29 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Doscientos perros y setenta gatos salieron de Afganistán mientas 150 británicos y 1100 colaboradores esperaban poder embarcar en un avión

La evacuación de animales de Kabul desata las críticas: "¿Por qué mi hijo de cinco años vale menos que un perro?"

Pen Farthing con uno de los perros del refugio en Afganistán
Pen Farthing con uno de los perros del refugio en Afganistán
Hace unas semanas un exmarine británico solicitó la ayuda del gobierno para evacuar a sus perros y gatos de Afganistán. Ante la negativa del ejecutivo británico en primera instancia, organizó una campaña de presión gracias a la cual consiguió el apoyo económico y la fuerza suficiente como para sacar a sus animales de Kabul en un avión privado. Esta evacuación, no obstante, ha generado debate al considerar algunos que se ponía en mayor valor la vida animal que la humana.

El conflicto que está teniendo lugar en Afganistán tras la vuelta al poder de los talibanes ha llevado a la mayoría de habitantes del país a intentar salir del grave escenario político y social. Para llevar a cabo la evacuación de colaboradores, los gobiernos han enviado aviones que han recogido a los civiles en el aeropuerto de Kabul, donde se han vivido momentos de enorme tensión. No obstante, los pasajeros de uno de estos aviones han sido perros y gatos, mientras que 150 ingleses y 1.100 colaboradores afganos todavía esperaban su evacuación.

Pen Farthing, un exmarine británico, fue el que solicitó al Ejecutivo de Boris Johnson la evacuación de sus perros y gatos de Kabul. Este hombre había construido un refugio de animales en la capital afgana tras cumplir su servicio militar en el país. El Gobierno de Reino Unido le ofreció la posibilidad de ser evacuado pero sin los 200 perros y 70 gatos de su refugio. Ante la respuesta, el hombre se negó a abandonar a los animales. Ben Wallace, ministro de Defensa, alegó que no se daría prioridad a las mascotas frente a las personas.

Pen Farthing jugando con varios perros de su refugio en Afganistán

La posición del ministro de Defensa, días más tarde, daría un cambio drástico tras la presión que la población empezó a hacer a través de las redes sociales. El exmarine británico había aprovechado su fama y sus cientos de seguidores para llevar a cabo una campaña contra el Gobierno, con el objeto de que éste autorizase la evacuación. Muchos programas de televisión le abrieron las puertas para ser entrevistado y gracias a ello consiguió los fondos suficientes para financiar de forma privada un vuelo con el que sacar a sus animales del país.

Pen Farthing había prometido que su avión iría lleno de colaboradores afganos y de los trabajadores del refugio. Sin embargo, finalmente la veintena de colaboradores en el cuidado de los animales no llegaron a subirse al avión quedando varios asientos vacíos. El hecho ha suscitado las críticas, principalmente porque los perros y gatos salieron de Afganistán antes que 150 británicos y 1.100 colaboradores afganos. El diputado conservador, Tom Tungendhat, criticó que la familia de su intérprete continúe en peligro y se haya puesto en mayor valor la vida de unos perros y gatos. Tungendhat señaló que no supo qué contestar cuando ese intérprete le preguntó: "¿Por qué mi hija de cinco años vale menos que su perro?", según recoge The Guardian.

El valor de la vida humana respecto a la animal

YouGov, una empresa internacional de investigación de mercados y análisis de datos con sede en Reino Unido lanzó hace unas semanas una encuesta que había realizado a los británicos sobre el valor de la vida humana y animal. La pregunta giraba en torno a si la vida de los humanos tenía el mismo valor que la de los animales. Quizás los datos registrados justifiquen que este país haya tomado la decisión de evacuar antes a los perros y gatos de Farthing que a las personas.

El 8% de los menores de 24 años dan más valor a la vida animal que a la humana

El primero de los titulares de los datos que arroja esta investigación es que el 40% de los británicos en general consideran la vida humana al mismo nivel que la animal. El 48% de las mujeres tienen esta opinión, mientras que los hombres la apoyan con un porcentaje del 32%. En cuanto a las edades, conforme la persona es más joven, más se iguala el valor de la vida humana y animal. El 8% de los menores de 24 años mayores de edad consideran que los animales valen más que los humanos.

COMPARTIR: