22 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Héctor Iglesias, director de negocio de PaynoPain, explica que para evitar caer en este tipo de engaños es vital revisar los mensajes

Alerta por el 'pagamocho', un nuevo fraude en los pagos online desde Bizum o PayPal

La Comisaría Provincial de Málaga alerta de una nueva modalidad de estafa virtual, el 'pagamocho', a través de la cual los vendedores online aceptan solicitudes enmascaradas de cobro a través de plataformas de pago instantáneo. Para evitar este tipo de engaños, Héctor Iglesias, director de negocio de PaynoPain, explica a elcierredigital.com que existen diversos mecanismos de protección para las empresas.

La ciberdelincuencia es cada vez más sofisticada y las herramientas de hackeo que circulan, altamente efectivas. Ahora, la Comisaría Provincial de Málaga alerta de una nueva modalidad de estafa virtual, el 'pagamocho', a través de la cual los vendedores online aceptan solicitudes enmascaradas de cobro a través de plataformas de pago instantáneo. 

Según detalla la Policía Nacional en un comunicado, los ciberdelincuentes, tras rastrear páginas de compraventa online, se ponen en contacto con los vendedores y les hacen creer que están interesados en sus artículos. Tras ganarse su confianza, el supuesto comprador solicita abonar el importe del producto mediante plataformas de pago instantáneo, como Bizum o PayPal, argumentando que quieren agilizar la transacción. Remiten entonces un mensaje a la víctima para que acepten el pago y es aquí precisamente donde se encuentra el engaño. Este mensaje que recibe el vendedor realmente no esconde el coste del producto, sino que se trata de una solicitud enmascarada de cobro emitida a la víctima. 

Héctor Iglesias, director de negocio de la empresa centrada en el desarrollo de herramientas de pagos online Paynopain, explica a elcierredigital.com que, en este caso, "los estafadores lo que hacían era engañar al comercio diciéndoles que les enviaban un enlace para enviarle el dinero pero en cambio les estaban reclamando dinero a ellos. Eso con Bizum pasa porque están utilizando la aplicación para particulares. En cambio, para empresas, Bizum funciona de otra manera completamente diferente que es muy segura y que no da lugar a este tipo de posibles estafas". 

De cara a un consumidor, para evitar ser engañados online, "en lo que tenemos que fijarnos es, primero, que en la barra del navegador aparezca un candadito, ahí podemos ver el certificado de seguridad de la empresa. Luego, abajo, es obligatorio que todas las tiendas online informen de quienes son, con su nombre fiscal, etcétera, es decir, todos los datos que te permitan localizarlo". 

 

De todas maneras, señala Iglesias, "al final este tipo de engaños tienen las patas muy cortas porque son transacciones electrónicas y hay un rastreo que permite identificar a la persona que está detrás, con lo cual, sin son importes pequeños, se quedará en un hurto, pero si el importe es mayor puede tener recorrido penal". No obstante, si ya se ha caído en lo trampa, el experto recomienda "anular el cargo o las propias tarjetas". 

Proteger a las empresas

Para mitigar el riesgo de ser víctima de una estafa como la descrita por la Comisaría Provincial de Málaga, Héctor Iglesias explica que existen diversos mecanismos de protección para las empresas. Una de ellas, son las pasarelas de pago, que "dotan de seguridad al comercio y garantizan que la transacción que se realiza no sea fraudulenta, es decir, evitan que el usuario trate de estafar al establecimiento". 

Además, "por suerte hay una legislación a nivel europeo para intentar minimizar cualquier tipo de fraude de usuarios, pero aparte, nosotros como empresa tenemos herramientas que, si el comercio no las conoce, les podemos guiar. Por ejemplo, crear reglas que fijen que si el país del emisor de la tarjeta no coincide con el país de la dirección IP desde la que está haciendo la compra ni con la dirección de envío, te haga saltar algún tipo de aviso". 

A pesar de las continuas alertas sobre este tipo de timos, Héctor Iglesias insiste en que "comprar online es muy seguro". "Siempre que sea un usuario legítimo, en la mayoría de los casos es seguro. Ocurren más fraudes en los comercios físicos, lo que pasa es que son menos llamativos. Los consumidores están protegidos ante posibles webs fraudulentas y empresas como la nuestra intentan minimizar cualquier tipo de riesgo para que la experiencia de compra sea satisfactoria" concluye.

COMPARTIR: