23 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Mientras, el dueño de la entidad bancaria Juan Carlos Escotet, quiere evitar que la empresa Nueva Pescanova se vincule judicialmente a su antecesora

Problemas en Abanca: El expresidente de Pescanova podría derivarles una responsabilidad civil de 240 millones

El Cierre Digital en
/ Juan Carlos Escotet, banquero hispanovenezolano y presidente de Abanca.
Nueva Pescanova se ha convertido en un quebradero de cabeza para Abanca. A finales del pasado año, la entidad de crédito gallega de Juan Carlos Escotet intentó venderla a la pesquera canadiense Cooke y ha abierto 2024 viendo como la fiscalía acepta la petición del encarcelado Manuel Fernández, expresidente de Pescanova S.A., que quiere derivar su responsabilidad civil a la compañía.

El encarcelamiento del expresidente, Manuel Fernández de Sousa-Faro, que ingresó el pasado año en la prisión de Soto del Real para cumplir una pena de seis años de cárcel por un delito continuado de falsedad en las cuentas de la compañía y otro de falsedad en información económica y financiera, parecía poner el punto y final para la quebrada Pescanova S.A.

Esta pesquera se fue a la lona en 2008 con una deuda superior a los 1.500 millones. Deuda que fue ocultada a sus inversores, que ahora quieren cobrar de Fernández de Sousa-Faro y han visto cómo este intenta derivar su responsabilidad civil, que rondaría un mínimo de 240 millones, a la actual Nueva Pescanova, que se quedó con los activos de Pescanova S.A. tras la capitalización de la deuda que hizo la banca para evitar la extinción de la empresa. 

Decepción en Abanca 

En 2015 se produjo esta operación y en 2020 Abanca tomó el control total de la compañía con el ánimo de reflotarla y venderla, pero el pasado otoño la venta de Nueva Pescanova encalló a la pesquera canadiense Cooke (que vio algunas sombras en la compañía con sede en el municipio pontevedrés de Redondela). 

abanca

Abanca.

El fiscal ahora establece en su informe que "habrá de exigirse a Nueva Pescanova SL que cumpla su compromiso de pago de la responsabilidad civil de Pescanova SA" y "acuerde lo necesario para que la entidad Nueva Pescanova SL cumpla con su obligación de pago".

Nueva Pescanova, atónita ante el movimiento del fiscal, afirma que "no ha sido mencionado en la sentencia ni en ningún convenio o contrato como consecuencia de la condena impuesta a la vieja Pescanova".

Pavor

El banquero venezolano Juan Carlos Escotet, propietario del banco venezolano Banesco, de la entidad de crédito gallega Abanca, poseedor de una fortuna que ronda los 4.000 millones de euros y de un 0,34% de Nueva Pescanova, no quiere oír hablar de Pescanova S.A.

Esta 'vieja' Pescanova, que sumó unas perdidas de 653.000 euros en 2023, quiere sortear la responsabilidad civil mientras Nueva Pescanova intenta mejorar su imagen pese a escándalos como el protagonizado por uno de sus directivos, que fue recientemente despedido de forma procedente tras haber pasado kilometraje superior a 30.000 kilómetros entre los meses de mayo de 2021 y enero de 2022. 

En total, la factura en gasolina durante esos ocho meses ascendió a 3.736 euros y supuso uno de los motivos del despido dictaminado por Escotet, que vio con pesar como Nueva Pescanova perdía 53 millones de euros en el ejercicio 2022-23. 

Nuevos tiempos para Nueva Pescanova

Nueva Pescanova estrenó el pasado año consejero delegado, Jorge Escudero, que según la empresa se une "al equipo de la multinacional pesquera para liderar y potenciar el crecimiento de la compañía e incrementar su rentabilidad. El nuevo CEO ha desarrollado una sólida carrera profesional en el mundo de gran consumo y posee una amplia trayectoria internacional". 

"En las compañías en las que ha ejercido cargos de dirección, Jorge Escudero ha destacado por su visión estratégica, orientada a resultados, que combina con un estilo cercano y un liderazgo inclusivo, muy enfocado en el desarrollo de las personas. Ha gestionado grandes y cualificados equipos, dotándoles de una visión y objetivos muy claros", añadían.

La incorporación del ex de Coca Cola llegó en un momento delicado para la empresa, que al 97% está en manos de Abanca, que asegura que desde 2015 han realizado "un considerable esfuerzo para salvaguardar la viabilidad de la compañía y mantener a la matriz y a sus filiales integradas, y a su vez conservar su sede en Galicia. El acuerdo que hemos alcanzado permite cumplir nuestra hoja de ruta e integrar Nueva Pescanova en una de las principales compañías familiares de proteína marina del mundo". 

ERE para cerrar 2023

Nueva Pescanova sigue en problemas. La principal compañía pesquera de España, y quinta de Europa, anunció a final de año un nuevo ERE que afectará a alrededor de 100 de los 10.000 trabajadores que componen su numerosa plantilla. 

Pescanova. 

"El objetivo de la compañía es adaptarse a un entorno global desafiante y asegurar la sostenibilidad de la empresa a largo plazo. Se han explorado odas las alternativas posibles y tomado medidas para minimizar el impacto en sus equipos", señalaron desde la empresa con sede en la pontevedresa localidad de Redondela. 

Nueva Pescanova afirmó que resulta "imprescindible optimizar su estructura para adaptarla a un mercado que atraviesa un momento muy difícil. Nueva Pescanova busca, con estos ajustes, mejorar su posicionamiento en el mercado y mantener la excelencia en sus servicios y productos". 

El comité de empresa mostró su desacuerdo hacia la medida al considerar "que hay suficientes mimbres para llegar a un punto de encuentro. Le solicitamos que suspendan cautelarmente la medida comunicada para ponernos a trabajar en soluciones para sobrepasar estas dificultades con responsabilidad y en beneficio de todo". 

COMPARTIR: