07 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El exalcalde de Marbella, que todavía debe 46,2 millones, habría fingido una aparición gratis en Telecinco cuando obtuvo más de 60.000 euros por ella

Julián Muñoz vuelve al foco de la Justicia ahora acusado de tapar el cobro de una entrevista

Julián Muñoz.
Julián Muñoz.
La Audiencia Nacional sospecha que Julián Muñoz, exalcalde de Marbella y expareja de Isabel Pantoja pudo incurrir en dos delitos de frustración en la ejecución y falsedad en documento mercantil al simular que dio una entrevista gratis a Telecinco cuando en realidad cobró 66.494 euros más IVA. Por ello, la Sala de lo Penal de dicho tribunal ha deducido testimonio a los juzgados de instrucción que corresponda para que se investiguen los hechos.

La Audiencia Nacional sospecha que Julián Muñoz ha vuelto a delinquir. Esta vez el exalcalde de Marbella está bajo el punto de mira por presuntamente ocultar la remuneración que obtuvo por dar una entrevista a Telecinco, emitida en enero, cuando en realidad habría cobrado 66.494 euros más IVA. En ese mismo mes, Julián Muñoz también regresaba a la televisión con su docuserie 'No es la hora de la venganza, es la hora de la verdad', donde hablaba de su ex, Isabel Pantoja, y de los años que compartió con la tonadillera.

Esta ocultación habría sido ideada porque Julián Muñoz aún tiene que pagar más de 46 millones de euros por los procedimientos judiciales que fue condenado, como el ‘caso Malaya’, y la cantidad que supuestamente ganó hubiese sido embargada. Por ello, la Sala de lo Penal ha deducido testimonio a los juzgados de instrucción que corresponda para que se investiguen los hechos.

La Fiscalía junto al Ayuntamiento de Marbella dudan de la gratitud de su entrevista y denuncian que Julián Muñoz, quien de los 46,6 millones de euros a los que fue condenado por responsabilidad civil tan solo ha pagado 0,4 millones, habría simulado una cesión gratuita de los derechos de propiedad intelectual, industrial, patrimoniales, comerciales y de imagen mediante dos contratos: el que él mismo suscribió con Kometa S.L. y el que esta mercantil cerró posteriormente con Producciones Mandarina S.L. para la correspondiente entrevista.

En su informe a la Sala, el consistorio malagueño indicaba que la comunicación de Producciones Mandarina dejaba en evidencia la que habría remitido Kometa Producciones Audiovisuales acerca de la imposibilidad de retención al penado Julián Muñoz al no existir ninguna remuneración “cuando ha quedado acreditado que la cesión de los derechos de su entrevista implicó un contenido económico en forma de contraprestación por un total de 66.494´73 euros más I.V.A”.

De esta forma, el Ayuntamiento marbellí alega que "debería acordarse el embargo de la precitada cantidad ingresada por la entrevista en la cuenta bancaria de destino que indica la productora, al ser obvio que Julián Muñoz cobraría por la entrevista cuyos derechos han sido objeto de cesión para su explotación". Destacando desde la dirección de este municipio malagueño que el argumento de que no ha habido remuneración por esta cesión de derechos resulta "inverosímil" y catalogándolo como un "intento fraudulento de eludir el embargo acordado por esa Sala".

La Audiencia Nacional ordena embargar el dinero que cobre Julián Muñoz por  su programa en Telecinco

Julián Muñoz.

La Fiscalía en su informe va más allá y frente a la argumentación dada por la empresa Kometa, en la que explican que los derechos de Julián Muñoz "le fueron cedidos gratuitamente" por él mismo, denuncia que "tal acuerdo no responde a una actividad contractual ordinaria, y más concretamente en el ámbito en que ésta se desarrolló. La gratuidad y altruismo que figura en ese contrato no se compadece con la realidad que se conoce de ese tipo de producciones televisivas". E incluso desde el Ministerio Público indican que Julián Muñoz "ya pretendió realizar entrevistas a cambio de dinero, lo que no llegó a realizarse por razón del posible embargo de tales cantidades".

Después de recibir el informe, la Sala de lo Penal ha acordado "la deducción de testimonio íntegro de esta pieza separada al juzgado decano de Instrucción correspondiente, por si procediere la incoación del procedimiento penal oportuno para la investigación de la comisión por este penado, Julián Muñoz Palomo, con la cooperación necesaria de terceros, de un posible delito de frustración de la ejecución, en posible concurso medial con un delito de falsedad en documento mercantil; y siendo en el seno de dicho procedimiento penal, caso de incoarse y tramitarse, donde deberán pedir las partes acusadoras las medidas cautelares".

La vida de Julián Muñoz

Julián Felipe Muñoz Palomo es el nombre completo del polémico exalcalde de Marbella, condenado por la gestión que llevó a cabo al frente de su Ayuntamiento y conocido por su relación con la cantante Isabel Pantoja. La relación terminó y los dos acabaron en prisión. Ahora, de nuevo, una entrevista suya para hablar de la tonadillera le ha colocado en la posición de investigado por la justicia y a convertirse en foco mediático.

Natural de El Arenal, pueblo de Ávila donde era conocido como 'Cachuli'Julián Muñoz se mudó a la localidad de San Martín de Valdeiglesias, lugar en el que comenzó a trabajar como camarero. Durante esta etapa, Julián Muñoz conoció a Maite Zaldívar, una mujer que trabajaba de camarera en un pub nocturno con la que se casó y se marchó a la Costa del Sol en el año 1983, tras ser perseguidos por sus deudas con los vecinos y con los proveedores del bar que regentaban.

Una vez afincados en Marbella, el matrimonio abrió un bar cerca del campo de fútbol de la ciudad, negocio que les permitió prosperar y continuar con su aventura hostelera abriendo un restaurante. En aquella época ampliaron la familia con su hija Elia, que se sumó a Eloísa, una hija que tuvo Maite antes de conocer a Julián.

Debido a que su nuevo negoció no tuvo el éxito esperadoJulián Muñoz comenzó a trabajar en un bar donde sus grandes dotes como relaciones públicas le auparon hasta el puesto de encargado. Fue en esta época cuando Muñoz conocería a Jesús Gil, la persona que le introdujo en el mundo de la políticaGil decidió ofrecerle un puesto en su Grupo Independiente Liberal para las elecciones municipales del año 1991 pese a que Julián estuvo afiliado al PSOE anteriormente.

Julián Muñoz junto a Maite Zaldívar.

En sus primeras elecciones fue elegido concejal en el número seis de la lista, en las de 1995 como número tres y en las de 1999 como número dos, por lo que su carrera política fue rápida y exitosa, culminando en 2002, tras la dimisión de Jesús Gil, cuando Julián Muñoz asumió las funciones de alcalde de Marbella siendo investido el 2 de mayo de ese mismo año.

Fue a partir de entonces cuando comenzaron las relaciones amorosas fuera de su matrimonio y el trato de favor a ciertos familiares, a los que Julián abría paso en el Ayuntamiento. Gracias al cargo que ocupaba, comenzó un periodo de ostentación y lujo que no parecía corresponder con sus ingresos. Justo antes de las elecciones de 2003 coincidió con la famosa cantante Isabel Pantoja, por la que finalmente se divorció de Maite Zaldívar.

Las elecciones de 2003 se saldaron con la victoria de “Cachuli” por mayoría absoluta, aunque, paralelamente, su matrimonio con Zaldívar se hundía y el escándalo social producido por esta noticia y por los rumores de corrupción le hicieron perder su cargo en agosto de ese mismo año. Durante ese periodo, la Justicia investigó cohechos y sobornos recibidos, propiedades y dinero que fueron blanqueados para hacerse con un importante patrimonio.

Parte de este patrimonio fue el resultado de las gestiones y negocios que Julián Muñoz hizo desde su puesto de mando con ciertos empresarios de la Costa del Sol, a quienes, desde su prevalente posición en el Ayuntamiento de Marbella, podía beneficiar económicamente.

En el año 2006, Muñoz fue detenido en la segunda fase del Caso Malaya, la trama de corrupción inmobiliaria e institucional más importante de la historia de nuestro país. En este caso también se vieron implicadas su exmujer, Maite Zaldívar, e Isabel Pantoja. De hecho, ambas ingresaron en prisión.

Julián Muñoz siendo detenido.

Durante su etapa de prisión preventivaJulián Muñoz fue condenado por cohechomalversación de fondos públicos y por prevaricación urbanística relacionada con la concesión de licencias ilegales durante su estancia al frente del Ayuntamiento de Marbella. Después de cumplir tres cuartas partes de la pena de prisión impuesta por estos delitos, el exalcalde salió de la cárcel en el año 2008, tras casi dos años y medio entre rejas.

Pero esta no ha sido la única vez que Muñoz fue privado de su libertad ya que, en el año 2013, se le condenó a siete años y medio de prisión y a diez años de inhabilitación de desempeños públicos por prevaricación. Además, en octubre de ese mismo año la Audiencia Provincial de Málaga le condenó a dos años de cárcel y a dieciséis de inhabilitación por delitos relacionados con el Caso Malaya mencionado anteriormente.

Debido a su delicado estado de salud, en el año 2015 le fue concedido el régimen penitenciario de tercer grado, aunque esa decisión fue anulada poco después debido a que la Audiencia de Málaga consideró que “mantenía intacta su capacidad de delinquir”

En mayo del año 2016, la Audiencia Nacional le volvió a conceder el tercer grado, aunque dos años más tarde le fue revocado al encontrarle bailando en una discoteca a altas horas de la madrugada. Finalmente, consiguió el beneficio el pasado año. Por tanto, Julián Muñoz, a sus 74 años y habiendo sido uno de los protagonistas de uno de los capítulos más mediáticos de corrupción en España, ha pasado "solamente" en prisión cinco años y dos meses

COMPARTIR: