04 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La salida del ministro de Cultura y Deporte supondría la remodelación del Gobierno que el presidente usaría para cambiar otras caras en su recta final

Pedro Sánchez apuesta por Miquel Iceta para arrebatarle Barcelona a Ada Colau y ERC

Exclusiva Miquel Iceta.
Miquel Iceta. / Ministro de Cultura y Deporte.
Las elecciones municipales y autonómicas que se celebrarán en 2023 se antojan muy complicadas para el PSOE, que intentará retener las nueve autonomías en las que gobierna y conquistar alcaldías como la de Barcelona. Precisamente, para conseguir esto último Pedro Sánchez intentará que Miquel Iceta acepte regresar a Cataluña para liderar al PSC en las municipales.

Las elecciones municipales y autonómicas de 2023 servirán de termómetro a Pedro Sánchez, que intentará que el PSOE mantenga las nueve autonomías que gobierna y dificultar que haya cambio de huésped en La Moncloa en las elecciones previstas para finales del próximo año. 

Ferraz mimará a sus barones y baronesas mientras pone la carne en el asador a nivel municipal, teniendo como principales objetivos a Sevilla y Barcelona. El PSOE intentará retener la capital andaluza y recuperar el control de la Ciudad Condal, antaño granero de votos socialistas. 

Encuestas muy apretadas

Un sondeo de Electomanía pronostica que ERC obtendría 13 concejales en Barcelona bajo el liderazgo de Ernest Maragall, Barcelona en Comú de la alcaldesa Ada Colau se conformaría con 11 y el PSC también subiría a 11.

ada_colau

Ada Colau.

En Ferraz saben que el PSC necesita un empujón en la Ciudad Condal para forzar un pacto con los comunes o lograr un acuerdo con Junts per Catalunya, que previsiblemente se va a poner en manos del veterano exalcalde Xavier Trias tras la sorprendente renuncia de Elsa Artadi

Fuentes socialistas explican a Elcierredigital.com que "el revulsivo que otorgaría mejor resultado al PSC sería la elección como candidato de Miquel Iceta, que seguiría los pasos de Salvador Illa al dejar el Consejo de Ministros por Cataluña". 

El actual ministro de Cultura y Deportes podría cederle su cartera al actual portavoz socialista en Barcelona y primer teniente alcalde de la ciudad, Jaume Collboni, que en la reciente Fiesta de la Rosa de Gavà volvió a mostrar su interés porque el PSC le designe candidato: "Es hora de abrir una nueva etapa tanto en Cataluña como en Barcelona. Toca que Barcelona recupere orgullo y la ilusión. La Barcelona del sí, orgullosa, positiva y con confianza", aseguró. 

Iceta también apoyaba a Collboni como candidato, tal y como aseguró en la presentación del proyecto de la Biblioteca que el Gobierno de España va a construir en Barcelona: "La política municipal es muy exigente y le tengo el mayor de los respetos, por eso dejo claro que ese tiempo para mí ya pasó", aseguró. 

Pero el PSOE previsiblemente forzará el regreso de Iceta a su tierra. Esta jugada implicaría una remodelación del Consejo de Ministros que podría afectar a otras carteras

Jaume Collboni quiere ser candidato

Collboni, en una reciente entrevista concedida al medio local Metropoli Abierta, aseguraba que se distanciaría de los comunes "cuando sea candidato oficial. Explicaré en qué creo que se debe rectificar y qué cosas haría de forma diferente. Y lo haré en ese momento porque es cuando toca, cuando los ciudadanos deberán formarse una opinión de cara a las elecciones. Pero también diré en qué hemos acertado con el gobierno de coalición con los comunes. Y defenderé los proyectos estratégicos que se han planificado, sin triunfalismos y con prudencia". 

collboni

Jaume Collboni.

También aseguró que defendería "lo que hemos cambiado, en ámbitos como la seguridad, con la incorporación de 1.000 agentes más de la Guardia Urbana, con políticas de seguridad, con modificaciones legislativas para atacar la multirreincidencia en los robos. Y con un anuncio importante: la voluntad de modificar la legislación penal para impedir las 'okupaciones', que constituyen una vulneración de la propiedad privada y pone en peligro la convivencia en los barrios". 

Sandro Rosell, el candidato tapado

Era un secreto a voces que se ha confirmado: Sandro Rosell optará a la alcaldía de Barcelona en 2023. El expresidente culé intentará aprovechar el hartazgo que provoca Ada Colau entre las élites de la Ciudad Condal y la debilidad de Junts per Catalunya para liderar un grupo independiente de corte tecnocrático. 

rosell

Sandro Rosell.

"Nos estamos planteando seriamente presentarnos a la alcaldía de Barcelona", asegura Rosell, cuya imagen ha ganado enteros tras confirmarse que nunca debió ingresar en prisión. El empresario asegura que "la ciudad ha perdido el liderazgo que tuvo" y asegura que quiere "llevar al ayuntamiento mejores gestores profesionales. La política no debe hacerse en el ayuntamiento sino en el Govern catalán o el central. Un ayuntamiento está para cuidar a su gente".

Su lema será "Cuidamos a las personas" con la intención de evitar que le señalen como candidato de las élites, tal y como le ocurrió a Manuel Valls. Rosell asegura que quiere cuidar "a las que duermen en la calle, las que no tienen recursos. Los jóvenes sin oportunidades laborales. Las personas también son los empresarios, los pequeños comerciantes. Todo el mundo. Con prioridad a los que lo pasan mal".

También ha señalado que las personas de su grupo deberían "dejar aparcada su ideología en la entrada del ayuntamiento". No lo tendrá fácil el expresidente culé, ya que las encuestas pronostican que no alcanzaría siquiera el cinco por ciento de votos, el mínimo necesario para conseguir simplemente su acta de concejal

COMPARTIR: