27 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los frescos, ubicados actualmente en el Museo Nacional de Arte de Catalu√Īa, llegaron a esta comunidad durante la Guerra Civil espa√Īola

Conflicto entre autonom√≠as: Arag√≥n recupera las pinturas del Monasterio de Sijena que estaban en Catalu√Īa

Los frescos rom√°nicos de Sijena poseen un incalculable valor.
Los frescos rom√°nicos de Sijena poseen un incalculable valor.
La Audiencia Provincial de Huesca ha ratificado el regreso de las pinturas murales de la Sala Capitular del Monasterio de Sijena, que actualmente est√°n ubicadas en el Museo Nacional de Arte de Catalu√Īa (MNAC), de vuelta a su lugar de origen. De esta forma, desestima el recurso presentado por el MNAC y la Generalitat en 2016 ante una sentencia que hab√≠a fallado en el mismo sentido. Desde el MNAC, no obstante, aseguran que recurrir√°n la sentencia ante el Tribunal Supremo.

Las c√©lebres pinturas murales de la Sala Capitular del Monasterio de Sijena (Huesca), una de las obras cumbre del rom√°nico espa√Īol, est√°n m√°s cerca de volver a su ubicaci√≥n original en la localidad oscense. Y es que la Audiencia Provincial de Huesca ha ratificado el fallo que obligaba al Museo Nacional de Arte de Catalu√Īa (MNAC), instituci√≥n que alberga a las pinturas en la actualidad, y a la Generalitat a devolver las pinturas al Monasterio del que fueron sustra√≠das durante la Guerra Civil. Por ende, Arag√≥n podr√≠a solicitar la ejecuci√≥n de la sentencia.

Como ya hiciera la jueza que se encarg√≥ del caso en primera instancia, la Audiencia ha desestimado los argumentos esgrimidos por el MNAC y el ejecutivo catal√°n, confirmando el razonamiento de la sentencia emitida a este respecto en 2016, en virtud de la cual se estima que las pinturas se encuentran actualmente sin t√≠tulo de propiedad y, adem√°s, ‚Äúen precario‚ÄĚ.

Una de las alegaciones de los agentes catalanes era que un potencial traslado podr√≠a da√Īar el estado de unas pinturas de tal antig√ľedad, que adem√°s estuvieron parcialmente expuestas al fuego en los tiempos de la Guerra Civil. No obstante, la Audiencia ha dado la raz√≥n a los peritos que participaron en el juicio y afirmaron lo contrario. Asimismo, los magistrados han determinado que las obras no pueden disociarse del inmueble al que pertenecen, estimando el deseo de las monjas de Sijena de que las pinturas regresaran su entorno original, aunque su orden, la de las Sanjuanistas,¬†abandonara la localidad de Huesca en 1969.

Los frescos son motivo de disputa entre Catalu√Īa y Arag√≥n.

Las reacciones por parte de ambos bandos involucrados no se han hecho esperar. Pepe Serra, director del MNAC, ha declarado que ‚Äúla sentencia no es firme y el museo la recurrir√° al Tribunal Supremo. Los argumentos que hemos hecho servir en primera instancia consideramos que contin√ļan siendo v√°lidos. Las pinturas continuar√°n en el museo donde se conservan en las mejores condiciones y queda garantizada su preservaci√≥n‚ÄĚ. En este sentido, hay que recordar que contra esta sentencia cabe recurso de casaci√≥n ante el Tribunal Supremo, que ha de presentarse en un plazo de 20 d√≠as.

Por su parte, una de las caras visibles de los intereses aragoneses, Felipe Faci, consejero de Educaci√≥n, Cultura y Deporte del Gobierno auton√≥mico, se ha mostrado satisfecho con el fallo de la Audiencia, y ha comunicado que las pinturas ‚Äúse reintegrar√°n al patrimonio cultural y art√≠stico de Arag√≥n‚ÄĚ, una comunidad que ha identificado como ‚Äúel leg√≠timo propietario de las piezas‚ÄĚ.

El expolio, una constante durante la Guerra Civil que se cebó con Sijena

Lo acontecido en Sijena durante la Guerra Civil es una muestra inequ√≠voca de una atroz pr√°ctica generalizada entre los contendientes de aquel conflicto, que acab√≥ en la destrucci√≥n o expolio de m√ļltiples enclaves de gran entidad patrimonial en nuestro pa√≠s. Hay que tener en cuenta que los vestigios del pasado no solo son testigos de excepci√≥n e incalculable valor, sino que, adem√°s, constituyen con frecuencia s√≠mbolos con una significaci√≥n especial para ciertos colectivos.

El conjunto art√≠stico que albergaba el monasterio de Sijena en los d√≠as previos al estallido de la guerra entre el bando republicano y el bando sublevado era absolutamente espectacular y las pinturas murales no eran sino la joya de la corona. Durante cientos de a√Īos, la hermanas de la Orden de San Juan del Hospital acumularon bienes art√≠sticos que tendr√≠an que vender a partir del siglo XIX como consecuencia de las urgencias econ√≥micas causadas por la desamortizaci√≥n. Ante tal fuga de patrimonio, en 1923 el Monasterio se declar√≥ Monumento Nacional y, como consecuencia, sus piezas quedaron protegidas.

Ya en la Guerra Civil, el monasterio fue incendiado por columnas anarquistas, perdi√©ndose para siempre buena parte de sus piezas. Asimismo, los frescos de la sala capitular se quemaron parcialmente. Sin embargo, los expertos en Patrimonio de la Generalitat, representados en la figura de Jos√© Mar√≠a Gudiol, trasladaron sin autorizaci√≥n aragonesa lo que quedaba de las pinturas a Barcelona, donde fueron restauradas y enviadas al Museo Nacional de Arte de Catalu√Īa (MNAC).

Monasterio de Sijena, Aragón.

Tras la finalizaci√≥n de la terrible guerra, las autoridades aragonesas solicitaron en varias ocasiones la devoluci√≥n de los frescos sin √©xito y comenz√≥ un litigio que sigue vigente en la actualidad. En los a√Īos sucesivos, desde L√©rida y Barcelona se enviaron emisarios al monasterio con camiones para transportar piezas hasta Catalu√Īa.

Algunas de ellas ser√≠an vendidas posteriormente de forma definitiva a la Generalitat por las monjas, que aun continuaban siendo sus propietarias. Sin embargo, en los procedimientos judiciales que tuvieron lugar al respecto, Arag√≥n alegaba que no hab√≠a podido ejercer su derecho de tanteo para adquirir estos valiosos objetos, inici√°ndose un procedimiento judicial que se extender√≠a por 20 a√Īos.¬†

A partir de 2016, m√°s de la mitad ser√≠an devueltas a Arag√≥n y, un a√Īo m√°s tarde, el Monasterio habilit√≥ una exposici√≥n de las piezas devueltas. En cualquier caso, el conflicto est√° a√ļn lejos de resolverse, pues, adem√°s de la p√©rdida de la pista de muchas de las piezas, que est√°n en paradero desconocido, hay que contar con que expertos en patrimonio ajenos a los intereses de Arag√≥n y Catalu√Īa, como Gianluigi Colalucci o Simona Sajeva, tal como informa el diario El Pa√≠s, han desaconsejado el traslado de los frescos de la sala capitular. Adem√°s, como ya se ha apuntado, se espera que el MNAC recurra en los pr√≥ximos d√≠as la sentencia ante el Supremo.¬† Veremos qu√© acaba sucediendo finalmente.

COMPARTIR: