21 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La monarca, de 95 años, prepara los festejos que conmemorarán el aniversario de su coronación

La Reina Isabel II prepara su Jubileo de Platino: Casi 70 años al frente de la Corona británica

Reina Isabel II de Inglaterra en Berlín
Reina Isabel II de Inglaterra en Berlín
Casi dos meses después del fallecimiento de su marido, Felipe de Edimburgo, la reina Isabel II de Inglaterra ha marcado los días en los que celebrará su jubileo de platino en el trono. Esta celebración se realizará en junio en búsqueda del buen tiempo. Los festejos durarán cuatro días y la Familia Real tiene previsto viajar por todo el país para llevar a cabo actos conmemorativos.

El 70 aniversario de Isabel II como reina de Inglaterra ha sido enmarcado como una fecha de vital importancia de cara al próximo año. Tanto es así, que la corte de Buckingham ha querido oficializar la fecha un año antes de la consecución de este evento. De este modo, y con todo el ceremonial previsto para el festejo, la Familia Real pretendería reforzar su imagen, que en los últimos meses se ha visto dañada por las declaraciones televisivas de Harry y Meghan Markle.

Con este objetivo en el horizonte, el plan pasaría por celebrar la conmemoración durante todo el año con las visitas de la Familia Real a muchos lugares del país, en los que se realizarán actos de exaltación de los 70 años que Isabel II lleva al frente de la monarquía británica. Sin embargo, la fiesta por excelencia se ha fijado en el mes de junio, intentando que coincida con circunstancias climatológicas veraniegas y, por lo tanto, más favorables. Durante cuatro días, se sucederán eventos conmemorativos.

El jueves 2 de junio, arrancará la fiesta con el conocido desfile militar del Trooping the Colour. Cada año se repite una cabalgata de estas características en el cumpleaños de la reina. El año que viene se adelantará la fecha para coincidir con este 70 aniversario y las tropas británicas de la corona caminarán desde el palacio de Buckingham hasta Trafalgar Square unos días antes de lo que suele ser habitual. 

Trooping the Colour por el cumpleaños de la reina Isabel II en junio de 2013

El viernes está prevista la celebración de un acto religioso en la catedral de San Pablo. El gran día será el sábado 4 de junio. Por la mañana en el hipódromo de Epsom, se disputarán carreras de caballos y por la tarde habrá un concierto en palacio. El comunicado de la Familia Real ha dejado entrever que participarán algunos de los mejores artistas del mundo. Ya en el festejo del Jubileo de Diamantes se celebró un acto igual donde participaron varios cantantes destacados como Paul McCartney.

El último día de fiesta dará lugar el acto más popular, el "Gran almuerzo del Jubileo". Los ingleses harán un picnic sobre mantas con la Union Jack y continuarán con las actuaciones musicales y de otro tipo alrededor del palacio de Buckingham.

El reinado más largo de la historia de Inglaterra

Todos estos eventos programados están destinados a la exaltación del reinado de Isabel II de Inglaterra. Una etapa que comenzó tras la muerte de su padre, Jorge VI, de la que la monarca se enteró mientras se encontraba de viaje en Kenia. En junio de 1953 fue coronada como reina y se convirtió en la soberana número 40 del país. El acto de coronación fue el primero de toda la historia en emitirse por la televisión. A esta fiesta estuvieron invitadas las casas reales y los jefes de estado de los países europeos.

Su reinado comenzó años después de la Segunda Guerra Mundial y tuvo que hacer frente a la evolución de su institución así como de las relaciones con las antiguas colonias. El papel de la monarquía británica y, con ello el de Isabel II, pasó a ser más simbólico, reduciéndose considerablemente el papel político de la Casa Real. No obstante, sí fue de enorme importancia su papel en la Commonwealth, la Mancomunidad de Naciones, una organización compuesta por 54 países soberanos independientes y semi independientes que, con la excepción de Mozambique y Ruanda, ​ comparten lazos históricos con el Reino Unido. Isabel II logró conservar el carácter unificador de las anteriores colonias británicas durante el proceso de descolonización de los años 60.

Precisamente con esta intención, la reina decidió realizar un viaje sin precedentes por todo el mundo, en el que trataba de establecer vínculos con los súbditos de aquellos países que anteriormente habían formado parte de sus colonias.  De hecho, incluso introdujo costumbres británicas en algunos de los territorios visitados. En definitiva, a pesar de la disminución de su papel político, la Reina Isabel II de Inglaterra desempeñó un papel importante para la creación y el sostenimiento en la actualidad de la Commonwealth.

Isabel II y Felipe de Edimburgo montándose en un avión para abandonar Australia

No obstante, su reinado no ha estado exento de crisis aunque estas hayan estado más bien relacionadas con los escándalos que durante años han salpicado a los miembros de la Familia Real. Las polémicas en el seno de la Corona han llevado a algunos súbditos a expresar su posición contraria hacia una institución que está anquilosada. La propia reina calificó el año 1992 como de 'annus horribilis', pues en ese año  se separaron dos de sus tres hijos, y los rumores acerca de las diferencias entre Carlos de Inglaterra y Lady Di comenzaban a circular. 

También ese año se produjo un incendio en el Palacio de Windsor, cuya restauración, es decir,  el pago de los daños, fue asumido por el Gobierno. El hecho de no tomar en cuenta las exenciones fiscales ni el patrimonio de la corona enfadó a la sociedad. La gente pedía que la Corona se hiciese cargo de las reparaciones ya que tenían patrimonio suficiente. Un descenso de su popularidad que se agravó con el divorcio del príncipe Carlos y Diana de Gales en 1996. La muerte de Diana en un accidente de coche un año después provocó revuelo en la sociedad británica pues muchos la consideraron una víctima del comportamiento adúltero del príncipe Carlos y de la insensibilidad de la Familia Real.

Carlos y Diana de Gales junto a la Reina Isabel II

Pero esas no han sido las únicas situaciones polémicas para la Familia Real británica. El hijo de la Reina, Andrés, se vio obligado a abandonar sus funciones dentro de la corona por su implicación en una trama de delincuencia sexual a finales de 2019. Poco después, los duques de Sussex, Harry y Meghan solicitaban a la monarca dejar de formar parte de los Windsor y vivir lejos del país. 

En el plano político, en los últimos años se han sucedido dos acontecimientos de vital importancia: el Brexit y la pandemia de Coronavirus. La posición de la monarca con respecto al primero de estos ha sido bastante criticado. Se la acusa de tener un papel irrelevante en todo el proceso. Por el contrario, en lo que respecta a la pandemia, Isabel II sí tomó parte. Solicitó hablar a través de las cámaras de televisión para sofocar la situación del estado de alarma. La reina fue la primera vacunada junto con su marido por su edad y su exposición social.

Isabel II de Inglaterra tiene actualmente 95 años, es la jefa de Estado de mayor edad en el mundo actual y su reinado es ya el cuarto más largo de toda la historia. 

COMPARTIR: