27 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sector turismo pidió recientemente un "Plan Marshal" porque las medidas solo implicaban restricciones y ninguna ayuda

Bocata y Cubata: Creatividad para sobrevivir a las medidas del Gobierno contra el ocío nocturno

Varios bares tiran de promociones especielaes
Varios bares tiran de promociones especielaes
La hostelería generó solo el año pasado 123.612 millones de euros; los 1,7 millones de trabajadores del sector han logrado producir casi el 7% del PIB español. En medio de las medidas aprobadas por el Gobierno y comunidades contra la expansión del COVID-19 y las nulas medidas de apoyo al sector, la hostelería se reinventa con excéntricas propuestas como el bocata-gin tonic o las ofertas de terraza.

Conforme avanzan los días, el sector de la hostelería registra cierre tras cierre. Aunque no existen datos oficiales, las federaciones de hostelería apuntan a una clausura masiva de establecimientos en toda España si la situación no mejora en breve.

No obstante, las limitaciones por parte de las autoridades políticas continúan y muchos empresarios han tenido que idear planes para subsistir frente a las condiciones adversas.

Las últimas medidas supusieron el cierre de las pocas discotecas y bares nocturnos que habían reabierto sus puertas. Miguel Angel, es empresario del sector y se mantiene crítico ante las medidas del gobierno, ya que recuerda que “la mayoría de los bares de copas y discotecas, ni siquiera ha abierto”.

“Lo que pareciera es que recurrentemente hace falta que la responsabilidad sea de alguien. Primero los jóvenes, luego las reuniones, ahora es culpa de la hostelería y así van, la culpa siempre es del ciudadano, pero nadie habla de la incompetencia de los administradores políticos”, asegura el hostelero.

De la misma opinión es Iván Cuenca, trabajador del sector que explica que muchos negocios de copas y comida “ni siquiera se han reincorporado”. Para el camarero, “seguir limitando un sector que ya cumple varias restricciones y que en muchos casos ni llegó a reincorporarse es destrozar lo poco que queda”.

Terraza en Alicante.

No obstante, las medidas de limitación han sido unánimes en la reunión mantenida por el Ministro de Sanidad, Salvador Illa y los representantes de las 17 comunidades autónomas. Entre las medidas estrella: la prohibición de fumar en espacios abiertos sin distancia y el cierre de discotecas y bares.

Las primeras no han tenido otra opción, desde hace una semana no permanecen discotecas abiertas en España, al menos, legalmente. No obstante, las normativas aprobadas por algunas regiones han permitido que varias empresas busquen métodos creativos para mantenerse a flote.

Andalucía: mantenerse a punta de bocatas

Durante esta “nueva, nueva normalidad”, los bates de copas tendrían que haber cerrado. No obstante, la legislación andaluza tiene un pequeño vacío legal. Según reporta El Español, varios establecimientos de la comunidad han mantenido sus puertas abiertas con una innovadora modalidad: el Gin-Tonica más Bocata.

La normativa de la comunidad obliga a cerrar los “establecimientos con música que no sirvan comida”. No obstante, la legislación de la comunidad permite en la mayoría de los casos música en los establecimientos hosteleros, por lo que, en cierto sentido, los bares de copas son establecimientos hosteleros.

Este tipo de “licencias especiales” se repite en varios lugares de España, en Madrid, por ejemplo, Daniel Rodríguez trabaja en un bar con Licencia Especial, es decir, que puede abrir desde las 12 de la tarde y puede servir comida, siempre que esta sea elaborada en un obrador y no una cocina.

La conclusión de varios hosteleros ha sido apuntarse al negocio de la comida y ya que conseguir proveedores no esta fácil en los tiempos que corren, muchos optan por algo muy español, bocatas de todo tipo con rellenos preelaborados.

La práctica puede ser o no cuestionable según el punto de vista de quien se mire, pero fuentes jurídicas apuntan a que no se trata de una ilegalidad. La regulación del sector corre acosta de los ayuntamientos, por los que dependerá de ellos la posibilidad de que esta práctica se tolere o no.

Terrazas para todos

Decenas de locales de Madrid están aprovechando las nuevas ordenanzas impulsadas por el consistorio que dirige Martínez Almeida, así como medidas asumidas por la Comunidad de Madrid con las que se busca “dar impulso” a uno de los sectores más golpeados de la economía española.

Plaza Mayor de Madrid

Fuentes del consistorio explican que se trata de medidas tomadas por la Comisión de Terrazas de Hostelería y Restauración del Ayuntamiento de Madrid. En principio, este nuevo reglamento esta dirigido a las 5.323 terrazas de la capital. No obstante, en el sector se habla de una “flexibilización sin precedentes” de las terrazas.

Según informan desde el ayuntamiento, el objetivo es “no erosionar los intereses de otros sectores, no interferir en la circulación de los viandantes y dar a la vez cumplimiento a la normativa en materia de accesibilidad universal”. No obstante, las medidas han sido parcialmente rechazadas por los grupos municipales de PSOE y Más Madrid. 

La medida estrella es la extensión de las terrazas, que podrán ocupar "toda la fachada del edificio en el que se encuentren y de sus edificios colindantes respetando siempre los establecimientos comerciales”, según reza el escrito del consistorio.

Fuentes del sector consultadas por este medio indican que el ayuntamiento de Madrid está analizando decenas de solicitudes nuevas para la instalación de terrazas por parte de establecimientos que antes no tenían. Lilian es propietaria de un restaurante en el distrito de Chamberí, en el centro de Madrid, explica que actualmente el consistorio esta analizando un nuevo proyecto de terrazas, pero que esta casi aprobado.

Hemos estado negociando con los representantes del municipio y nos van a permitir habilitar una terraza en lo que ahora son puestos de aparcamiento”, comenta Lilian.

Alfredo Montenegro, quien trabaja como relaciones públicas del sector desde hace 5 años se aventura a comentar que podría tratarse de un plan del consistorio para progresivamente cerrar el tráfico en las zonas del centro de Madrid. “Si hay un momento para que el ayuntamiento acelere medidas de restricción hacia los vehículos, es ahora que podría justificarse con medidas que alivien el sector hostelero.

En un escrito publicado por el Área Delegada de Coordinación Territorial, Transparencia y Participación Ciudadana se asegura que “en todo momento, se ha buscado flexibilizar las restricciones previas para contribuir a la reactivación de la economía de la ciudad sin menoscabar los derechos de los comerciantes y vecinos”.

COMPARTIR: