27 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Guardia Civil estudia en Granadilla de Abona si el delito se produjo durante envíos entre particulares y ha solicitado anular la serie sustraída

Escándalo en Correos: Se investiga en Tenerife el robo de un número de la próxima Lotería de Navidad

El Cierre Digital en
/ El número de la Lotería Nacional presuntamente robado.
La Guardia Civil investiga el robo de una serie completa del número 04047 correspondiente al próximo sorteo de la Lotería Nacional de Navidad. El delito se pudo cometer durante la recepción y reparto de un envío privado de lotería a su llegada a las Oficinas de Correos de Tenerife, según los afectados. "Queremos que la gente sepa lo que podría estar sucediendo en Correos con estos sobres", declaran. La Guardia Civil ha solicitado anular la serie sustraída y estrecha el cerco sobre los ladrones.

Una serie completa de diez décimos pertenecientes al número 04047 de la Lotería Nacional para el próximo Sorteo Extraordinario de Navidad –el 22 de diciembre de 2022–, adquirida en la popular Administración ‘El Gato Negro’ de Sevilla, ha sido sustraída, supuestamente, en las Oficinas de Correos en Tenerife.

Según la investigación, se ha interceptado ilegítimamente un sobre de correspondencia privada que contenía esta lotería, remitida entre particulares que usaron este sistema de mensajería, según manifiestan los afectados. "El sobre con los décimos viajó desde la capital sevillana hasta la localidad tinerfeña de Abades, pero la lotería fue hurtada por el camino, por lo que nunca llegó a su destinatario". Así lo han denunciado ante la Guardia Civil, que ha abierto diligencias de investigación, según revelan en exclusiva a elcierredigital.com.

loteria_gato_negro

Administración 'El Gato Negro' en Sevilla.

De igual forma, tras ser interpuesta la correspondiente denuncia el pasado 30 de agosto por la víctima de este delito, M.D. –por "la infracción penal de infidelidad en la custodia de documentos"– ante las dependencias de la Unidad Policial de la Guardia Civil de Granadilla de Abona, los agentes "han remitido un oficio ante Loterías y Apuestas del Estado, informando de lo acontecido con estos boletos para que se proceda a la anulación de la Serie 174 del número 04047 de lotería hurtado", explican los denunciantes.

Según indican fuentes cercanas a la investigación consultadas por elcierredigital.com, en estos momentos "la Guardia Civil estrecha el cerco sobre los presuntos autores del robo de la lotería navideña y se trabaja a fondo para detectar lo sucedido durante el itinerario de la carta certificada denunciada, además de tratar de esclarecer lo ocurrido en las oficinas de Correos presuntamente implicadas".

El relato de los afectados estriba en "confiar en el buen hacer de los guardias civiles encargados del caso". Por otra parte, creen "muy necesario que la gente sepa lo que está sucediendo en Correos con los sobres que enviamos entre familiares, amigos o compañeros de trabajo que contienen Lotería, para poder evitar más hurtos de este tipo". "El objetivo es la concienciación social para que estos casos no se vuelvan a repetir, máxime en un época tan especial como la Navidad".

"Sustituyeron la Lotería por una hoja en blanco"

La víctima, M.D, asegura en su denuncia –cursada igualmente a la Unidad de Gestión de Clientes de Correos, documento que obra en poder de elcierredigital.com– que "cuando accedió al envío de los diez décimos de lotería, este sobre se encontraba vacío, no contenía ningún boleto de la Lotería Nacional, y además, en sustitución del contenido real alguien había colocado una hoja de papel en blanco. Posteriormente, utilizaron cinta adhesiva para manipular el cierre del citado sobre aparentando que venía cerrado".

No obstante, la víctima señala que a pesar de que este envío, con origen en Sevilla, iba destinado a su centro de trabajo situado en Abades –en el municipio de Arico– fue informada en la oficina de Correos de su localidad que "por equivocación, la carta se encontraba en el municipio de San Miguel de Abona". Por este motivo, tiene sospechas de que ha tenido que ser un trabajador de Correos.

En base a sus sospechas, la víctima hace hincapié en que "no entiende la rapidez en la entrega final de esta carta, de tan sólo tres días, contando desde que se produce el error entre las oficinas de Correos de los diferentes municipios, la derivación posterior a la oficina central de Taco, para comenzar nuevamente el itinerario de envío de la carta, un trayecto que conllevaría más tiempo", como un dato relevante a tener en cuenta.

Por otra parte, los afectados indican que "no hemos usado el sistema de seguros de Correos para este envío", pero subrayan que "el emisor de la correspondencia desde Sevilla ha ratificado los hechos y ha interpuesto otra queja en origen, puesto que en el momento de remitir la carta los décimos de la lotería se encontraban en el interior del sobre, con un peso de 16 gramos, pero al ser entregado este mismo sobre a la víctima, tras el hurto, la carta sólo pesaba nueve gramos, siendo estos siete gramos de diferencia la prueba del peso de los décimos de lotería, suplantados por una hoja de papel".

La respuesta negativa de Correos

Por el momento, "las investigaciones de Correos sobre el asunto no han dado ningún fruto positivo", afirma la denunciante a elcierredigital.com. Por otra parte, se encuentra a la espera de respuesta a una reclamación que ha interpuesto por el error cometido en el reparto interno de la carta certificada entre las oficinas de Correos de Arico, San Miguel de Abona y Taco. En esta reclamación solicita que le sea abonado a modo de indemnización el importe de 200 euros, correspondiente al precio de los diez décimos de lotería sustraídos -valorados en 20 euros por unidad-.

documento_correos

La víctima, además, quiere "alertar sobre este tipo de incidencias con Correos quienes se han limitado a contestar de una manera puramente institucional -documento al que ha accedido este diario-, sin tener constancia, hasta la fecha, en este caso, de que vayan a llegar al fondo de este asunto sobre los responsables o se vayan a depurar responsabilidades".

"Hay que poner en valor que, aunque se trata de meras sospechas, la realidad es que este envío certificado no pasa por manos de particulares sino por la custodia de los trabajadores de Correos, por lo que esperamos que se esclarezca cuanto antes lo sucedido, para evitar más disgustos y sobresaltos a los ciudadanos, además de exigir el justo resarcimiento", apostilla ante elcierredigital.com.

COMPARTIR: