas en la barriada de El Cerro para entregarlas a las familias más necesitadas que antes vivían en chabolas que fueron destrozadas por un peligroso temporal en la década de los 90.

Seis años después

En marzo de 2013 “Los Pikikis” sufrieron un duro golpe. Incluso los titulares de aquel entonces escribieron que el clan jienense había caído. En aquella redada La Guardia Civil, la Policía Nacional y la Policía Local detuvieron a un total de 17 personas en Úbeda (Jaén).

En aquel golpe, los grupos policiales se incautaron 19.880 euros en metálico, 108.79 gramos de cocaína, 5,46 gramos de cocaína y 12 bellotas de hachís, además de varios vehículos, joyas, material electrónico y armas.

Lo_incautado_por_la_Guardia_Civil

Objetos incautados en la operación de marzo de 2013

La operación fue tan delicada que tuvieron que intervenir altos mandos policiales, los cuales destacaron “la importancia de las aportaciones de los ciudadanos que, tanto con anterioridad a la explotación de la operación como durante el desarrollo de la misma, han colaborado ofreciendo datos importantes que han permitido a las Fuerzas de Seguridad obtener unos resultados muy efectivos”.

Tan efectivo no fue, ya que durante seis años “Los Pikikis” han seguido operando en la provincia de Jaén, algo que, ahora sí, parece haber terminado.

COMPARTIR: