09 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La formación de Santiago Abascal está sopesando apartar de la vicesecretaría de Organización al número dos y hombre de confianza de Ortega Smith

VOX se desmorona con 'desfile' de cargos: Nuevo líder en Soria y posible salida de Tomás Fernández

Tomás Fernández Ríos.
Tomás Fernández Ríos. / Número dos de Ortega Smith y vicesecretario nacional de Organización de VOX.
Tomás Fernández podría abandonar su cargo como vicesecretario nacional de Organización de VOX. La salida del número dos de Ortega Smith se uniría al abandono de este de su cargo como secretario general para pasar a la vicepresidencia de VOX y dedicarse a su candidatura a la Alcaldía de Madrid. Por su parte, VOX Soria ha escogido a José Luis Ruiz como presidente del Comité Ejecutivo Provincial. Un ‘desfile’ de cargos que sucede justo después de la celebración de su evento ‘Viva22’.

VOX vuelve a ser el protagonista de los titulares de la semana. Tras la celebración de su polémico evento ‘Viva22’ en el recinto Mad Cool de Valdebebas —en el que actuó el también controvertido rapero Santaflow, como ya informó elcierredigital.com—, continúa el ‘desfile’ de cargos dentro del partido. Uno de los próximos que podría abandonar su puesto no es otro que la mano derecha de Javier Ortega Smith: Tomás Fernández Ríos.

El que todavía mantiene su cargo como vicesecretario nacional de Organización de VOX tendría los días contados en este puesto, según informa el diario El español. La formación liderada por Santiago Abascal estaría pensando cuál es el mejor momento para llevar a cabo su destitución, dados los difíciles momentos que está viviendo el partido, a los que se le suman unas elecciones que están cada día más cerca.

De este modo, Fernández seguiría el camino de Ortega Smith, que fue recientemente retirado de su cargo como secretario general para dedicarse a la vicepresidencia de VOX y a su candidatura a la Alcaldía de Madrid.

Ortega Smith afirmó que retirarse del cargo que estuvo ejerciendo durante siete años se debía a la necesidad de “dedicarse por completo a tratar de conseguir la Alcaldía de la capital”. Sin embargo, Ortega Smith seguirá compaginando esta tarea con la vicepresidencia, al igual que compaginó la secretaría general con su candidatura en el año 2019.

Nuevo presidente en VOX Soria

Tras el caso Olona y la polémica suscitada en el partido, parece que la formación de Santiago Abascal intenta fortalecer su imagen. La candidatura de Ortega Smith, una de sus figuras claves, por Madrid, parece ser muestra de ello. Sin embargo, no es la única.

Tomás Fernández.

El pasado martes también se dio a conocer que el hasta ahora diputado de VOX en la Asamblea de Madrid, José Luis Ruiz, pasará a ser el presidente del Comité Ejecutivo Provincial en Soria. Su nombramiento tiene como objetivo conseguir “el mayor éxito” para VOX en las próximas elecciones municipales de mayo de 2023, antesala de las elecciones generales.

A pesar de ser diputado por Madrid, Ruiz nació en Soria, por lo que sí que tiene vinculación con la provincia de la que será presidente. No se puede decir lo mismo de Tomás Fernández, que fue cabeza de lista del Congreso de los Diputados por Huelva sin tener relación con la provincia.

La misma situación se da en la gestora provincial de la formación de Abascal en Albacete. Su gestor, Rafael Lomana —hermano de Carmen Lomana­—, no tiene ningún tipo de relación con la provincia, por lo que ha sido objeto de críticas y malestar entre sus afiliados, como ya desveló elcierredigital.com en varios artículos sobre la situación de VOX en Albacete, donde algunos de los afiliados de la provincia han pedido la destitución de Rafael Lomana, que llegó a calificar de “traidores” en una entrevista a aquellos descontentos con su gestión.

Las bajas de los concejales de Rota y Lucena

Para Ortega Smith, todo este ‘desfile’ de cargos y sucesión de polémicas que llevan a pensar en posibles “divisiones” o “peleas internas” en el partido no son más que “bulos”. El que fue secretario general del partido afirmó que la formación está unida y que tiene “más fortaleza interna cada día”.

Rafael Lomana.

Unas palabras que se ponían en entredicho cuando, a principios de octubre, se anunciaba que dos concejales se daban de baja de VOX:  Esther Ceballos-Zúñiga, en Rota (Cádiz); y Jesús Gutiérrez, en Lucena (Córdoba). Mientras que el segundo anunciaba su intención de dimitir de su cargo, la primera lo mantendrá, pero se marchará del partido.

Ambos afirmaron que la decisión la tomaban después de reflexionar durante un largo periodo de tiempo. En el caso de Ceballos-Zúñiga, la causa parecen ser “las guerras internas” del partido que “desenfocan” la razón por la que entró en este. “El fin real de VOX no es el que proclaman, sino el negocio de unos cuantos”, afirmaba, añadiendo que “premian la mediocridad, la sumisión y el servilismo”.

Por su parte, Jesús Gutiérrez afirmó que su dimisión viene dada por la pérdida de confianza del partido hacia él, así como de su propia “decepción por algunas circunstancias”. “Nunca se debe estar en un sitio si no tienen confianza en ti”, añadía.

‘Viva22’, la "fiesta" de un partido en crisis

Todo este movimiento interno dentro del partido se ha visto ligeramente opacado este fin de semana con la celebración de ‘Viva22’, unas “jornadas patrióticas” —según ellos mismos las definen— de VOX celebradas el fin de semana del 8 y 9 de octubre, como antesala al Día de la Hispanidad de este 12 de octubre.

La “fiesta” celebrada por la formación verde fue criticada antes de su celebración debido a la participación del polémico rapero Santaflow. Un total de 20.000 personas que no podían “grabar, captar o filmar imágenes y sonidos” sin autorización expresa, se apuntaron a un evento que también dio de qué hablar después de su celebración.

La actuación de la polémica canción que comenzaba con un “vamos a volver al 36” —haciendo alusión al año de inicio de la Guerra Civil española— y su “fiesta de disfraces” sobre la historia de España fueron algunos de los momentos más comentados.

Sin embargo, según apuntan algunos medios, el éxito del Viva22 no fue el esperado. Acudió aproximadamente el 40% del público que lo hizo el año anterior y tan solo el 35% de los que vieron a Santiago Abascal presentar la Agenda España hicieron lo mismo con el documento España decide.

COMPARTIR: