28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El exministro de Transportes aporta pruebas que demuestran que el director del digital que publica estas informaciones le pidió trabajo en 2018

Ábalos denuncia que una venganza periodística activó los reportajes sobre su presunto consumo de prostitución

/ Ábalos.
José Luis Ábalos ha podido aplacar en parte el terremoto desatado tras la publicación de unos reportajes sobre su presunto consumo de prostitución. Y lo ha hecho tras filtrar al programa 'Todo es verdad' de Cuatro un whatsapp que prueba que el director del digital que publica estas investigaciones le pidió trabajo en junio de 2018.

La caída política de José Luis Ábalos ha sido justificada por un renovado digital porque Pedro Sánchez se habría cansado de su presunta "sórdida doble vida". The Objective amplió ayer esta información y aseguró que Carmen Calvo forzó su salida del Gobierno con este razonamiento: "No podemos abolir la prostitución y mantenerlo".

"Ábalos es incompatible con nuestros valores feministas. No podemos aprobar el abolicionismo de la prostitución y mantenerlo como número tres del PSOE", habría añadido la exvicepresidenta. El mismo medio asegura que Ábalos intentó torpedear la abolición socialista de la prostitución.

E incluso explica que fue el único de los 9.000 participantes al 40º Congreso del partido que no aplaudió cuando se citó esta promesa feminista. Carmen Calvo ha negado este asunto y asegura que no tuvo "nada que ver en su cese".

Cruzando las líneas rojas

La solidaridad con Ábalos se ha desatado en periodistas y medios poco proclives al PSOE. Es el caso de Juan Carlos Girauta, que desde ABC asegura que "los linchamientos son abominables, y el de Ábalos no es una excepción. Si solo deploras las lapidaciones de los que son de tu palo, pero jaleas las decapitaciones de adversarios como una 'tricoteuse' en la plaza de la Revolución, entonces eres parte del problema".

Risto Mejide y Álvaro Nieto. 

El exdiputado de Ciudadanos explica que "los asuntos de bragueta se han mantenido en España, por fortuna, al margen de la lid política. Al menos como regla general". Risto Mejide por su parte recordó en 'Todo es verdad' de Cuatro que el primer reportaje firmado por Ketty Garat no se sostiene sobre "ninguna prueba documental" sobre Ábalos.

Le pidió trabajo

Ayer por la tarde Risto Mejide le preguntó en 'Todo es mentira' de Cuatro al director de The Objective, Álvaro Nieto, si era verdad que le pidió trabajo a Ábalos "cuando te tiraron de El País", allá por junio de 2018. El periodista andaluz negó la máxima.

Pero por la noche, en 'Todo es verdad', Mejide demostró gracias a un whatsapp filtrado por el propio Ábalos que Nieto había mentido: "Es cierto que pidió trabajo al señor Ábalos y tengo la prueba documental. Usted le pidió trabajo el 13 de junio de 2018. Pretendo demostrar que ha mentido esta tarde".

Nieto intentó matizar sus palabras y Mejide mostró el mensaje: "Como sabes, el lunes me despidieron como redactor jefe de El País. Yo acaba de llegar hace tres meses y no entiendo muy bien por qué me afectan a mí los cambios que se están produciendo".

El periodista, añadió: "Si buscas gente para tu equipo, cuenta conmigo, por favor, o llámame y, al menos, nos conocemos. Creo que puedo aportar cosas. Supongo que también sabrás que yo he estado trabajando para destensar las relaciones del periódico con el PSOE durante los últimos meses".

Nieto mostró su enfado porque le acusasen de vengarse porque no le dieron trabajo y acusó a Mejide de salir en defensa de Ábalos, que ejerce como contertulio de su espacio en Cuatro.

Aparcando su discurso buenista sobre su salida del Gobierno

José Luis Ábalos aparcó hace unas semanas su discurso buenista y mostró su enfado porque su adiós al Gobierno se llevó en medio de "una mezcla de confusión y liberación. Por un lado, me hubiera gustado que hubiera sido de un modo que todos entendiéramos mejor, que no se especule tanto porque eso no nos viene bien. A ninguno. Pero sí, también me sentí liberado. Sentía que no tenía vida".

En Infolibre, Ábalos confirmó que su nueva etapa también tiene cosas buenas: "Me gusta no tener urgencias. Ahora estoy en los temas personales. Me levanto temprano y llevo a mi hija al instituto. He vivido muy acelerado y cuando se vive así ni tienes casa ni tienes nada. Ahora ya es momento de reinventarse".

Lo más sorprendente de la entrevista es que aseguró que su mujer, Carolina Perles, padece cáncer. Y lo contó al desvelar que no lloró al salir del Ejecutivo: "Por política, no. A mí me cuesta mucho llorar. La última vez fue por algo personal, el día que nos dieron los resultados de la biopsia de Carolina. Fueron malas noticias. Esa fue la última vez que lloré".

Su hijo mayor

También asegura que su hijo mayor, al que algunos medios sitúan como 'culpable' de su salida del Gobierno, está que trina por los palos que se ha llevado: "A quienes más les ha disgustado es a mi hijo el mayor y a mi nieto. Les duele que se metan conmigo. Lo llevan mal".

Ábalos también admitió que quería permanecer en el Gobierno ("Tampoco te quieres ir del todo. Yo podía aspirar a un rol algo más relajado") e insinuó que el PSOE esperaba que Cs presentase una moción de censura contra Ayuso: "Cometimos el error de fiarnos de que Ciudadanos controlaba a su grupo y pensar que luego iban a dar una respuesta también en Madrid. Pero no fueron capaces"

COMPARTIR: