21 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El hombre acudió a la cuatro de la tarde del jueves voluntariamente a la comisaría de la localidad madrileña de Mejorada del Campo

Queda en libertad sin cargos el exnovio de la trabajadora de Iveco que se suicidó tras difundirse un vídeo sexual

Trabajadores de Iveco se abrazan tras conocerse el suicidio de Verónica.
Trabajadores de Iveco se abrazan tras conocerse el suicidio de Verónica.
La Policía Nacional interrogó al hombre que se presentó voluntariamente durante la tarde del jueves en una comisaría de Mejorada del Campo para declarar sobre la difusión del vídeo de contenido sexual que pudo ser el detonante del suicidio de Verónica, trabajadora de Iveco en Madrid. El exnovio de la mujer, sospechoso de ser el presunto autor de la primera difusión de estas imágenes en un grupo de Whatsapp, quedó en libertad sin cargos.

El jueves por la tarde se ha entregado la expareja de Verónica, la trabajadora de Iveco que se suicidó tras viralizarse su vídeo sexual entre los trabajadores de la compañía. El joven se ha presentado voluntariamente en el cuartel de la Guardia Civil de Mejorada del Campo, según adelantó la Cadena Ser.

Tras entregarse, alrededor de las 16.00 horas, los agentes han conducido al detenido a la comisaría de la Policía Nacional de Coslada que es la que está investigando el caso desde un primer momento. La ex pareja era el primer sospechoso de haber reenviado el contenido erótico que Verónica se grabó hace cinco años. Según las primeras hipótesis, el hombre podría haberlo hecho despechado al negarse Verónica a retomar la relación que tenían. Sin embargo, tras declarar, quedó en libertad sin cargos.

Como ya se publicó, el vídeo llegó a un grupo de Whastapp en el que estaban 20 trabajadores. Era un grupo creado para gestionar los horarios de trabajo,  según apuntaron algunas informaciones. De ahí, el vídeo pudo llegar a extenderse hasta un total de unos 200 trabajadores de los 2.500 que trabajan en las dependencias de la madrileña Avenida de Aragón de la compañía automovilística.

El Juzgado de Instrucción número 5 de Alcalá de Henares ha abierto diligencias por un presunto delito de descubrimiento y revelación de secretos para investigar el origen de la divulgación de la grabación que llegó a un grupo de whatsapp del trabajo que a su vez fue enviado por estos trabajadores a más compañeros.

El cerco policial se había ido estrechando sobre el exnovio de la mujer fallecida con el que mantuvo una relación hace seis años, momento en el que rompieron y ella inició otra relación con el hombre que hasta ahora era su marido y padre de sus dos hijos.

Al parecer, según relata El Mundo, la semana pasada una veintena de compañeros recibieron una grabación en la que aparecía la mujer sola y que se habría filmado hace cinco años. Pero se trata de un total de cinco grabaciones de contenido íntimo que fueron enviados a un grupo de Whatsapp de compañeros de trabajo por el exnovio que la coaccionaba.

La Policía cree que este hombre amenazó a Verónica con difundir esas imágenes si no volvía a retomar una relación sentimental con él, a lo que ella se negó, ya que estaba casada y tenía dos hijos, de nueves meses y cuatro años. Todo hace indicar que el hombre finalmente cumplió su amenaza. En menos de un día, las imágenes íntimas de Verónica ya habían sido compartidas por unas 200 personas.

El pasado viernes su marido tuvo conocimiento de los vídeos, algo que ella trató de evitar en todo momento, y Verónica no pudo soportar la presión y el sábado se quitó la vida en Alcalá de Henares, donde residía.

La planta de Iveco en Madrid.

La Fiscalía de Criminalidad Informática ha pedido a la Policía un informe sobre las circunstancias que rodearon el suicidio, y también la Agencia Española de Protección de Datos ha abierto de oficio una actuación ante "la posible difusión sin consentimiento" de las imágenes.

Comunicado de un grupo de trabajadores

Un grupo de trabajadores de Iveco, cuyos integrantes son la mayoría hombres, remitió este miércoles un comunicado para explicar que la mayoría de trabajadores han mostrado "su disconformidad en relación a lo que estaba sucediendo", por lo que han exigido que no se generalice una conducta con la que han mostrado su "absoluta desaprobación" y que se busque a los responsables.

Según explican fuentes de CGT Iveco cuando se conoció la noticia, los vídeos fueron grabados hace cinco años y, al ser compartidos entre los compañeros, la afectada se dirigió a Recursos Humanos de la empresa para explicar la situación y este departamento le aconsejó denunciar los hechos pero ella rehusó hacerlo.

El Juzgado de Instrucción número 5 de Alcalá de Henares, sobre el que ha recaído el caso, y su titular, la jueza Ana María Gallegos, ha incoado diligencias previas por un presunto delito de descubrimiento y revelación de secretos en base al artículo 197,7 del Código Penal.

Además, CC OO denunciará el caso ante la Inspección de Trabajo al considerar que no activó el protocolo de acoso sexual en el caso de Verónica cuando, en su opinión, su muerte se trata de un accidente laboral.

COMPARTIR: