13 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Sólo entrarán en la basílica Merry Martínez-Bordiú,nieta favorita del General, y José Cristobal, el único descendiente que siguió la carrera militar

Así será la exhumación del dictador que costará 90.000 euros al Estado: Un hijo de Tejero despedirá a Franco en El Pardo

Exclusiva El entierro de Franco en el Valle de Los Caídos.
El entierro de Franco en el Valle de Los Caídos.
La cuenta atrás para la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos ya ha empezado. Será el 24 de octubre a las 10:30 de la mañana. La familia se enteró este lunes del proceso a seguir y de los pasos a realizar. El miércoles se hará un ensayo sin la presencia de los siete nietos. Y sólo entrarán en la basílica del Valle de Cuelgamuros el 24, Merry Martínez-Bordiú,nieta favorita del General, y José Cristobal, el único descendiente que siguió la carrera militar.

Fue el domingo cuando el Secretario de Estado de Presidencia del Gobierno, Félix Bolaños, que ha sido el encargado por Pedro Sánchez para la negociación con el abogado de la familia de los Franco, Luis Felipe Utrera Molina, hijo de José Utrera Molina que fuera Ministro de Vivienda durante la dictadura de Franco, cuando se puso en contacto con el letrado de los Franco para comunicarles oficialmente ese periodo de gracia establecido de 48 horas. Éste le respondió que era “el día del Señor y que no se trabaja”. Tuvo que ser este lunes 21 de octubre cuando ya se produjo la comunicación oficial.

La exhumación se llevará a cabo a las 10:30 de la mañana del jueves 24 de octubre. El Gobierno de Pedro Sánchez sólo permitirá un responso de un minuto dentro de la basílica del Valle de los Caídos, que correrá a cargo del prior de los benedictinos  Santiago Cantera.

Dentro de la basílica sólo podrán estar dentro dos familiares de Franco. Los elegidos, tras un cónclave familiar celebrado este lunes en la casa-bunker de la familia en la calle Hermanos Becquer de Madrid, han sido Merry y José Cristóbal Martínez-Bordiú. La primera, exmujer del escritor Jimmy Giménez-Arnau, era la nieta favorita del dictador que la apodaba ‘La Ferrolana’ porque su carácter duro que le recordaba a él.

El otro descendiente será José Cristóbal, casado y ex marido de la modelo José Toledo. El único de los nietos de Franco que quiso seguir la carrera militar como el abuelo, llegando a prepararse para tal en la Academia Militar de Zaragoza que tanto influyó en la carrera del General Franco. Fue durante su jura de bandera en 1980 cuando se produjo el atentado con el incendio del Hotel Corona de Aragón donde se alojaba su abuela Carmen Polo.

Merry Martínez-Bordiú. 

Una vez que el féretro del dictador salga de la cripta, serán sus nietos y biznietos los llevarán a hombros la caja desde la explanada hasta el coche, que posteriormente lo llevará en el helicóptero de la Guardia Civil hasta el cementerio de Mingorrubio, en El Pardo. En el aparato militar Sólo solo viajará un familiar junto a los restos. El elegido por la familia ha sido Francis Franco, el nieto masculino mayor y cara visible del enfrentamiento con el Gobierno. El viaje costará 6.000 euros. Según la familia, todos los gastos de la exhumación costarán 90.000 euros y no los 63.061 euros que asegura el Gobierno español.

Cuando el cuerpo llegué a Mingorrubio en El Pardo, los restos mortales serán trasladados en coche fúnebre hasta la cripta donde están enterrados los restos de Carmen Polo. Allí se celebrará una misa corpore in sepulto a cargo de Ramón Tejero, párroco e hijo del golpista Antonio Tejero Molina y que, desde el principio, se ofreció para celebrar las exequias de la inhumación. Nadie ha puesto la más mínima pega en la familia Franco por la presencia  del cura Tejero. Muy al contrario, le están muy agradecidos. 

Francis Franco. 

Al acto acudirán los siete nietos del dictador y sus 15 biznietos. En total, serán 22 los familiares. Y no fallará ninguno inicialmente. Algunos, como Francisco Franco III, hijo de Francis, vienen desde el extranjero. En concreto desde Londres.

Este lunes 24 de octubre se celebró una reunión familiar en Hermanos Becquer y se vivieron momentos de tensión ya que algunos de los nietos no querían asistir a la exhumación del abuelo. Finalmente, se impuso el criterio de Francis. También asistirá la Ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, en calidad de Notoria Mayor del Reino.

Sin banderas y en guerra fría con la Iglesia

Finalmente, tampoco podrán cubrir los Franco el féretro de su abuelo con una bandera de España. En un principio querían usar la misma que cubrió al dictador en su entierro el 22 de noviembre de 1975 y que su hija, Carmen Franco, guardó siempre y Francis heredó. Esta bandera tiene el Águila de San Juan y es ilegal desde 1981. Tampoco podrán usar la actual bandera oficial.

Sin embargo, Francis sí ha anunciado que intentará cubrir el féretro con un pendón bordado con el escudo de los Franco Bahamonde, el mismo que se sacó de la nada su abuela Carmen Polo, y que mandó instalar en la fachada de la casa natal de Francisco Franco en El Ferrol para ocultar los orígenes humildes de su marido.

José Cristóbal Martínez-Bordiú y Jose Toledo. 

El Gobierno intentará que se realice todo en la más estricta intimidad. Para ello ha prohibido la presencia de periodistas no acreditados y no dejará que nadie lleve teléfonos móviles. Sólo habrá una cámara fotográfica dirigida  por control remoto y se emitirá una única señal de imagen por Televisión Española (TVE).

Con todo, es difícil prever si Mingorrubio será el último destino de Francisco Franco. El Gobierno ha retirado la llave del mausoleo a la familia. Actualmente, el cementerio es propiedad del Estado y ofrecieron a la familia la compra del panteón por menos de 100.000 euros, pero éstos se han negado y anuncian que acudirán al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo (TDHE) para solicitar que sus abuelos estén en una tumba privada y no de propiedad estatal.

Escudo heráldico de Francisco Franco, que intentarán poner en la caja mortuoria. 

Los nietos siempre quisieron que el abuelo estuviera en la Catedral de La Almudena donde tienen cuatro tumbas en propiedad. Dos están ocupadas por los Marqueses de Villaverde y otras dos están libres.

Al margen de su guerra con el Gobierno, a la familia Franco no le ha gustado la actitud de la Iglesia Católica ya que consideran que no ha defendido los intereses de la familia ni la memoria del dictador. Según ha explicado Francis Franco en el programa Cuatro al día, ni siquiera le dejaron celebrar una misa en la iglesia de los jesuitas de la calle Serrano, lugar donde se celebró la misa por su madre Carmen Franco en diciembre de 2017 y a la que acudió el golpista Antonio Tejero, cuyo hijo oficiará la última misa en memoria del dictador Francisco Franco.

COMPARTIR: