16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La joven ha sido condenada a más de dos años de prisión por hacerle un corte en la mejilla a su exnovio, que tenía una orden de alejamiento

Loredana Istodor entra este viernes en la cárcel por defenderse de su expareja: "Parece que te tienes que dejar pegar"

Exclusiva
Loredana Cristina Istodor, víctima de violencia de género y condenada a prisión –con sentencia emitida en el Juzgado de lo Penal Nº2 de Móstoles– entrará en prisión este mismo viernes por hacerle un corte en la mejilla a su expareja actuando en defensa propia. El abogado de la penada de 23 años, Jacobo Teijelo, asegura a elcierredigital.com que la sentencia dictada por el juez favorece al agresor, que ya había sido condenado por violencia de género contra otras mujeres.

"Empezamos a salir en marzo de 2017 y duramos siete meses. El 2 de septiembre del mismo año lo dejamos porque se dieron los primeros hechos: me dio una paliza en mi propia casa con mi madre presente en la vivienda". Así comenzó la pesadilla de Loredana Cristina Istodor, víctima de violencia de género y condenada a prisión –con sentencia emitida en el Juzgado de lo Penal Nº2 de Móstoles–, con ingreso este mismo viernes por defenderse del ataque de su exnovio.

Según ha conocido elcierredigital.com, la joven de 23 años residente en Madrid denunció a su expareja ese 2 de septiembre de 2017, dictándose una orden de alejamiento contra él. Tal y como relata Loredana, unos días después, concretamente el 8 de septiembre, "yo iba andando sola por la calle a casa de una amiga y me lo encontré. Me dijo que si podíamos hablar las cosas y nos metimos en uno de los callejones de la calle Toledo con un amigo suyo que estaba con él. Me pidió perdón por todo lo ocurrido y yo decidí volver a mi casa. Me dio una patada, me caí al suelo y él empezó a pegarme. Yo agarré un cristal del suelo para que no se me acercara. Se me avalanzó encima y le corté la mejilla, que empezó a sangrar".

Después de estos hechos ambos jóvenes acudieron a la policía. "Tuvimos un juicio rápido en el que ninguno testificó", asegura Loredana. "Al llegar el juicio del 2 de septiembre yo quité la denuncia porque pensé que así se acabaría todo más rápido, pero a la semana me llegó una carta de que él me había vuelto a denunciar por los hechos del 8 de septiembre". En ese momento el caso de la joven queda archivado, según ha confirmado a este diario su abogado, Jacobo Teijelo.

En el mes de noviembre, el exnovio de Loredana vuelve a contactar con ella, con palabras amenazantes hacia ella y una amiga suya: "'No os quiero ni ver... si os veo os mato... me importa lo mismo pagar cárcel por una que por dos', me decía". Por estos hechos el varón fue condenado once meses. "Él ya tenía otra denuncia por otra chica a la que había pegado. El juez solo se centró en los hechos del 8 de septiembre, poniéndome a mí como sentencia tres años y nueve meses y 10.000 euros. Luego recurrimos y me bajaron a dos años y nueve meses y 8.000 euros", explica.

"Hemos pedido el indulto y la suspensión de la condena, pero la chica se encuentra en la posibilidad de entrar en prisión este viernes", expone a elcierredigital.com el abogado de Loredana, Jacobo Teijelo. "Los motivos de estas peticiones no son que ella sea una buena chica, sino que existe la peculiaridad de que el juez en la sentencia deja un par de aspectos extraños: destaca como detalle clave que hace años él mismo tuvo un problema porque acosó sexualmente a una forense del juzgado", explica Teijelo.

"Lo que se da a entender con la sentencia es que te tienes que dejar pegar".

El abogado asegura que el de Loredana es un caso "muy particular": "La chica tenía una orden de alejamiento y los policías aseguraron que estaba comunicada debidamente. Ella le denunció en su momento pero el juez le dijo que como no notificó lesiones de parte médico, no es válido. No ha tenido en cuenta la denuncia de ella".

Loredana está condenada por un delito de lesiones con un objeto peligroso, "pero el juez no le aplicado la pena mínima, que implicaría la suspensión de la condena automáticamente, ni ha tenido en cuenta la legítima defensa de ella", apunta Teijelo. "Ahora estamos esperando a la ejecución de sentencia del juez de ejecutorias, que decidirá si la suspende o no mientras se tramita el indulto", concluye.

"Si esto no se soluciona, mañana tendría que entrar en prisión", comentaba la joven a este medio por teléfono en la tarde de este jueves 14 de octubre. "Tienen hasta las tres de la tarde de mañana para decirme si aceptan la cancelación del ingreso a prisión, sino tengo que entrar voluntariamente", lamenta. "Lo que se da a entender con mi sentencia es que te tienes que dejar pegar. Yo no me arrepiento de nada de lo que he hecho porque solo levanté la mano para defenderme. Si tengo que entrar en prisión para que revisen mi caso y las mujeres no tengamos miedo a denunciar por violencia de género, que así sea", reflexiona segura.

COMPARTIR: