14 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La batalla entre el Gobierno español y el Consistorio madrileño mantiene bajo el frío a varias familias que esperan asilo o permiso de residencia

Escándalo del SAMUR: La Iglesia suplanta al Ayuntamiento de Madrid para evitar más refugiados durmiendo en la calle

Las puertas de la sede del SAMUR están colapsadas por solicitantes de asilo.
Las puertas de la sede del SAMUR están colapsadas por solicitantes de asilo.
Pasan los días y solicitantes y demandantes de asilo siguen durmiendo en la puerta del SAMUR social de Madrid en la calle de San Francisco. Contra la reja, varios hombres y mujeres aguardan días hasta que el Ayuntamiento consiga un lugar para hospedarlos. La situación que lleva meses se ha mantenido con el nuevo Ayuntamiento, que denuncia que el gobierno, responsable de migraciones es quien debe responder. Párrocos de iglesias madrileñas han intervenido para evitar más sufrimiento.

La parroquia San Carlos Borromeo y el Ayuntamiento de Madrid han   acogido ya  a centenares de personas que se dsponían a pasar la noche frente a las instalaciones del Samur Social, según  el párroco  Javier Baeza. Éste indica que durante los últimos días  acogieron en sus instalaciones a siete adultos, por lo que dormían bajo el techo de la iglesia  un total de 27 personas. "Ponemos colchones en el suelo pero no tenemos más recursos, aquí no hay sitio", ha afirmado.

Los migrantes encuentran cobijo y calor en las iglesias que prestan sus instalaciones. 

En cuanto a la campaña del frío que se pone en marcha por parte del Ayuntamiento de Madrid el próximo lunes, Baeza ha denunciado que "es todo humo" y que se abren plazas porque previamente se han cerrado pese a estar en esta situación. "Tampoco entendemos por qué para el Ayuntamiento el frío empieza el día 25", ha afirmado.

Baeza ha añadido que abrieron el centro de Cercedilla para acoger a refugiados y lo inauguraron "con fotos" aunque ahora está "bloqueado". Además, ha criticado la pelea existente entre el Ayuntamiento y el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social a la hora de acoger a los refugiados. Según Baeza, para Migraciones las instalaciones que ha ofrecido el Consistorio madrileño son "un desastre", mientras que ellos dicen que el Gobierno central es "exquisito".

En julio de 2019, el delegado del área de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, José Aniorte, reprochó al Ministerio de Trabajo y Migración que ordenara a los servicios sociales de la capital atender a los solicitantes de asilo que lleguen al aeropuerto de Barajas.

Las bajas temperaturas hacen todavía más duras las noches a la intemperie. 

“El problema es que la mayoría de los inmigrantes llegan a España a través del aeropuerto Madrid Barajas, los últimos años el número de solicitantes de asilo se ha incrementado en casi todo el país y el Ayuntamiento no puede hacerse cargo”, explica este cargo municipal.

“No hay espacio para hombres”

Elcierredigital.com ha pasado una noche junto a varias personas que acampaban frente a la institución del Ayuntamiento de Madrid. La mayoría venezolanos, aunque también colombiano y salvadoreños. Entre los refugiados Jeremy, un venezolano de mediana edad que llegó a España hace diez días.

En su Venezuela natal dejó a su hija de diecisiete años. Confiaba en poder emigrar juntos, pero por varias dudas que surgieron durante la preparación de la huida del país suramericano decidió comprar un billete solo para él. El plan inicial era venir, trabajar y luego ayudar a su hija a volver.

Nunca creí que terminaría en la indigencia”, asegura Jeremy, que se cubre con una manta y un cartón para evitar mojarse con la lluvia. En Venezuela mantuvo un negocio, pero la crisis económica le obligó a cerrar. Ahora, pasa los días en la puerta del SAMUR esperando ayuda.

“Si eres niño tienes lugar rápido, si eres mujer esperas un poco, pero si eres hombre no hay espacio” asegura Luz, una migrante de Colombia que también pasa varias horas en el SAMUR. Luz vino con su esposo y su hijo, mayor de edad. Ella ya tiene una ubicación del SAMUR, pero su hijo y esposo se mantienen a la espera, así que Luz pasa las horas con su familia en la puerta de la institución para luego ir a dormir a un refugio.

Las escenas de familias esperando ante el SAMUR se repiten cada día desde hace semanas. 

Sin nuevos refugios

Ante la situación, el delegado del área propuso al gobierno nacional siete emplazamientos propiedad del Ayuntamiento de Madrid para dar acogida a los demandantes de asilo. En un comunicado expresó que: “el compromiso del Ayuntamiento de Madrid con el Gobierno de España para apoyarle ante la crisis de refugiados es absoluto”.

Después de una reunión conjunta con la Comunidad y el Ministerio de Interior se logró llegar a un acuerdo de atención parcial.  “Hemos conseguido en estos tres días siete ubicaciones que hoy mismo hemos ofrecido al Ministerio para que se ponga a trabajar, esta misma tarde, con el objetivo de poder establecer lo antes posible centros de acogida para refugiados”, ha destacado Aniorte.

Entre los tres emplazamientos propuestos por el Ayuntamiento se lograrían 1.350 plazas. De los siete puestos ya ese ha habilitado el Centro de Vacaciones Residencia Nuestra Señora de la Paloma, un centro cultural del consistorio en la localidad madrileña de Cercedilla. Un espacio de 2.000 metros cuadrados con capacidad de 200 personas.

COMPARTIR: