01 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Hace unos días la Dirección Nacional de Arrimadas decidió reemplazar a la cabeza de lista catalana elegida por los afiliados sin consultarlos

Nueva guerra en Ciudadanos: Sustituyen a Lorena Roldán por Carlos Carrizosa en Cataluña sin celebrar primarias

Carlos Carrizosa y Lorena Roldán.
Carlos Carrizosa y Lorena Roldán.
Recientemente la Dirección de Ciudadanos decidió cambiar la candidata a las próximas elecciones Autonómicas de Cataluña, Lorena Roldan fue sumariamente reemplazada por Carlos Carrizosa. Este cambio vulnera de forma grave la normativa de Ciudadanos y todas las actuaciones posteriores para intentar ‘arreglarlo’ solo ponen de manifiesto la absoluta falta de respeto por la normativa de Ciudadanos y el desprecio que el grupo en la dirección siente por los afiliados del Partido.

La actual cúpula de Ciudadanos está controlada por la facción riverista un grupo de personas que Albert Rivera cooptó y que tras la debacle electoral de Noviembre de 2019, usando toda una serie de trucos, trampas electorales y estatutarias se hizo con el 100% del control del Partido. Esta facción una vez comprobada la apocada respuesta de los afiliados a estas actuaciones se siente envalentonada para actuar con total arbitrariedad y saltarse toda la normativa interna del partido.

La sustitución de Roldán por Carrizosa, no es en sí misma especialmente relevante ya que ambos pertenecerían a esta facción riverista y no hay mayores diferencias entre ellos que vaya más allá de la imagen. Lo realmente interesante es la prepotencia y desfachatez con la que este grupo de control restriega en la cara de los afiliados sus actuaciones antiestatutarias e ilegales en un mensaje que viene a decir a la afiliación "esto es para que os enteréis de que aquí mandamos nosotros y vosotros calladitos”.

Ciudadanos apareció en el panorama nacional en el 2014 y eclosionó en el 2015: Una de sus propuestas innovadoras fue la celebración de primarias. Las primarias es un mecanismo de elección de candidatos por los afiliados de un partido que no está regulado legalmente en España. Es por esta razón que prácticamente ningún partido utiliza este mecanismo e incluso los que lo hacen como el PSOE tienen salvaguardas para que las primarias sean ‘corregidas’ si no se elige a los candidatos afines a la cúpula del partido. Esta designación de los candidatos por las cúpulas partidistas es un de los mecanismos más potentes que tienen para controlar a los grupos de afiliados ‘díscolos’, la famosa frase de “el que se mueve no sale en la foto” básicamente se traduce en el que discrepa no va en las listas.

Ciudadanos tenía en sus Estatutos un procedimiento de primarias sin obvios filtros, inicialmente se elegia a los 5 primeros candidatos de cada lista. Ciudadanos no solo celebraba primarias, llegó a exigir, de forma un tanto naif, que otros partidos las celebrasen si querían llega a acuerdos con ellos [Aquí] y [Aquí] con este tema se hizo un poco de ruido mediático pero luego no hubo nada.

Dándole al botón de “Fast Forward” llegamos a 2019 para entonces ya no se elegia a los 5 primeros de cada lista sin solo al primero, al resto lo elegia la Cúpula y se ponían unas condiciones por las que solo había primarias en un número muy reducido de elecciones y, aquí estaba el truco, se utilizaba un sistema telemático de votaciones al que jamás se permitió someter a una auditoría independiente y que tenía la peculiaridad de que, con ese sistema, siempre ganaban los candidatos propuestos por la cúpula un sistema muy obviamente fraudulento y diseñado desde el inicio para controlar los resultados de la primarias, en realidad no era más que la versión riverista de las Comisiones de Listas de otros partidos solo que con engaño.

El 26 de julio de 2019 Lorena Roldán fue elegida con este sistema de Primarias para encabezar la lista de Ciudadanos al Parlamento de Cataluña, con nada menos que el 86,6% de los votos de los afiliados, [Aquí] y [Aquí] en aquel momento Lorena Roldan contaba con el favor del jefe que era Albert Rivera. Tras la debacle del 10-N Albert Rivera se va y se produce el contubernio de la Gestora [Aquí] y posteriormente un proceso congresual plagado de irregularidades al que próximamente le dedicaremos unos artículos.

El 20 de Agosto de 2020 tras su permiso por maternidad, la nueva lideresa de Ciudadanos Inés Arrimadas se reincorpora y en la primera reunión del Comité Permanente fulmina a Lorena Roldan, las razones algún día se sabrán con certeza, roces en el pasado, falta de química, no le rindió pleitesía a la nueva lideresa con la suficiente rapidez [Aquí], ¡quien sabe!. Simultáneamente se nombra a Carlos Carrizosa para reemplazarla ¿Oiga pero no había que hacer Primarias? A los afiliados se les comunica la decisión por Tweeter en estilo Trump [Aquí]. Las razones oficiales para el cambio son de un contorsionismo semántico difícil de entender incluso para los más avezados.

“b) Ante la gravedad de la situación, que hace más necesaria que nunca esta unión de los constitucionalistas, los asistentes a la reunión han acordado por unanimidad que el candidato de Ciudadanos a los próximos comicios tendrá exclusivamente cargo público en Cataluña, para que no pueda ser identificado como un candidato de siglas y difumine cualquier idea de partidismo, facilitando así la futura coalición constitucionalista.

Cabe recordar que la actual candidata, Lorena Roldán, ostenta ya cargos de enorme importancia a nivel nacional, puesto que ejerce la portavocía de Ciudadanos en el Senado y es también portavoz nacional adjunta del Comité Ejecutivo naranja, y que seguirá desempeñando por su gran trabajo realizado hasta la fecha. En este sentido, y siendo conscientes del esfuerzo de transversalidad que requiere la situación, los miembros del Comité Permanente proponen a Carlos Carrizosa como candidato para que sea ratificado por el Comité Ejecutivo de Ciudadanos, en virtud de lo establecido en los Estatutos”.

A Lorena Roldan se le debió poner esa cara de sorpresa, pasmo y vinagre cuando te dicen “tú voluntario para …” que los que hemos pasado por la ‘mili’ aún recordamos.

El problema es que los Estatutos de Ciudadanos no establecían nada ni remotamente parecido a lo que allí se estaba cocinando y desde luego ni el Comité Permanente ni el Comité Ejecutivo tienen poder estatutario para hacer ese cambio.

Carlos Carrizosa y Lorena Roldán en el parlamento de Cataluña.

Lo interesante en esta ocasión es que han decidido no hacer unas nuevas primarias, la razón no puede ser miedo a los resultados ya que el dócil sistema de votación telemático hubiese producido el resultado solicitado, desde repetir exactamente el mismo de Lorena Roldan de 86.6% hasta un 100%, a un resultado de más de 100% no creo que atrevan de nuevo ya que no funcionó muy bien en las primarias de CyL de marzo de 2019 donde hubo más votos que votantes, pero no podemos desecharlo en el futuro con esta tropa. Esta actuación solo puede entenderse como una afirmación del ordeno y mando y un agitar el árbol para que se caigan ‘las hojas sueltas’ los cargos y afiliados que no rinden la suficiente pleitesía.

Empieza el sainete estatutario

Para cuatro Diputados de Ciudadanos del Parlamento de Cataluña esta es la gota que colma el vaso y deciden presenta una impugnación [Aquí], a la Comisión de Garantías de Ciudadanos que es una especie de Tribunal Supremo/Constitucional interno para este tipo de temas.

A estos cuatro diputados se les unirán después otros afiliados, haciendo bueno el refrán "a perro flaco, todo son pulgas”. Rápidamente la corte arrimadista se puso a buscar alguna norma estatutaria que pudiese encajar con el atropello y lo mejor que encontró fue el Articulo 102.3 que dice:

“3. A los efectos de exteriorizar la aceptación de las obligaciones de los dos apartados anteriores, el candidato deberá firmar el correspondiente documento, así como el Código ético. En caso contrario, se entenderá producida la renuncia. El Comité ejecutivo proveerá lo que resulte conveniente para atender a esta circunstancia y elegir a otro candidato, informando sobre este extremo al Consejo General”.

Ese artículo parece encajar con la situación indicada como el proverbial huevo a la castaña. En realidad es una norma disciplinaria y si Lorena Roldan se ha negado a cumplir con los requisitos de un candidato, tendrían que estar enseñándole la puerta, pero eso no es lo que pasó y la aplicación de este Articulo de los Estatutos es una mera tomadura de pelo a los afiliados.

La Comisión de Garantías

Tengo que advertir que tengo una especial y ‘tierna’ relación con la Comisión de Garantías de Ciudadanos ya que he estado envuelto en algunas controversias con varios de ellos [Aquí]. Esta Comisión ha estado llena de personajes carentes de ética e independencia, jamás se han pronunciado contra la Cúpula Riverista en temas relevantes, han sido expertos en vulnerar los estatutos, la legislación y en la creación de falsedades documentales. Esta Comisión ha estado controlada desde la prehistoria por Jesús Galiano Gutiérrez un lamentable fontanero del Riverismo. Junto a Jesús Galiano siempre ha estado Marta Segura ayudando en las labores antes mencionadas.

Inés Arrimadas, Lorena Roldán y Carlos Carrizosa.

Poco después de la presentación de la impugnación por los cuatro Diputados, nos enteramos de que Jesús Galiano y Marta Segura han presentado su dimisión de la Comisión de Garantías, aunque todo fue un poco confuso ya que aparentemente la habían presentado el 10 de Agosto unos diez días antes del “YOU ARE FIREDTrumpista a Lorena Roldán, pero era una dimisión en diferido –como Bárcenas– que sería efectiva el 30 de Agosto. En ese momento la lista oficial de miembros elegidos para la Comisión de Garantías eran cinco y por tanto se quedaron en tres.

En un típico movimiento de la Cúpula Riverista, tres días después, el 3 de septiembre, aparecen por sorpresa –¿nocturnidad y alevosía?– dos nuevos nombres en la lista de la Comisión de Garantías, pero la explicación era sencilla, resulta que habían sido elegidos en un Consejo General de finales de Julio pero “por un despiste se les había olvidado ponerlos en la lista”. Dado que con la ‘mejora’ de los niveles de transparencia que el riverismo ha introducido en Ciudadanos ya no se publican las Actas del Consejo General no podemos comprobar si esa afirmación es cierta. Lo que sí sabemos es que no hubo un anuncio para presentar las candidaturas a esa elección en violación de los Estatutos. En algún momento posterior y sin que haya habido anuncio alguno han aparecido otros dos nombres en la lista de la Comisión de Garantías de nuevo gracias a las practicas transparentes nadie parece saber quien les ha nombrado ni cuándo.

Con esos prolegómenos la Comisión de Garantías emite una Resolución “que no admite recurso” supuestamente avalando el cambiazo de Roldan por Carrizosa, continuando con la transparencia habitual de la Cúpula Riverista esta resolución no ha sido distribuida a los afiliados. Uno en su inocencia creía que dada la controversia, los afiliados tendrían derecho a saber las razones que avalan esa Resolución que se carga una elección de primarias. Aparentemente la máxima “LA IGNORACIA TE HARÁ, NO SOLO LIBRE SINO TAMBIÉN FELIZ” ha prevalecido en esta ocasión.

Una de las curiosidades más interesantes de la Facción Riverista es que imponen su candidatos, Estatutos y Reglamentos y luego ni siquiera se dignan a cumplirlos.

La Comisión de Garantías no está constituida a día de hoy, traducido al castellano: Aún no existe. El Artículo 11 del Reglamento de la Comisión de Garantías establece claramente el procedimiento para su constitución, ¿Puede Ciudadanos presentar el acta de constitución de esta Comisión? Por supuesto que no, esa reunión constitutiva no ha podido ocurrir y si ha ocurrido ha sido violando la norma reglamentaria. ¿Cómo es posible que un Órgano de Dirección del Ciudadanos que aún no existe reglamentariamente emita resoluciones? puede ser un caso de fraude y falsedad documental o una manifestación de los superpoderes del Riverismo, el Cid ganaba batallas después de muerto y la Riverista Comisión de Garantías las ganas antes de nacer.

La Comisión de Garantías actúa con un Reglamento nulo. Por un reciente procedimiento judicial hemos descubierto que el Riverismo aprobó el Reglamento de la Comisión de Garantías de forma antiestatutaria ya que no se siguió el procedimiento del Articulo 29.4 de los Estatutos para su aprobación.

La elección de los miembros de Comisión de Garantías en la Asamblea General es nula, ya que se hizo en violación de los Estatutos entonces vigentes, esta elección se hizo con un sistema de listas cerradas cuando los Estatutos indicaban que debida hacerse con lista abiertas.

Los miembros de la Comisión de Garantías carecen de independencia. Las personas que han emitido la Resolución secreta avalando el cambio de candidatos, y que no se han atrevido a hacer pública, por razones insondables, son todos concejales de Ciudadanos y su única esperanza de mantener el sueldo, la manutención de su familia, y volver a aparecer en las listas depende de la decisión discrecional del Comité Ejecutivo. Bajo estas condiciones alguien puede creer que sus resoluciones gozan de independencia.

Esta es la banda de concejales ‘independientes’ que conforman la reglamentariamente ‘inexistente’ Comisión de Garantías que emite Resoluciones secretas antes de nacer:

Bosco Labrado Pietro Concejal de Madrid (AG)

Ismael Rastoll Aranda Concejal de Majadahonda (AG)

Francisco Javier Copoví Carrión Concejal de Valencia (AG)

Julia Martin Velayos Concejal de Ávila (CG)

Daniel Martínez Rodríguez Concejal Cornellá (CG)

Munia Fernandez-Jordan Celorio Concejal de SantCugat (?)

José Luis Fernández Diaz Concejal de Sabadell (?)

Conviene recordar a la Facción Riverista dado que está todo el día proclamando su europeísmo y presumiendo de ser miembro de ALDE, que en su caso no es más que palabrería vacua, lo que dice las instituciones europeas sobre este tema.

En el “Code Of Good Practice In The Field Of Political Parties And Explanatory Report” de la “European Commission For Democracy Through Law” (Comisión de Venecia) [Aquí] En el Apartado 108 se indica:

“…The application of such measures by independent bodies and the recognition of basic procedural guarantees, including the right to appeal their decision, constitute desirable good practices” y “their independence is guaranteed through different interesting provisions, either declaring the incompatibility of their membership with any other party function, public mandate or both; requiring the appointment of persons of recognized integrity, moral quality, independence and understanding of politics; or restricting membership to experienced jurists”.

En el caso de la Comisión de Garantías Riverista ni independencia, ni separación de funciones, ni juristas experimentados y eso sí, dudosa integridad.

Para defender esto ha salido recientemente a la palestra un ‘vocero’ de Ciudadanos [Aquí] el Diputado Ignacio Martin Blanco ha pronunciado todo un rosario de frases hechas: “Legitimidad democrática”, “legitimidad incontestable”, “el comité de garantías del partido es un órgano que reúne todas las garantías”, democráticas”, “la situación se afrontó según lo previsto en los estatutos”, “los críticos son una minoría muy minoritaria”, “ha habido una resolución taxativa que respalda la decisión del Comité Ejecutivo” y para concluir con el tradicional principio liberal “la discusión no beneficia al partido”.

En conclusión lo más importante no es el cambio de candidatos, unas nuevas primarias habrían servido para cubrir el expediente pero con resultado predecible, lo realmente relevante es que la facción riverista ahora sin Rivera continua con las viejas y malas prácticas de incumplimiento sistemático de las reglas y fraudes, simplemente para mantenerse en el control del Partido, la mayoría lamentablemente no tiene destino profesional al que volver.

Esta facción riverista no es Ciudadanos, ni representa el centro liberal, ni tan siquiera creen en las practicas más básicas de una democracia liberal, que requiere un cumplimiento exquisito de las reglas. Sin embargo sus actuaciones van camino de liquidar el partido y desprestigiar durante toda una generación las posibilidades de esa opción de centro, honesta y regeneradora que tanto necesita España.

Antonio Álvarez fue expulsado de Ciudadanos por denunciar violaciones estatutarias y legales de la cúpula de ese partido. Si quiere enviar comentarios puede hacerlo a tocc.tocc.100@gmail.com.

COMPARTIR: