23 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El PSOE podría sentar las bases para reformar la Constitución, lanzar guiños a la España vaciada, abolir la prostitución y reformar estatutos

Félix Bolaños y Óscar López idean cuatro retos políticos para voltear las encuestas en favor de Pedro Sánchez

/ Pedro Sánchez
El PSOE asumirá grandes retos políticos para voltear las encuestas en favor de Pedro Sánchez. Félix Bolaños y Óscar López estudian las tareas que asumirán desde La Moncloa inmediatamente después del final del 40º Congreso del partido socialista, que arranca este viernes en Valencia.

El sigiloso nuevo jefe de Gabinete de Pedro Sánchez, Óscar López, no memoriza las frases de 'El ala oeste de la Casa Blanca'. Ni busca su nombre en Google media docena de veces al día. Ni flota sobre un aura lleno de las medias verdades que cultiva su antecesor en el cargo, Iván Redondo, que insinúa que mantiene "contacto" con el presidente con la intención de hacer caja en colaboraciones mediáticas y labores de consultoría en los aledaños del poder.

Sin embargo, fuentes de La Moncloa señalan a Elcierredigital.com que el abrupto final entre Sánchez y Redondo no estuvo consensuado, a pesar de que lo que el spin doctor intenta coser en el relato gracias a que el presidente del Gobierno no va a entrar a desmentir menudencias que son apuntaladas con que el asesor, como hace ante cada escenario al que se enfrenta, dejó abierta la posibilidad de salir de La Moncloa.

Y es que, según afirman, al presidente no le interesa abrir un debate con excolaboradores y prefiere observar atónito como Redondo hundía su bien ganado prestigio de forma exprés al estrellarse con Jordi Évole unos días antes de que Toni Bolaño intente consolidar las leyendas favorables para el spin doctor en un libro amable editado por el Grupo Planeta.

Cabe recordar que la todopoderosa editorial estuvo enemistada con Redondo hasta que La Moncloa firmó un armisticio mediático que ha incluido la desactivación política de TVE tras un pacto entre PSOE y PP, que ha conllevado la salida de Jesús Cintora de la pública y la recuperación de Atresmedia del monopolio informativo en televisión.

¿Remontada?

Las mismas fuentes gubernamentales reconocen que Sánchez decidió relevar a Redondo al no creer que su consultor de cabecera iba a tener fuerzas suficientes para encarar un horizonte muy adverso tras unas elecciones madrileñas que provocaron la implosión de Ciudadanos y la consiguiente resurrección del Partido Popular.

En La Moncloa al menos advierten con cierta tranquilidad que las expectativas electorales no bajan demasiado para el PSOE gracias a la exitosa campaña de vacunación que irá acompañada en los próximos meses por un torrente de inversiones públicas que surgirán al calor de los fondos 'Next Generation' de la Unión Europea.

40º Congreso del PSOE

Este próximo viernes arranca en la Fira de Valencia el 40º Congreso del PSOE que, a partir del domingo, encarará varios retos para recobrar el vuelo. Los socialistas bajo el lema 'Avanzamos' presentarán una nueva ejecutiva rejuvenecida y feminizada; intentarán mirar atrás con orgullo gracias a la presencia de Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero y Joaquín Almunia; y estrenarán en la sala de máquinas a Adriana Lastra y Santos Cerdán, que ocupan el enorme hueco que dejó el polémico José Luis Ábalos.

La intención de Sánchez en esta cita interna es generar sensación de unidad en el PSOE tras cinco años de fricciones internas. El presidente del Gobierno, consciente de que el ejército susanista está desmantelado y reconciliado con varios barones críticos (Ximo Puig, Guillermo Fernández Vara o Javier Lambán), pretende escenificar la unión del partido bajo su omnímodo liderazgo.

Otra intención de Lastra y Cerdán es que los debates de las enmiendas más polémicas no generen demasiado ruido y permitan que el PSOE pueda seguir apostando por una calculada ambigüedad en asuntos delicados como la monarquía, que será defendida por Sánchez para enfado de Unidas Podemos mediante una ley consensuada con Zarzuela y Génova 13 que invitará a Casa Real a apostar por la transparencia por primera vez.

Pedro Sánchez. 

Otros temas que podrían agriar el ambiente del partido que lidera el Gobierno son la 'ley Trans' que escuece en ciertos sectores del PSOE que se dicen feministas, o el daño reputacional que genera en el Gobierno la imparable subida del precio de la luz que difícilmente será encauzada por Antonio Miguel Carmona, vicepresidente de Iberdrola España gracias "al ánimo provocador de ciertas empresas", señalan desde La Moncloa.

Cuatro tareas

Desde La Moncloa podrían activar una reforma constitucional que ya fue adelantada hace unos días por Iván Redondo, que asegura que "antes del 2030 se han de iniciar los trabajos para la reforma de la Constitución. Yo creo que se pueden iniciar comprometiéndose a que en la siguiente legislatura haya un referéndum para conocer si los españoles quieren reformar la Constitución o no".

"La reforma se hará para unir bajo un mensaje, 'mejor juntos'. Nuestra Constitución es una de las pocas del mundo, por no decir la única, que tiene el nombre de una persona en su articulado, en los 169 artículos. Juan Carlos I. Cuando se habla de la justicia, se dice que se hace en nombre del rey. Será en nombre del pueblo español", sostiene el consultor ex jefe de gabinete de Pedro Sánchez.

El segundo gran reto de Félix Bolaños y Óscar López, según afirman desde las filas socialistas, será descentralizar la administración en favor de la España vaciada, ávida de ministerios, secretarías de Estado y sedes de organismos públicos para inquietud del Madrid de Isabel Díaz Ayuso. Y con la intención de que los mimos a provincias sean algo más que un eslogan político que surgió de un fenómeno literario apadrinado por Sergio del Molino.

Según las fuentes consultadas por elcierredigital.com, existe menos interés en el PSOE en abrir el melón de la financiación y la armonización fiscal "porque la Comunidad de Madrid abrazará el discurso de la 'libertad' para justificar el dumping fiscal que realiza", aseguran desde La Moncloa, y que denuncia la Comunidad Valenciana en poder del socialista Ximo Puig.

Y es que militantes socialistas en Andalucía, según aseguran estas mismas fuentes a elcierredigital.com, "no parecen haberse enterado bien de la estrategia fiscal y mediática de Madrid", ya que han presentado enmiendas para denunciar los supuestos privilegios de regiones "ricas" y supuestamente "insolidarias", como Navarra o Euskadi.

Lo cierto, según los expertos, "es que ambas autonomías aportan más al Estado de lo que reciben y no pueden utilizar las herramientas de rescate que han provisto de millones de euros a autonomías de todos los colores políticos por parte del Gobierno central".

Lo que sí se pretende es negociar por parte de Pedro Sánchez con la España periférica, por ejemplo, se intentará contentar al soberanismo pactista mediante el apoyo del PSE al Estatuto Vasco, que cocina el PNV a fuego lento; como también con el bote salvavidas que le lanzará el PSC a ERC en caso de que la escarpada hoja de ruta independentista de Junts per Catalunya y las CUP comprometa la viabilidad del Govern catalán. La intención de los socialistas catalanes es posibilitar un nuevo Estatut que entierre el procés y cure las heridas pretéritas.

La última tarea que podría asumir el PSOE, que será defendida este próximo fin de semana por el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, será una apuesta por abolir la prostitución tras admitir que esta tarea se quedó en el tintero en sus años en el poder español.

COMPARTIR: