25 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un Juzgado de La Coruña sentencia que el Pazo de Meirás debe ser propiedad del Estado y no de la familia del general

Éstas son las 21 sociedades que manejan los Franco: Desde parkings hasta fincas de caza y alquiler de viviendas

Exclusiva Algunos de los nietos y bisnietos de Franco encabezados por Francis.
Algunos de los nietos y bisnietos de Franco encabezados por Francis.
Un juzgado de La Coruña acaba de dictaminar que el Pazo de Meirás debe de ser propiedad del Estado. Hasta ahora el palacete era gestionado por una de las sociedades familiares de los Franco, Pristina S. L. No es la única empresa de los Franco. El entramado empresarial llega actualmente a 21 sociedades, pero llegó a estar en 36 empresas desde donde se gestionan millones de euros.

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña daba ayer una esperada noticia al estimar íntegramente la demanda interpuesta por el Estado y lo declaraba propietario del Pazo de Meirás. La familia Franco, propietaria del mismo desde que el general lo puso a su nombre en la postguerra y fuese heredado primero por su hija Carmen y después por sus nietos, deberá devolver el inmueble.

La reclamación efectuada por la Xunta de Galicia, el Ayuntamiento de Sada, municipio donde se ubica el Pazo, el de La Coruña y la Diputación Provincial se personaron secundando a la Abogacía del Estado contra los seis nietos del dictador y la sociedad Prístina, SL.

La magistrada Marta Canales declara en su sentencia la nulidad de la donación hecha de “la finca denominada Torres o Pazo de Meirás al autoproclamado jefe del Estado, Francisco Franco Bahamonde, por carecer del requisito esencial de forma” y añade que “su nombre era Francisco Franco Bahamonde, pero no se le regala a él por sí mismo, sino al jefe del Estado”, argumenta la jueza de La Coruña. La jueza concluye que la compraventa de 24 de mayo de 1941 fue una “simulación”, por lo que es nula. No obstante, la sentencia todavía no es firme y los abogados de los Franco pueden interponer recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de La Coruña, algo que a buen seguro harán.

Perder el Pazo no será plato de buen gusto, pero tampoco supondrá un deterioro económico en la fortuna de los Franco, que según estimaba una investigación de El País, se situaba en unos 102,5 millones de euros, además de 404 propiedades.

Según El País, las propiedades abarcaban además de Pazo, 89 viviendas, 266 plazas de garaje, 29 fincas, cinco locales comerciales y 3 prados. Ahora ese patrimonio ya no es el mismo, pues los Franco han ido cediendo la gestión de algunas sociedades y enajenando algunas propiedades para obtener cash.

La joya de las propiedades continúa siendo la finca situada en el número 8 de la madrileña calle Hermanos Bécquer, muy cerca de la embajada de Estados Unidos, en pleno barrio de Salamanca. El edificio tiene siete plantas, 4.800 metros cuadrados y un valor mayor a los 50 millones de euros.

El edifcio de Hermanos Bécquer.

Las sociedades que figuran domiciliadas en este inmueble son Caspe 99, Geshilarion 2000 y la ya citada Pristina S.L. constituida en 1994 y con un capital social de 7.189.750,98 euros, según los últimos datos registrales. Tanto Caspe como Pristina se dedican a la gestión inmobiliaria. En este mismo domicilio estuvo situada Cauce, gestionada por Jaime Martínez-Bordiú, pero ahora ya extinguida. No es la única empresa de los Franco. Francis Franco, el cabeza de familia consta en varias sociedades dedicadas a la gestión de las propiedades familiares, como Camejuz Tres, en la calle O´Donnell. Otras, las propias, están domiciliadas en la vivienda particular del propio Francis en la calle Serrano, como Comerzia Soluciones Integrales de Comercio Electrónico, Corgradura 05 y Deza Control.

Sociedades en otros domicilios

En otros domicilios están Griffin Dos Ibérica y Jaca 99, en la madrileña calle Barbieri, donde hay varios pisos de la familia. Lurma, en la calle Juan Álvarez de Mendizabal, MarletMakai, en la calle Doctor Esquerdo, que consta a nombre de María del Mar Martínez-Bordiú Franco (Merry) aunque también en ella figuró María Aranzazu y, sobre todo, Tabacmesa, constituida hace 33 años y ahora mismo administrada por Deloitte, aunque antes lo estuvo por Francisco Franco Martínez-Bordiú y en ella llegó a estar su hijo Fran. Ahora los parkings de Tabacmesa son gestionados por Recardes.

Todas estas empresas, supuestamente, se dedican al mercado inmobiliario, aunque otras llevan por objeto social "la promoción inmobiliaria" sin embargo gestionan aparcamientos, como Oruzco 04 con un parking en la calle Fernández de los Rios, Aparcamientos Opera 14, domiciliada en la calle Ayala con un capital social de 23.010 euros, Proalrevisa y Restituye 00, que posee un parking en la calle Primavera y cuya gestión ha sido recientemente cedida a una sociedad de capital chino.

El Pazo de Meirás.

En todo este entramado llama la atención la sociedad Ponte Morao S.L., domiciliada en la calle Concha Espina 11, sede de la Fundación Francisco Franco, y propiedad de Miriam Guisasola, esposa de Francis Franco. Ponte Morao dispone de un capital social de 143.100 euros y su objeto social es "la fabricacion comercializacion distribucion y venta de productos y materias primas del sector textil".

Para la gestión de la finca de Zaragoza la familia dispone de dos sociedades: Suministros Petrolíficos Aragon y Anseu S.L., ubicada en la finca familiar de Villaverde, en Aranda de Moncayo y con un capital social de 900.176,76 euros, dedicada a "actividades cinegéticas o agropecuarias en fincas propias o ajenas; la transformación, industrialización, cotos agrícolas o ganaderos. La explotación de estaciones de servicio y gasocentros". En la capital aragonesa también tuvieron durante años varias gasolineras.

Muchas de estas sociedades están gestionadas directamente por Francis Franco, nieto del general, pero otras están administradas por  su hijo Fran, como Corgradura y Newco, que administraba el parking de la calle Ponzano, hasta su traspaso. Actualmente la empresa ya no es de los Franco como la citada Tabacmesa, que estuvo domiciliada en Ayala 7 y gestionaba un parking en la calle General Pardiñas 15 hasta su traspaso.

Los Franco han llegado a participar en 34 empresas, aunque ya no están en muchas de ellas como Alcochel, Aceuchel, Atocha 70, Béjar 2001, la mencionada Cauce, los Estacionamientos Urme, vendida a Ipark, Gasocentro, Guaymas, Marcor 04 y Sanpeto 04 o  la citadaTabacmesa.

Una de las propiedades más importantes junto al domicilio familiar está en la calle Ayala 7, donde funciona una oficina que acoge a varias sociedades, además de dos dúplex en Talavera de la Reina (Toledo) de 80 y 109 metros, respectivamente, y parte de una vivienda unifamiliar de 203 metros en El Puerto de Santa María (Cádiz).

Antes de traspasar la gestión de los aparcamientos Tabacmesa controlaba 170 plazas de alquiler para vehículos, un negocio que funcionó excepcionalmente bien hasta antes de la crisis sanitaria. Pristina SL tiene 22 plazas en la calle Príncipe de Vergara.

Lo cierto es que indagar en la fortuna de los Franco es complicado. Más hermetismo existe sobre las inversiones en el extranjero, sobre todo en el Este europeo, en República Checa, Eslovaquia y Rumanía. Francis justifica el origen de su fortuna durante los seis años que residió en Chile y otros diez en Argentina, al igual que su hijo Fran, que ha vivido en Suiza y Estados Unidos.

Una de sus hermanas, María de la O. Martínez Bordiú, Mariola, posee intereses en Dulcinea SL, que sirve entre otras cosas el servicio de restaurante del Palacio de la Moncloa. La empresa tuvo problemas estos pasados meses, tal y como adelantó elcierredigital.com.

Herencia familiar

Mariola tampoco salió malparada en el reparto de la herencia familiar. Junto a sus hermanos era la propietaria de la finca denominada “Cerca de los Monteros” en Marbella, valorada registralmente en 60 millones de pesetas, que vendieron al matrimonio formado por Roberto Osborne y Carolina Herrero, hermana del conocido periodista de la Cadena Cope, Antonio Herrero, que falleció trágicamente. Una familia, los Herrero, muy vinculada al ayuntamiento marbellí de Gil y Gil. El también fallecido alcalde subvencionó con fondos públicos la grabación del disco del coro rociero del marido de Carolina Herrero. Mariola figura hoy como consejera en CM 16 S.L. ("explotación de hoteles") y de Domarma 3 S.L., relacionada con el sector hotelero.

CM 16 SL. tiene un patrimonio de 10 millones destinó en 2010 un total de 2,5 a remozar un céntrico palacio sevillano hoy reconvertido en un hotel de cinco estrellas con 50 habitaciones. Además, la empresa familiar de Maria de la O Martínez Bordiú participa con un 20% en Breda Capital, que explota un hotel de cinco estrellas en el centro del barrio de Salamanca, en la calle Velázquez.

Salvo María del Carmen Martínez Bordiú, que tiene tres prados en Miera y Ruesga (Cantabria) que suman 9.693 metros cuadrados, el resto de los nietos del dictador concentra sus posesiones en su estructura mercantil. Se estima que María del Mar (Merry) posee un patrimonio de 4,1 millones, María Aranzazu (Arancha) unos 3,6 millones, José Cristobal 2,9 millones y Jaime Martínez Bordiú  unos 900.000 euros, según publicó El País en noviembre de 2019.

Algunas fuentes aseguran que gran parte de esta riqueza es heredada y se remonta a la venta de una finca en Arroyomolinos, adquirida por el general en 1940 y donde ahora se alza un gran centro comercial, de los más importantes de España y varias urbanizaciones de chalets.

Tras la muerte de Carmen Franco, hija del general, sus hijos, nietos de Franco heredaron de su madre un patrimonio inferior a los 100 millones de euros y sufrieron una inspección de Hacienda que les obligó a desembolsar unos 3.000 euros de multa, aunque obviamente con el paso de los años ese patrimonio ha crecido y se ha sumado al que ya tenían los hijos de Carmen Franco y se estima ahora en unos 500 millones de euros.

COMPARTIR: