16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Lidia Bedman asegura en su LindkedIn ocupar este cargo, pero su nombre no figura en los registros oficiales según ha comprobado elcierredigital.com

La mujer de Santiago Abascal inventa su perfil: Asegura ser 'asistente local' de la vicepresidencia del Parlamento Europeo sin serlo

Exclusiva
Lidia Bedman, mujer del líder de VOX Santiago Abascal, coloca en su perfil de Linkedin un cargo en el Parlamento Europeo que no ostenta según las investigaciones de elcierredigital.com. Pero además de influencer, la joven alicantina aparenta ser desde junio de 2012, según su perfil, asistente local de la vicepresidencia del Parlamento Europeo. Elcierredigital.com ha consultado los registros oficiales y el nombre de Lidia Bedman no figura asociado a este cargo ni a ningún otro. 

El éxito que Lidia Bedman cosecha en Instagram es innegable. La reconocida influencer, mujer del líder de VOX Santiago Abascal, acumula en la red social 228.000 seguidores, una cifra nada baladí que le ha valido colaboraciones con algunas de las marcas más prestigiosas. 

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad San Pablo CEU de Elche (Alicante), Bedman completó su educación superior con un Máster en Dirección Comercial y Marketing y un postgrado de Comunicación de Moda y Belleza de las revistas Yo Dona y Telva. Una carrera orientada al mundo de la moda, su vocación, que contrasta frontalmente con otro de los hitos reseñados en su currículum. Y es que Lidia Bedman, además de influencer es, según su perfil de LinkedInasistente local de la vicepresidencia del Parlamento Europeo desde junio de 2012. 

Perfil de LinkedIn de Lidia Bedman. 

Los asistentes locales son, según explican desde la propia institución, "personas físicas que han firmado contratos de trabajo con diputados para asistirles en los Estados miembros donde han sido elegidos. Estos contratos se rigen por la legislación nacional del Estado miembro".

Elcierredigital.com ha consultado los registros oficiales y el nombre de Lidia Bedman no figura asociado a este cargo ni a ningún otro. 

No obstante, cabe señalar que los personajes públicos son a menudo víctimas de suplantaciones de identidad y este podría ser el caso de la mujer de Abascal, cuyo perfil de LinkedIn podría haber sido creado por terceros. Por ello, elcierredigital.com se ha puesto en contacto con Lidia Bedman pero no ha recibido respuesta. 

Su relación con Santiago Abascal 

Lidia Bedman y Santiago Abascal se conocieron en las elecciones autonómicas de 2015 cuando la joven pidió entrar en las listas de VOX a la Asamblea de Madrid, una ciudad donde vive desde hace ya una década. Por aquella época, meses antes a las elecciones de mayo, empezaron una relación que en un principio mantuvieron en secreto hasta que decidieron darle naturalidad al asunto.

Lidia y Santiago se casaron en junio de 2017 después de tres años de relación. La ceremonia matrimonial fue prácticamente retransmitida por la influencer a través de sus redes sociales. Esta curiosa celebración eclesial de la boda tuvo lugar en la Iglesia en la Parroquia de San Vicente Ferrer, en la localidad alicantina de San Vicente del Raspeig. El párroco que los casó era amigo de la familia Abascal, ya que compartió internado con un tío de Santiago en los años 70 en Orduña (Vizcaya). Para su vestido de novia, Lidia eligió un diseño de José María Peiró. 

Ambos son padres de Jimena, de cuatro años, y de Santi, de dos años de edad. Para él es su segundo matrimonio. En 2002 se casó por lo civil a pesar de declararse católico convencido, y de esta primera unión nacieron dos hijos. La relación acabó con un complicado divorcio en 2010. 

A pesar de defender los ideales cristianos, Abascal no considera que su divorcio sea una contradicción. Al ser interrogado sobre el asunto por el periódico El Mundo lanzaba balones fuera: “Esos conflictos se los plantean los progres y la izquierda, no nosotros. Todo el mundo desea que su proyecto familiar no se trunque pero a veces no se tiene suerte. Sigo siendo defensor de la familia, y si alguien me critica por eso, me importa un bledo”.

Entre sus líneas políticas destaca la inquina que tiene su formación contra el matrimonio gay y cualquier unión que no sea la de la 'familia tradicional'. Lo de casarse y descasarse no influye para que juzgue la vida de otros con toda la severidad del mundo. Al fin y al cabo, eso son pecados veniales y no mortales como los otros. Y si se cometen con una influencer mejor que mejor. No en vano, Lidia Bedman ha conseguido que la ultraderecha sea ya tendencia. 

COMPARTIR: