27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los primeros son albaneses y dominaban el tráfico de estupefacientes a gran escala mientras que los segundos controlaban el mercado de la Cañada Real

La banda de 'Los Farruku' y el clan Saavedra: Detenidos los 'reyes de la droga'

Material incautado durante la operación policial.
Material incautado durante la operación policial.
Se desmantela el mayor punto de droga de Madrid, en la Cañada Real y controlado por 'Los Saavedra'. Estaba construido con un bunker blindado y una estructura laberíntica. Durante la operación se han incautado 7 kilos de cocaína, casi dos de heroína y 10 armas de fuego. A los 11 detenidos se les acusa de pertenencia a organización criminal y tenencia ilícita de armas. Además de los Saavedra, este sábado cayó la banda de 'Los Farruku, implicados en el robo en la casa de José Luis Moreno.

Se ha desmantelado el mayor punto de venta de droga de la Cañada Real. Estaba regentado por el clan familiar de los Saavedra y llegaban a pasar más de 500 clientes diarios por el punto. Los agentes de la Policía Nacional han podido desarticularlo tras una macroperación que ha acabado con 24 detenidos. Los agentes han llegado a incautar 11 kilos de distintas sustancias estupefacientes: siete kilos de cocaína, casi dos de heroína y otros dos kilos de otras sustancias. Además de diez armas de fuego, más de 125.000 euros en efectivo, alrededor de 700 cartuchos de munición y 11 vehículos.

A lo largo del trascurso de la operación –casi dos años- se han llevado a cabo nueve entradas y registros en distintos lugares de la capital madrileña, en el punto de venta de la Cañada Real y en varios domicilios de las localidades cercanas de Morata de Tajuña y Alcalá de Henares. Catorce hombres y diez mujeres han sido detenidos y se encuentran bajo disposición de la autoridad judicial como presuntos responsables de los delitos de pertenencia a organización criminal, tenencia ilícita de armas, depósito de armas y municiones y un delito contra la salud pública. Asimismo, el juez decretó el ingreso en prisión de once de los arrestados.

Además del clan de los Saavedra, este sábado cayó en la Ciudad Condal otra de las organizaciones criminales más importantes de Europa en cuanto al tráfico de droga. Se trata del clan de origen albanés conocido como 'los Farruku', implicados en el asalto que sufrió en diciembre de 2007 el empresario José Luis Moreno en su chalet de Boadilla del Monte.

La investigación

Una investigación que ha durado dos años, comenzó en 2021. El responsable de la investigación en la Jefatura Superior de Policía de Madrid ha explicado que se ha necesitado tanto tiempo a causa de las fuertes medidas de seguridad que tomaban los Saavedra.

El punto de venta estaba en una misma parcela que años atrás había regentado el clan de los kikos. El punto estaba "totalmente bunquerizado" y contaba con vigilancia las 24 horas del día. Cuando los agentes llegaron al interior, se encontraron con el "fumadero", una estancia acomodada con sillones donde encontraron a una treintena de clientes consumiendo la droga que acaban de comprar, entre ellas: cocaína, heroína y marihuana.

Narcotráfico | Cae el clan de Los Saavedra, los reyes herederos de la droga  en Cañada Real | El Periódico de España

Material incautado por la Policía Nacional.

El punto de venta disponía de fuertes medidas de seguridad tales como un laberinto de puertas blindadas, rejas, puertas falsas tapiadas y vigilancia permanente funcionando las 24 horas al día. También había estufas encendidas de manera permanente para así poder eliminar pruebas. Los Saavedra y sus cómplices ya estaban tratando de deshacerse de todas las posibles pruebas cuando entraron los agentes. Todo era arrojado a una estufa, lo que provocó un incendio. Aun así la policía pudo recoger pequeñas cantidades de droga y billetes con los que probar la implicación del clan en el tráfico de drogas.

Estructura piramidal

Dentro de la familia Saavedra se diferencia una fuerte jerarquización y hay una clara división de funciones entre los componentes. En la cima estaba el matrimonio formado por Miguel y Antonia, que no se acercaban al punto de venta de droga. Su vivienda se encontraba en Morata de Tajuña, donde tras el registro de la policía se han hallado grandes sumas de dinero y una multitud de joyas. Su hija, Ángela, que ha sido otra de las arrestadas, estaba casada con Ricardo, hijo de uno los cabecillas del clan de los kikos, también detenido. 

Todos ellos contaban con un alto nivel de vida que no concordaba con sus trabajos o ingresos tapadera. La investigación ha mostrado que contaban con un enorme patrimonio de propiedades inmobiliarias y vehículos.

Dentro del “bunker” de la Cañada Real, los encargados de la seguridad eran los llamados machacas. Otras personas se dedicaban al suministro de la droga y de la preparación de las sustancias que vendían, entre ellas, cocaína y heroína.

Los Gordos, los Saavedra y los Kikos

Los Kikos traspasaron el punto de venta a los Saavedra, después de ser detenidos en 2020. La Policía Nacional detuvo a sus 14 integrantes. En ese momento los Kikos eran los reyes de la droga en la Cañada Real de Madrid y vendían 200 dosis de droga al día. El mercado de droga que tuvieron en su momento los Kikos fue el mayor suministro de droga en Madrid. 

Durante la operación, la policía incautó un total de 520.000 euros en efectivo, 19 kilos de cocaína, unos 3 kilos de otras sustancias (heroína y hachís) y 18 armas de fuego cortas con casi 2.000 cartuchos de diferentes calibres.

El clan de 'los Kikos' ocultaba su droga en zulos de la Cañada Real:  facturaba 4 millones al año

Imagen de la detención de los Kikos.

Los Kikos anteriormente habían sucedido al clan de los Gordos. Pero han sido los Saavedra los que han conseguido hacerse más grandes llegando a vender 500 dosis diarias. Se cree que fue a base de devorar a la competencia. Según El País, más bien absorbieron a los otros grupos incluyendo en su estructura a miembros que ya trabajaban con los clanes caídos.

'Los Farruku': Tráfico de drogas a gran escala

Además del clan de los Saavedra, las autoridades policiales han desmantelado otra de las organizaciones más notorias en el ámbito criminal. Se trata del 'los Farruku', infraestructura con presencia en Europa y base en España. 

La banda cayó este sábado en la barriada del Eixample de Barcelona, entre los cruces de Urgell con Diputació-Consell de Cent tras una intervención de cuatro patrullas del Grupo de Acción Rápida de la Guardia Civil. Han sido detenidas 17 personas entre las que figuran varias de origen español que prestaban colaboración a la banda. 

Las investigaciones comenzaron en 2021 cuando se interceptó un alijo de 2.000 kilos de droga escondida en un contenedor que portaba merluza congelada. Además, también guardarían relación con 10.000 kilos de hachís intervenidos en Portugal, donde hacían uso del método "un kilo de hachís por un kilo de cocaína".

El 'capo' de la organización, Kreshnik Budlla, alias "Niko", es uno de los criminales más buscados y posee hasta diez identidades falsas. Este clan está compuesto por integrantes de origen albanés, entre los que existen vínculos familiares. Operaban mediante el tráfico de drogas a gran escala.

El clan comenzó a ser conocido a raíz de su implicación en el asalto que sufrió el empresario y ventrílocuo José Luis Moreno en su chalet de Boadilla del Monte. Los asaltantes agredieron al humorista con la parte posterior de un hacha tras negarse a darles la clave de la caja fuerte para apropiarse de objetos de valor del productor televisivo.

COMPARTIR: