13 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Mientras que firman acuerdos con el PSOE, detienen a un candidato a concejal por pederastia en Villena (Alicante)

El mercadeo persa de Ciudadanos: Albert Rivera obliga a pactar con los socialistas en toda Castilla-La Mancha

A la izquierda Casañ y a la derecha Saez, futuros alcaldes de Albacete.
A la izquierda Casañ y a la derecha Saez, futuros alcaldes de Albacete.
Las elecciones autonómicas y municipales del pasado 26 de mayo han dejado mayorías simples que son insuficientes para gobernar con futuro grandes municipios como Madrid o ciudades como Albacete, Guadalajara o Ciudad Real. En Castilla-La Mancha el discurso de Ciudadanos se acerca al PSOE y pactaron con ellos, mientras en Murcia apoyan al PP y en Madrid le hacen "ojitos" al Ayuntamiento. En la formación de Albert Rivera parece que todo vale con tal de tener un sillón.

El pacto en Castilla-La Mancha es vergonzoso. Lo que vale para Ciudadanos en Madrid, Murcia o Andalucía, no vale para Albacete, Ciudad Real o Guadalajara, es decir, para Castilla-La Mancha, considerada por la formación naranja una comunidad autónoma de segundas, frente a Madrid, que juega en la Champion League de la gobernabilidad.

El partido de Albert Rivera no ha tenido reparos y ha llegado a acuerdos durante todo el jueves en las principales localidades de Castilla-La Mancha para gobernar con los socialistas a quienes apoyará durante toda la legislatura en Guadalajara, a cambio de repartirse la tarta con el PSOE en Albacete y Ciudad Real, dos años tú, otra media legislatura, yo.

Gracias a esta maniobra, Manuel Serrano, del PP, perderá la alcaldía de Albacete, a pesar de que empató con Emilio Sáez, del PSOE. Nueve concejales tuvieron cada uno. Sin embargo, gracias a los acuerdos podrá ser alcalde, eso sí solo dos años, Vicente Casañ, que con solo seis concejales no esperaba sacar tanto rendimiento a los pobres resultados y ser alcalde durante media legislatura. Está por ver quien se sentará primero en el sillón del primer edil, si PSOE o Ciudadanos, aunque parece que el primer alcalde será Casañ, el que menos votos tuvo.

En Albacete los votantes descontentos han tapado el cártel que señala la sede de Ciudadanos.

En el caso de Ciudad Real, la socialista Pilar Zamora fue la fuerza más votada obteniendo 10 concejales por los 9 del Partido Popular de Francisco Cañizares. Ahora, la suma entre socialistas y Cs permite una mayoría que facilitará dos años de alcaldía para Zamora y otros dos años para Eva María Masías, de Ciudadanos.

Luna de miel en Guadalajara

Como consecuencia de esta improvisada luna de miel entre derechas e izquierdas, el socialista Alberto Rojo será el alcalde durante la próxima legislatura en Guadalajara, la segunda ciudad más importante de Castilla-La Mancha. En Toledo los socialistas gobernarán en solitario gracias a las doce concejalías obtenidas.

Además, los acuerdos implican llegar a la gobernabilidad en aquellas localidades donde ambos partidos suman mayoría absoluta. Tres pueblos de Albacete y otros cinco de Ciudad Real en total. En Toledo le arrebatarán la alcaldía al PP en localidades importantes como Ocaña, Corral de Almaguer o Fuensalida.

Sin embargo, en Murcia, unos kilómetros más allá de Castilla-La Mancha, Ciudadanos y el PP se han puesto de acuerdo para investir como presidente de Murcia al candidato popular, Fernando López Miras. El PP obtuvo 16 diputados autonómicos en las elecciones del 26 de mayo y Ciudadanos sólo seis. Aquí no hay líneas rojas a VOX, ya que necesitan al menos el voto de uno  de sus diputados para poder gobernar Murcia.

Pero lo que vale para la formación de Albert Rivera en Andalucía o en Murcia no vale en ningún lugar de Castilla-La Mancha. En Madrid tampoco pinta bien para la formación de Albert Rivera, que ya ha recibido el no del PP a gobernar a medias el Ayuntamiento de la capital.

Detenido por pederastia en Alicante

Mientras los negociadores de Ciudadanos y el PSOE se esmeraban en firmar pactos, la Guardia Civil hacía su trabajo y detenía a Francisco Gabarre, candidato de la formación naranja en Villena, por ofrecer 500 euros a niñas a cambio de imágenes de contenido sexual. Ciudadanos lo suspendió cautelarmente de militancia.

Francisco Gabarre, de Ciudadanos de Villena.

Los agentes de la Benemérita han identificado a 10 víctimas en Alicante, Valencia y Sevilla. El candidato de Villena también intentó concertar citas personales con las menores con el objetivo de tener relaciones sexuales con ellas, pero fue detenido antes de que se produjeran. Ciudadanos negó durante todo el jueves que se tratase de un concejal electo, ya que solo han logrado dos concejales en Villena y en el Boletín Oficial de Alicante aparece en el número 5 de la lista de las últimas elecciones municipales.

Actualmente, Gabarre se encuentra en libertad con cargos, a la espera de que se termine la investigación, acusado de los delitos de corrupción de menores y contra la intimidad y la propia imagen.

COMPARTIR: