09 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Estos escandalosos sueldos se suman a los de los presidentes de Loterías, Correos y CIS, otros tres acólitos más

Los otros “enchufados” de Pedro Sánchez: Óscar López en Paradores e Irene Lozano en Marca España cobrarán 280.000 euros al año

Irene Lozano y Óscar López se suman a la lista de cargos bien remunerados en los que Pedro Sánchez ha colocado a sus más allegados. Al frente de Marca España y Paradores de Turismo, respectivamente, se embolsarán un total de 280.000 euros al año entre los dos. Es el premio por haberse mantenido fieles a lo largo de su carrera política, tan llena de altibajos

Tras conocer los sueldos de José Félix Tezanos y José Manuel Serrano al frente del Centro de Investigaciones Sociológicas y Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos S.A., respectivamente, que junto a Jesús Huertas en Loterías alcanzan la suma de casi medio millón de euros como contábamos ayer en El Cierre Digital, descubrimos los de Irene Lozano y Óscar López en Marca España y Paradores, respectivamente. Como en el caso de los primeros, también es el pago a los apoyos, pero en esta ocasión presentan peculiaridades, ya que más que la fidelidad política aquí se premia el apoyo mediático de Lozano y la vuelta al redil sanchista de López.

Irene Lozano rumbo a Marca España por 110.000 euros

Irene Lozano será nombrada esta semana máxima representante de Marca España que, además, pasará a llamarse España Global, cobrando una cantidad de 110.000 euros al año. Lozano sustituye al frente de este organismo a Carlos Espinosa de los Monteros  después de 16 años. Creado en 2002, no sería hasta una década más tarde cuando José Miguel García Margallo lo confirmara como Alto Comisionado con el objetivo de hacer “una política de Estado que tiene como objetivo mejorar la imagen del país en el extranjero y entre los propios españoles".

Pedro Sánchez e Irene Lozano

Irene Lozano, periodista y licenciada en Filosofía, ha tenido una trayectoria política sorprendente. En 2011 se sumó al partido UPYD de Rosa Díez llegando a ser diputada y portavoz de la formación magenta en las comisiones de Asuntos Exteriores, Cooperación Internacional para el Desarrollo y Defensa en el Congreso. Durante la legislatura 2011-2015 se convirtió junto a Toni Cantó y la propia Díez en una de las voces más críticas con los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy aunque tampoco fueron tibias sus intervenciones contra el PSOE que entonces lideraba Alfredo Pérez Rubalcaba. En julio 2015 abandonó el partido tras perder las primarias del mismo frente a Andrés Herzog. En octubre renunció a su acta de diputada y fichó por el Partido Socialista. Para todos fue una sorpresa y no fueron pocos los políticos socialistas los que criticaron la maniobra de Pedro Sánchez.

Finalmente, Lozano acabó como número 4 en las listas por Madrid como independiente para las elecciones del 20 de diciembre 2015. La periodista metida a política acabó además en el Comité de Expertos del partido fundado por Pablo Iglesias. Por desgracia para ella, la legislatura fue la más corta de la democracia al no poder formar ningún partido Gobierno, manteniéndose en funciones Mariano Rajoy. Tras el cese de actividad parlamentaria en mayo de 2016, Lozano abandonó de nuevo la política. A partir de ese momento Irene volvió al periodismo como articulista de varias publicaciones como 20 minutos y en varias tertulias de radio y televisión. También ha conseguido cierto éxito como escritora. Hace apenas unas semanas ha publicado la novela Si sufrir fuera sencillo, editada por Espasa. Desde los medios, Lozano, defendió a Pedro Sánchez durante la guerra sin cuartel que mantuvo este con Susana Díaz por el control del PSOE. Ahora, Sánchez ha premiado a Lozano con un más que generoso puesto la fidelidad mediática de la escritora. Aunque no se trata de un cargo político, también esta elección supone un resarcimiento por la historia inconclusa por la desastrosa legislatura sin Gobierno de 2015.

Óscar López sustituye a Gela Rato por 170.000 euros

El caso del castellano-leonés también es, cuanto menos, llamativo. La cifra que se embolsa por estar al frente de Paradores de Turismo es de 170.000 euros al año. Al igual que Lozano, López ha tenido una trayectoria de idas y venidas con el “sanchismo” aunque su historia es más llamativa. Tras su estrepitoso fracaso como candidato a la presidencia de Castilla y León, se unió al equipo de Pedro Sánchez como salvación de su carrera política. Tras esto no le dolieron prendas al pasarse con armas y escudos al bando de Patxi López, que intentaba tomar las riendas del partido frente a Pedro Sánchez y Susana Díaz. Para muchos, ha sido su "padrino" José Blanco quien ha conseguido situarlo de nuevo en las filas del “sanchismo”.

Óscar López y Pedro Sánchez en un acto del PSOE

Como si fuera un premio al “hijo pródigo”, el presidente del Gobierno le colocó en julio al frente de Paradores de Turismo de España en sustitución de Ángeles Alarcó, conocida como Gela Rato por su ex marido Rodrigo Rato. Alarcó estuvo al frente de Paradores desde 2012, época en la que comenzó la caída en desgracia del que fuera su esposo y al que hace unos días el Tribunal Supremo ratificó su condena de cuatro años y medio por el caso de las tarjetas black de Bankia como contamos en este periódico. Mientras su ex veía su prestigio disminuido Gela obtuvo este cargo durante el mandato de Rajoy. Esto reforzaría la teoría de que, tras su separación, fue Alarcó quien contó con el apoyo del partido. Es conocido que recibió el apoyo de Ana Botella cuando su matrimonio empezó a complicarse. Tras la moción de censura, llegó López que supo volver a tiempo al redil del “sanchismo”.

COMPARTIR: