04 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Esta concesionaria junto a la empresa de Florentino Pérez pasará a gestionar dos tercios de las autopistas de peaje en España

El Gobierno de Italia culpa a Atlantia de la tragedia de Génova: el socio de ACS en Abertis perderá sus concesiones en Italia

La entidad italiana Atlantia ha sufrido un duro golpe en bolsa tras el derrumbe del Puente Morandi que ocasionó ayer decenas de muertos. La filial de este grupo, Autostrade, era la encargada del mantenimiento y gestión del viaducto.

El derrumbe del puente de Génova -con un saldo 39 muertos hasta ayer- le puede salir muy caro a Atlantia, propietaria de la infraestructura, y actual dueña junto a ACS de la española Abertis. La opinión pública italiana, con el Gobierno a la cabeza, cargaron ayer duramente contra la compañía de autopistas, en manos de la familia Benetton, y culparon a Atlantia del desastre por no llevar a cabo los trabajos para la conservación del puente.

El Ejecutivo italiano anunció la retirada de la concesión de al menos esta autopista, en propiedad de la firma hasta el año 2038 y comenzar el procedimiento para la retirada del resto de viales que gestiona en el país transalpino. Todo esto en medio del proceso de toma de control de la española Abertis y el temor que esta mala gestión se extienda a las carreteras españolas.

Crónica de una desastre anunciado

Un tramo de unos 100 metros del puente Morandi de la ciudad de Génova (Italia) fue el que se derrumbó el pasado martes 14 de agosto en torno a las 12:00 horas. La construcción medía 1.182 metros, con una altura de 45 metros y se sustentaba en tres pilares de cemento armado que alcanzaban los 90 metros. La empresa encargada de la gestión y el mantenimiento de este viaducto es la filial de Atlantia, la operadora de autopistas Autostrade, que en un comunicado ha afirmado que estaban llevando a cabo obras de consolidación para reforzar la estructura de la autopista en el viaducto.

La empresa italiana ha señalado también que “se había instalado una grúa puente para permitir que se llevaran a cabo actividades de mantenimiento” y que “las causas del colapso serán objeto de análisis en profundidad tan pronto como sea posible acceder de forma segura a los lugares.” Por su parte, el ministro de interior, Matteo Salvini, calificó como inaceptable lo sucedido y afirmó que se depurarán responsabilidades.

El puente Morandi, también conocido como viaducto Polcevera, transcurre por la autopista A-10, gestionada por Autrostade, y forma parte de los casi 3.000 kilómetros de carretera explotados por esta empresa. Atlantia posee el 88% del capital. Se trata de una de las multinacionales más poderosas de Italia que tiene bajo su dominio la gestión de la mitad de las autopistas del país.

Atlantia se hunde en bolsa

Las acciones de la compañía italiana Atlantia registraron caídas superiores al 6% en la Bolsa tras haber llegado a caer más de un 10%, lo que forzó la suspensión de su negociación en varios momentos. A falta de algo más de una hora para el cierre de la sesión, las acciones de Atlantia perdieron un 6%, después de haber llegado a bajar un 10,93% durante los peores momentos de la sesión. Esto provocó la interrupción de su negociación en un par de ocasiones durante la jornada.

La empresa italiana ha sido protagonista los últimos meses en España por la operación de Abertis, que se oficializó en marzo de 2018, cuando firmó un pacto con ACS, la empresa de Florentino Pérez, para tomar de forma conjunta el control de la compañía, cuyo valor ascendió hasta los 18.100 millones de euros. Atlantia, que controla más del 50% de las autopistas italianas, ha sido el objeto de muchas críticas por el nivel de mantenimiento de sus carreteras. No obstante, y a pesar de ofrecer un canje por las acciones de Abertis inferior al de ACS, era la empresa favorita tanto para la anterior cúpula de Abertis como por CaixaBank el principal accionista de Abertis hasta su venta. Finalmente para evitar un largo enfrentamiento económico la empresa italiana decidió repartirse con la de Florentino Pérez el control de Abertis.

El imperio Abertis

Abertis Infraestructuras se dedica a la gestión de autopistas e infraestructuras de telecomunicaciones desde el año 2003, año en que se fundó. ​Es la primera concesionaria de autopistas en España y el primer operador mundial por número de kilómetros gestionados, repartidos en catorce países de Europa e Hispanoamérica.

Es la primera concesionaria del sector en España (67% de las concesiones del país) y la primera compañía del mundo por número de kilómetros en régimen de concesión. Está presente en catorce países de Europa e Latinoamérica. Además, la entidad española gestiona más de 8.300 kilómetros en el mundo, de los cuales 3.246 km en Brasil (que representa el 17% del total de vías de peaje del país), 1.760 en Francia (22% del total) y más de 1.500 en España (67% del total).

Desde 2006, Abertis Telecom es la concesionaria operadora del servicio de las señales de la Televisión Digital Terrestre en España a nivel nacional. El 7 de mayo 2015 la filial de telecomunicaciones de la compañía, Abertis Telecom, comenzó su cotización en bolsa, tras una reestructuración en la que la compañía se desligó de su matriz Abertis y cambió su denominación a Cellnex Telecom. Ya en el año 2017 Abertis incrementó su participación en el operador de satélites Hispasat hasta el 90,74%, tras adquirir el 33,69% de Eutelsat.

A partir de abril de 2017 posee el 100% del capital de la sociedad concesionaria de autopistas Sanef (Société des Autoroutes du Nord et de l'Est de la France), el tercer mayor operador por kilómetros gestionados de autopistas en Francia.

Esta multinacional ostenta también participaciones mayoritarias en compañías de gestión de telecomunicaciones. En el sector de las telecomunicaciones terrestres, cuenta con una participación en Cellnex Telecom, antigua Abertis Telecom, que el grupo sacó a bolsa en mayo de 2015. También es el mayor accionista con una participación del 90,8%, del operador español de satélites Hispasat, mientras que el restante 9,2% es de propiedad estatal, a través del CDTI (1,8%) y de SEPI (7,41%).

Muchos analistas sospechan que el acuerdo entre Atlantia y ACS acabará con una división de los activos y que la empresa italiana será la que gestione las autopistas. Una empresa, bajo sospecha por lo sucedido en el puente de Génova, que en España pasaría a controlar más de dos tercios de todas las carreteras de peaje,

COMPARTIR: