08 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

En este servicio deberían trabajar hasta cinco auxiliares y actualmente solo hay dos contratados, ambos de baja las últimas semanas

Autopsias sin ventilación: Las precarias condiciones del Servicio de Patología de Mallorca

Las autopsias casi paralizadas
Las autopsias casi paralizadas
Los cuerpos se acumulan en el Servicio de Patología Forense de Palma de Mallorca. Las precarias condiciones comienzan a afectar el servicio que se encarga de analizar cadáveres. Desde hace unos días no tienen ningún auxiliar que ayude al tratamiento de los cuerpos, ni lleve registro, ni gestione con los familiares la entrega del fallecido. Además, CCOO denuncia que ni siquiera disponen de ventilación o aire acondicionado en el laboratorio.

Ser médico forense es una labor que requiere de vocación, ya que trabajar continuamente con cadáveres para muchos puede llegar a ser una experiencia bastante desagradable. El contacto con recién fallecidos solo puede empeorar por las condiciones de trabajo. Esta semana, Comisiones Obreras (CCOO) ha denunciado la precaria situación que viven los forenses de Mallorca.

Según CCOO, los problemas “van desde lo material hasta la situación del personal”, según dijo Manuel Romero en la COPE, actualmente hay un déficit de auxiliares. Se necesitan cinco en total para lograr cerrar anualmente unas 700 autopsias; no obstante, en la actualidad no hay ninguno.

De las plazas requeridas, tres se mantienen desocupadas. Los otros dos auxiliares se encuentran actualmente de baja, uno por una fractura y el otro por problemas médicos durante los últimos días. La situación ha puesto a sudar a los médicos forenses, ya que sus compañeros realizan no solo tareas de asistencia en las autopsias, sino una cantidad de actividades indispensables para la operatividad del servicio.

Entre los trabajos administrativos se encargan de las entregas de los cadáveres a la funeraria y el control de la identidad de cada uno de ellos. A pesar de la importancia de este trabajo solo el 40% de las plazas estaban ocupadas, es decir, dos de cinco personas. Actualmente ambos de baja, por lo que la Gerencia del Ministerio de Justicia tendrá que realizar una convocatoria de urgencia para poder cubrir al menos una de las plazas que están vacantes.

Instituto Forense de Palma

Mientras, los cadáveres se acumulan y los familiares tienen que esperar más tiempo del previsto para recuperar los cuerpos de sus fallecidos. Según indican fuentes sindicales: "Sería recomendable que en lugar de pertenecer al cuerpo laboral fuesen funcionarios del servicio de patología, que se exigiera la titulación de grado medio de anatomía patológica y fueran parte de la bolsa de Justicia, tal como ocurre en la mayoría de los institutos de medicina legal".

Los problemas por las dos bajas iniciaron el pasado 3 de julio, pero a pesar de las quejas de personal y clientes, no fue hasta esta semana que el ministerio ha convocado nuevas plazas que tardarán semanas en normalizarse.

Además, los trabajadores denuncian que en las salas de autopsias falta una ventilación y aire acondicionado para mejorar el trabajo con cuerpos en descomposición. Actualmente el servicio de recepción se ha paralizado porque las cámaras de refrigeración se encuentran llenas por la lentitud para realizar autopsias.

COMPARTIR: