25 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

En España la iglesia creada por Ron Howard cuenta con 11.000 fieles y fue inscrita como organización en el año 2007 tras varias negativas registrales

La religión de la Cienciología en el punto de mira tras asegurar la nuera de Plácido Domingo que el tenor pagó dos millones dólares para ver a sus nietas

Tomo Cruise inaugurando la sede de la Cienciología en Madrid.
Tomo Cruise inaugurando la sede de la Cienciología en Madrid.
Las explosivas declaraciones de una ex nuera de Plácido Domingo y ex miembro de la Cienciología sobre las formas de actuar de esta peculiar religión han vuelto a ponerla en el punto de mira. Los comportamientos sectarios y las denuncias rodean a esta iglesia ilegalizada en los países de nuestro entorno pero inscrita como religión en España en 2007. En nuestro país se hizo popular por Tom Cruise que inauguró su flamante sede madrileña cuando salía con Penélope Cruz.

La Iglesias de la Cienciología vuelve a estar el punto de mira. En esta ocasión han sido unas reveladores declaraciones de la ex nuera del barítono español Plácido Domingo. Sam Domingo relata al diario británico The Daily Mail que conoció al que sería su segundo marido, Plácido Domingo Jr., dentro de los muros del Centro de Celebridades de Cienciología en Gran Bretaña. Sam, ya había estado casado con otro miembro de esta peculiar religión e incluso llegó a quedarse embarazada. Como la comunidad no lo aceptaba Sam tuvo que abortar.

Las reglas de la iglesia creada por L. Ron Hubbard en los años cincuenta son especialmente estrictas respecto a los contactos con el exterior. Por ese motivo el barítono español tuvo que pagar dos millones de dólares para poder ver a su hijo y sus tres nietas que nacieron de la relación de Sam y Domingo Jr. y se educaron como sus padres en la Cienciología.

En 2008 el matrimonio se rompió y Plácido Domingo ayudó a su hijo a salir de la Iglesia de al Cienciología. Años después también Sam y sus tres hijas se apartaron de estas creencias.

Tom Cruise y la Cienciología 

No es la primera vez que la Cienciología provoca una ruptura en una familia de celebrities Ya en 2001 se especuló con el que misterioso divorcio entre Tom Cruise, máxima imagen mundial de la iglesia, y Nicole Kidman tuvo que ver con que el actor quería educar a los dos hijos del matrimonio (Isabella y Connor) en esta fe mientras que la australiana quería que fueran católicos como ella.

Iglesia de la Ciencilogía en Madrid. 

No sería la última vez que la vida privada del famoso actor chocaba con sus creencias. Katie Holmes, su tercera y hasta hora última esposa, en 2012 anunció que el motivo de su divorcio era que su marido quería educar a su hija Surie en la Cienciología.

El actor estadounidense es la figura más popular y que más ha hecho por promocionar esta religión a nivel mundial. Según la prensa amarilla de su país el actor ingresó en la religión para curar su homosexualidad, algo que, según, esta creencia es posible. Al actor norteamericano también se le debe en parte la expansión de la Cienciología en España. En septiembre de 2004 el protagonista de Misión Imposible inauguraba la flamante sede de la religión en Madrid en la calle Santa Catalina, nº 7, en pleno Barrio de las Letras de la capital de España, casi en frente del Congreso de los Diputados.

En esos momentos Tom estaba muy vinculado a España por su relación con Penélope Cruz. Su historia había empezado tres años antes cuando rodaban Vanilla Sky, un poco afortunado remake de Abre los ojos de Alejandro Amenábar. Ironías de la vida mientras esta relación su fraguaba, la todavía mujer de Tom, cuyo matrimonio ya estaba debilitado por la Cienciología, rodaba en nuestro país la cinta de terror Los otros, precisamente a las órdenes de Amenábar.

"Todo lo que he conseguido en la vida, como hombre, padre y artista, ha sido gracias a la Cienciología", soltó el actor en la inauguración madrileña y tiró de una cuerda para que estallase el confeti. Todo muy hollywoodiense. Al acto no acudió Penélope Cruz, que solo unas semanas después confesó haber roto su relación con el astro americano. Si lo hizo su todavía cuñada Mónica Cruz y la veterana actriz María Luisa Merlo. Ambas artistas se declaran “simpatizantes” pero no miembros de esta polémica religión.

La Cienciología en España 

El origen de la Ciencilogía en suelo patrio, hay que buscarlo a principios de los años ochenta cuando de manera tímida se introdujeron en España. Sin embargo, su estatus legal era extraño. Tanto que, en noviembre de 1988, fueron detenidos sus líderes internacionales en Madrid donde acudieron a celebrar un congreso en el hotel Meliá Castilla. Hubo 71 detenidos de 14 nacionalidades diferentes. Finalmente se acusó a cinco de estafa, falsificación de documentos, fraudes fiscales y monetarios, coacciones, acciones contra la libertad y la seguridad en el trabajo y contra la salud pública.

La actriz María Luisa Merlo se declara simpatizante de esta religión. 

La inscripción de la Iglesia Internacional de la Cienciología, que contaba en España con unos 200 adeptos, en el registro de entidades religiosas de Justicia había sido denegada en dos ocasiones, según sendas resoluciones de la Dirección General de Asuntos Religiosos.

Sin embargo, frente a otros países europeos, la legislación en materia de religiones es sumamente laxa. La libertad religiosa que se instauró a partir de 1978, aunque durante el franquismo se abrió para algunas confesiones, hizo que muchas sectas y religiones de nuevo cuño se instalaran en nuestro país. Así se explica, por ejemplo, el éxito y el amparo legal de la Iglesia Palamariana (Palmar de Troya).

En países de nuestro entorno esta religión es considerada secta. Alemania nunca la admitió en su registro de religiones. En Francia fue legal durante años, pero no sin polémica. En 2009 fueron condenados a pagar una multa de 600.000 euros tras las denuncias de seis exmiembros que los acusaban de haberles arruinado. Cuatro años más tarde se ilegalizaba la religión en el país galo. En nuestro país es considerada religión desde 2007, aunque no sin polémica. Tiene alrededor de 11.000 fieles y no recibe ayudas del Estado porque no cuenta con el suficiente arraigo como para llegar a acuerdos con él como ocurre con católicos, protestantes, judíos y musulmanes.

A finales de 2001 una cámara oculta de Antena 3 desvelaba el peculiar test al que se somete a las personas que quieren ser miembros de la religión. Preguntas comos “¿eres o has sido comunista?” formaban parte del cuestionario. También se registró en el reportaje pruebas como mantenerse con los ojos cerrados durante minutos y mirar fijamente a una persona (en el reportaje era una niña) sin parpadear. Acciones mecánicas con el objetivo de doblegar las reacciones críticas de las personas. En el citado trabajo de la cadena privada también se entrevistaban con un famoso miembro de la Cienciología en España. C.C., que en esos momentos era un reconocido actor juvenil en España.

Una religión sin Dios

Los orígenes de al Cienciología hay que buscarlos en los primeros años cincuenta y en la personalidad de su creador, L. Ron Hubbard. Poco se sabe de este polémico neo-mesías. Nacido en 1911 en Nebraska, fue autor de varios libros de ficción en los años 30, novelas pulp que nunca alcanzaron la calidad literaria de otros coetáneos. En muchos de sus relatos puede buscarse parte de los dogmas de fe de esta religión. Una fe con mesías, Hubbard, pero sin Dios como tal.

L: Ron Hubbard, fundador de la Iglesia acusada de secta. 

Sí que alude, como todas las creencias, al alma y el espíritu. Según su credo, el espíritu del ser humano (Thetan) sufre una serie de enfermedades mentales que impiden la felicidad. La Cienciología busca sanar estas enfermedades. Otras versiones aseguran que detrás de todo hay una explicación vinculada a los extraterrestres. Los actuales líderes de la religión/ secta lo niegan, de la misma forma que no ponen luz sobre las relaciones familiares del fundador (en especial sobre el extraño suicidio de su hijo Quentin en 1976) y sobre los contactos de Hubbard con el ocultismo y la gran figura de este fenómeno, el oscuro Alester Crownly. Misterios que rodean a una religión, por el momento, reconocida en España.

COMPARTIR: