20 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La FASFE los acusa de lesiones dolosas, delitos contra los derechos de los trabajadores, negociaciones prohibidas y delito societario

Ésta es la querella contra el presidente de LaLiga Javier Tebas, su hijo y Jonathan Praena, presidente del Fuenlabrada

Javier Tebas padre e hijo.
Javier Tebas padre e hijo.
La Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español (FASFE) ha presentado una querella criminal por lesiones dolosas, delito contra los derechos de los tabajadores, negociaciones prohibidas y delito societario contra LaLiga de fútbol profesional (LFP), su presidente Javier Tebas Medrano, su hijo Javier Tebas Llanas, el Fuenlabrada SAD y su presidente Jonathan Praena Sánchez.

El escrito, de 45 páginas, ha sido presentado este martes ante el juzgado de Instrucción que por turno corresponda en Madrid y explican los firmantes que los supuestos delitos, "varios de ellos económicos", habrían sido cometidos en "Madrid, Fuenlabrada, A Coruña, Elche, Oviedo, etc...".

Jonathan  Praena, presidente del Fuenlabrada.

La querella parte de la suspensión del partido de fútbol en Segunda División entre el Deportivo de La Coruña y el Fuenlabrada que escandalizó al fútbol profesional y acabó con el descenso del Deportivo en Segunda B. FASFE alega que LaLiga "aun siendo plenamente consciente de que uno de los jugadores está contagiado, en ningún momento decide aislar a la plantilla al completo, aun cuando se haya obligado a ello por su propio Protocolo aprobado por ésta (...)" y continúa "por ello se infiere que el propio Fuenlabrada como la propia LFP, ya desde un primer momento han obviado sus obligaciones sanitarias en relación con la pandemia que estamos viviendo (...)". Los querellantes ponen como ejemplo que "este peligro resultaba tan real y concreto que, en la propia noche del sábado, cuando un positivo ya se había confirmado, el jugador del Rayo Vallecano, Yacine Qasmi, estuvo comiendo con un jugador del Fuenlabrada sin conocer que estaba exponiéndose a un posible contagio y, por ello, poner en peligro tanto a la plantilla de su club como a todo su entorno".

Aislamiento obligatorio

Desde FASFE aseguran en su querella para acusar al Fuenlabrada que una vez detectado el positivo en este club de fútbol "el aislamiento del conjunto de la plantilla y cuerpo técnico fuenlabreño resultaba ya obligatorio precisamente por estos resultados "no concluyentes", pero tanto para el Club como para la LFP primó el interés económico de que se disputase el partido del lunes 20 de julio contra el Deportivo de La Coruña. De forma coherente con esta pasividad, la LFP decide no informar de estos contagiados a las autoridades sanitarias". También acusan al Fuenlabrada de iniciar el viaje a La Coruña sin esperar el resultado de los tests realizados a la plantilla.

Yacine Qasmi.

En el punto noveno del relato de los hechos aparece Javier Tebas hijo: "La conducta tanto del CF Fuenlabrada -del que hay que destacar que su director jurídico es el querellado  Javier Tebas Llanas, hijo del también querellado Javier Tebas Medrano, presidente de la LFP- como de la LFP y de su presidente, se puede calificar de engañosa, aseveración que confirma el Colegio de Médicos de A Coruña (...)".

Al presidente de LaLiga la FASFE le acusa de que "lo que parecía una ausencia de acción y decisión por parte de Javier Tebas Medrano -ya de por sí de una gravedad inestimable- ha sido en realidad el mandato activo e indubitado de romper maliciosamente -y con pleno conocimiento- tanto el protocolo sanitario de la LFP al respecto, como el propio protocolo al efecto del Ministerio de Sanidad" y añade muy duramente que "la LFP ha preferido primar los intereses económicos antes que la salud de los integrantes de los clubes y de la sociedad en general".

En el punto décimo primero se comenta del "entramado y las relaciones existentes entre los querellados concurren otra serie de hechos delictivos (...)" añadiendo que "el despacho Tebas Coirduras, por asesorar al Fuenlabrada durante dos años solicitó y percibió en 2018 la suma total de 130.000 euros". En otro apartado de la querella se recoge el ascenso del Fuenlabrada a Segunda, cuando era asesorado por el despacho de Tebas: "Con motivo del ascenso a Segunda División del CF Fuenlabrada en la temporada 2018-2019 hemos de decir claramente que tanto su evolución económica como la consecución del capital mínimo exigido por el CSD para competir en la Segunda División A es un auténtico misterio de oscurantismo y opacidad". El CSD exigía a todos los clubes que subieran al fútbol profesional un capital de 3,4 millones de euros. Ese año el Fuenlabrada declaró a junio de 2018 unas pérdidas de 210.354 euros, según los querellantes. Varias páginas de la querella se dedican a examinar las cuentas del Fuenlabrada y los aspectos económicos del club.

Entramado de negocios

La FASFE aporta además cuatro audios donde "se deduce incuestionablemente el entramado y las relaciones de negocios (fraudulentas) existentes entre Javier Tebas Medrano, Javier Tebas Llamas y Jonathan Praena (presidente del Fuenlabrada)".

Y piden que se tome declaración a los tres imputados y además como testigos a Juan Manuel Marrero, capitán del Fuenlabrada, Hugo Fraile, jugador del mismo club, Rodrigo Fernández Lovelle, representante de este jugador y a Alberto García Pradena, codirector del grupo Pradena. Además, los querellantes aportan 35 documentos, entre ellos noticias, informes de auditores y audios entre otras cosas.

COMPARTIR: