25 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este viernes protestan contra la "nefasta" gestión de su propietario, un fondo de inversiones, que quiere abaratar los costes de la enseñanza

Manifestación de profesores y alumnos contra los recortes en la Universidad Europea de Madrid

Los docentes de la Universidad Europea de Madrid protestan por los recortes de personal que anunció la Universidad el pasado diciembre. Tras unas negociaciones no fructíferas, no descartan la convocatoria de una huelga indefinida a principios de febrero. Este viernes, docentes y alumnado se manifiestan a las puertas del campus de Villaviciosa de Odón para impedir el ERE de 275 trabajadores y protestar por el descenso de la calidad de la enseñanza del centro educativo.

Los alumnos y profesores de la Universidad Europea de Madrid (UEM) han convocado una manifestación este viernes para mostrar su desacuerdo respecto a los recortes de personal del centro de enseñanza. La manifestación será el 29 de enero a las 12 del mediodía en la calle Tajo, en el municipio de Villaviciosa de Odón, a las puertas del Campus de la UIniversidad.

La protesta se ha convocado para mostrar el rechazo al ERE que el equipo directivo de la universidad anunció antes de las vacaciones de Navidad. Con el ERE se despedirían a 257 trabajadores —un 12% de la plantilla— lo que supondría el mayor despido de personal docente universitario de la historia reciente.

La noticia de los despidos fue justificada por la propia Universidad por supuestos problemas de solvencia y por la necesidad de la conversión digital de la enseñanza a causa de la pandemia de la COVID-19. Sin embargo, en el ejercicio de 2018/2019 la UEM declaró 50 millones de euros de beneficio y aumentó el precio de la matrícula para el curso académico actual a sus alumnos.

El personal docente asegura que detrás de esta estrategia se encuentra el fondo de inversión londinense Permira, que compró la universidad en 2018 y necesita “bajar costes y subir ingresos”. Fuentes de la universidad indican que ahora se imparten 12 horas menos de clase a la semana, las cuales han sido sustituidas por contenidos online y que además, el número de alumnos en las aulas se ha incrementado. Esto se traduce en una “renuncia de la calidad” de la enseñanza según los propios profesores.

El pasado 25 de enero el Comité de Empresa de la UEM y los representantes del centro educativo se reunieron para discutir sobre la propuesta del ERE. Sin embargo, los alumnos y profesores no descartan una “huelga indefinida” para la primera quincena de febrero. Los sindicatos de trabajadores apoyaron al personal docente. UGT exigió “la retirada” del ERE por ser “injusto, inmoral y muy desproporcionado”.

Alumnos en clase en la Universidad Europea de Madrid

Enrique Corrales, presidente del Comité de Empresa y miembro del sindicato Unión Sindical Obrera (USO) asegura para el diario Confilegal que “el error de fondo ha sido confiar en un director general como Miguel Carmelo”. Valora que “la estrategia de Carmelo tiene una cortedad de miras evidente. Supone una depreciación clara de la calidad docente”.

La noticia del ERE se ha comunicado días después de que el ministro de Universidades Manuel Castells anunciase la intención de actualizar los requisitos que deben cumplir los centros educativos para ser considerados universidades. Gracias a esta posible actualización, los centros educativos tendrían que destinar un 5% del presupuesto a programas de investigación, algo que no se cumple, especialmente en las universidades privadas españolas. El anuncio de esta medida no hizo más que adelantar el proceso de obtención de beneficios del fondo de inversión, que necesita sacar el máximo partido de la compra de la UEM para obtener importantes ingresos finales.

COMPARTIR: