23 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Varios turistas estadounidenses han fallecido tras haber ingerido bebidas del minibar de las habitaciones en las que se hospedaban

Las extrañas muertes de turistas en varios hoteles de República Dominicana preocupan al sector clave en la economía nacional

Los extraños sucesos aún no se han resuelto
Los extraños sucesos aún no se han resuelto
¿Qué ocurre en el minibar de los complejos hoteleros de Bahía Príncipe Resort, en Punta Cana, República Dominicana, que algunos turistas han muerto después de ingerir bebidas? Esa es una de las principales preguntas que abordó el equipo de Investigation Discovery sobre la cadena de fallecimientos que han sido denunciados en los pasados meses por parte de familiares de turistas estadounidenses que fueron de vacaciones a la isla. 

Aunque no es el único complejo turístico en el que ha habido muertes, en los informes sobre el tema llama la atención que al mens tres casos se registraron en mayo.  Según las informaciones del medio, algunos parientes indicaron que en estos casos las víctimas habían ingerido bebidas del bar antes de ser hallados muertos.  Awilda Montes, otra de las visitantes que reveló su experiencia en 2018 en Grand Bahía Príncipe después de que trascendieran las muertes, relató a varios medios estadounidenses que había enfermado tras haber tomado una soda de la nevera del hotel. 

El minibar, en el punto de mira.

Posteriormente, se notificó el fallecimiento de Yvette Monique Sport, también en 2018, en el mismo espacio, Bahía Príncipe Resort tras haber ingerido otra bebida del minibar.

Cabe destacar que el Hard Rock Hotel and Casino, otro de los lugares señalados por muertes, retirará los dispensadores de licor de los minibares de las habitaciones de huéspedes.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI), que trabaja junto con las autoridades en el país ,examina si la causa podría haber sido alcohol contaminado. Como parte de las investigaciones, siguen realizando pruebas especializadas de sangre en sus laboratorios de  Quantico, Virginia.

Las agencias dominicanas descartan esta hipótesis y alegan que las muertes no están conectadas, ya que son distintos los espacios en los que se han registrado. Grand Bahía asegura que no hay indicios de relación entre los incidentes y  sostiene que “se ha procedido según los protocolos de seguridad al tiempo que se ha mantenido una comunicación abierta con las autoridades correspondientes para contribuir al esclarecimiento de cada caso”. Sin embargo, ciertos administradores de establecimientos han reconocido que algunos turistas han llamado con dudas sobre estas informaciones que afectan de manera negativa al lugar.

Todo sigue bajo investigación. 

Sin embargo, por ejemplo, en el caso del grupo de Central Oklahoma Parrothead Association, que se enfermó en el Hotel Riu Palace Macao,  portavoces de la empresa han indicado que las personas se vieron afectadas después de haber estado en la piscina o de haber bebido algo en el bar del espacio acuático.

Expertos como John Trestrail, toxicólogo que dirige el Centro de Estudios de Envenenamiento Criminal en Nuevo México, plantean que las muertes podrían estar ligadas a agentes químicos nocivos.

“He estado viendo estos incidentes y son muy extraños”, ha asegurado. De acuerdo con su planteamiento, los pesticidas de organofosfato podrían tener algún tipo de relación. En muchos hoteles, se utilizan químicos como gas fosfino, procedentes de fosfuro de aluminio, que pueden ser letales para fumigar las espacios comunes. Entre las causas ofrecidas al momento sobre las muertes figuran edema pulmonar, ataques cardíacos y causas naturales.

COMPARTIR: