13 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El tercer involucrado, Robert T. Graham, está en paradero desconocido y de él solo quedan las declaraciones hechas en el año 2003

Las incógnitas que envuelven el caso de Rocío Wanninkhof: Pudo haber más implicados en su asesinato

Imagen de Rocío Wanninkhof
Imagen de Rocío Wanninkhof
Después de 20 años de su asesinato, su verdugo, el inglés afincado en Málaga, Tony Alexander King, sigue en la cárcel, aunque pudo contar con ayuda de otros cuando mató a Rocío Wanninkhof. Según el abogado de la madre, Marcos García Montes, se tuvo que celebrar un segundo juicio a Dolores Vázquez, supuestamente inocente, y se tiene que encontrar al tercer implicado, Robert Graham.

El pasado 10 de octubre se celebró el 20 aniversario del asesinato de la joven malagueña de 19 años, Rocío Wanninkhof. Su muerte conmocionó a España y sigue siendo un misterio, ya que muchas incógnitas siguen envolviendo el caso. Una sucesión de errores policiales y judiciales terminó con una supuesta inocente en la cárcel. El caso podría saltar de nuevo a la palestra debido a que su asesino, todavía en la cárcel, pudo contar la ayuda de otras personas cuando cometió el crimen.

Rocío desapareció aquella noche de octubre del año 1999. Su rastro se perdió en un descampado a 300 metros de su casa situada en la urbanización La Cortijera de La Cala de Mijas (Málaga). El 2 de noviembre el cuerpo de la joven fue encontrado en un paraje del club de tenis “Altos del Rodeo”, localizado en Marbella a 28 kilómetros del lugar donde desapareció. Tenía ocho puñaladas en la espalda, una en el pecho izquierdo y varios hematomas.

Dolores Vázquez, apoyo de la familia y persona que tuvo una relación sentimental con la madre de Rocío, Alicia Hornos, fue condenada por ser la autora de la muerte de la joven. Entró en la cárcel en 2001 y permaneció allí 17 meses siendo inocente hasta que apareció el verdadero culpable, un hombre inglés afincado en el municipio malagueño de Alhaurín de la Torre. Su nombre: Tony Alexander King, más conocido como “El estrangulador de Holloway”. Este hombre, de origen inglés, ya estuvo en prisión en el Reino Unido por una serie de agresiones sexuales.

Tony_King_4

Tony King llevado a juicio

En 2003 fue condenado por el crimen de Rocío, por asesinar a la joven Sonia Carabantes en Coín (otra chica cuyo caso también fue mediático) y el intento de violación de una mujer en Málaga. Tras varios años de cárcel en cárcel finalmente fue ingresado en la penitenciaria de Herrera de La Mancha (Ciudad Real).

En este lugar, King, le envió una carta a la madre de Rocío, culpando a Dolores Vázquez, por lo que la familia ha pedido que se abra un nuevo juicio. Por otro lado, el Tribunal Supremo denegó a Dolores la indemnización de 4 millones de euros, que solicitó en compensación por los meses que estuvo entre rejas por ser supuestamente inocente.

Siguen las interrogantes en este caso

Marcos García Montes, el conocido abogado por defender a Rafi Escobedo en el crimen de los Urquijo, a José María Ruiz Mateos, al profesor Jesús Neira o incluso a la misma madre de Rocío Wanninkhof, ha asegurado para elcierredigital.com que se cometió un error judicial en el caso de la joven malacitana porque no se celebró un segundo juicio ordenado por el Tribunal Supremo de Justicia de Andalucía contra Dolores Vázquez.

Según este abogado, el interrogatorio explicito realizado a Dolores Vázquez por el psiquiatra de la prisión de Alhaurín citaba que “el perfil psiquiátrico psicológico de la ínclita era de maltrato psicológico en el ámbito doméstico y homicidio”.

Marcos_Garcia_Monte_junto_a_Alica_Hornos

El abogado Marcos García Montes junto a la madre de Rocío Wanninkhof, Alicia Hornos

 

El Tribunal del Jurado estableció en el juicio contra Tony King, “que fueron tres personas una de ellas una mujer vinculada a la familia amén de Robert Graham, el encubridor fugado a Egipto, y no una sola persona como solicitaba el Ministerio Fiscal que hizo el ridículo”, como explica Marcos García Montes.

Además, en el caso también apareció una bolsa con bragas en las que había ADN de Dolores Vázquez en el bolso mariposa que tenía y otra bolsa con restos de colillas también con ADN de la que fuera pareja sentimental de Alicia Hornos.

Robert Terence Graham, el tercero en discordia

Robert Graham es el tercer implicado en este caso. Se fugó a Egipto, fue encontrado y detenido por encubrir el asesinato de Rocío Wanninkhof para posteriormente ser puesto en libertad al haber prescrito el delito, declaró ante el Guardia Civil y la juez de Fuengirola en el momento de su arresto que su amigo Tony King se presentó una noche en su casa y que creía que la había matado.

Robert_Graham_1

Robert Terence Graham cuando fue detenido

Graham, natural de Saldford (Inglaterra) y ahora con 55 años, conocía el pasado como estrangulador de King, después de que él se lo confesara. Este hombre afirmó que se enteró de la desaparición de Rocío dos o tres días después de la visita de Tony, cuando vio carteles de la chica en la urbanización Riviera del Sol.

En aquel entonces aseguró que cuando se enteró de la detención de King “me vino un flash de aquella noche en que Tony se presentó en mi casa y me di cuenta de que quería hablarme de esto, pero que no le dejé hablar. Aquella noche tenía una cara que no había visto antes”.

En dos declaraciones posteriores se contradijo. En la primera dijo: “Yo no la conozco; no tengo conocimiento de que Tony la conozca”, un testimonio que luego cambió, “Tengo la sensación de que Tony sí tiene relación con ella, pero es sólo una sensación; Dolores trabajó también un tiempo en Lubina del Sol (unos apartamentos) donde también trabajó Tony y la madre de Rocío”, detalló.

Dolores_Vazquez_2

Dolores Vázquez se sube a un coche

 

Desde aquellas declaraciones dadas en el año 2003 no se sabe nada de Robert Graham, que sigue en paradero desconocido y en libertad. Aunque, según King, tanto él como Dolores Vázquez, que actualmente reside en su Betanzos (La Coruña) natal, estuvieron implicados en el asesinato de Rocío Wanninkhof.

COMPARTIR: