10 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El díscolo Alejandro Vélez se niega a devolver el acta a la formación verde y ha denunciado las presiones en el Juzgado

La Justicia decide sobre la expulsión por parte de Abascal de su concejal de VOX en Badajoz

Alejandro Vélez VOX
Alejandro Vélez VOX
El juicio tendrá lugar el próximo 4 de febrero telemáticamente, aunque habrá que esperar todavia unos días para la sentencia que obligará al Ayuntamiento de Badajoz a proceder a disolver el grupo municipal de VOX o mantener al concejal Alejandro Vélez como miembro afiliado a este partido político y por tanto con grupo municipal propio.

Alejandro Vélez, concejal de VOX en el Ayuntamiento de Badajoz, fue expulsado de la formación de Abascal. Pero la Justicia paralizó su expulsión y apercibió a VOX hasta en dos ocasiones para que no continuase pidiendo el paso al grupo mixto del concejal díscolo. Ahora, esa misma Justicia deberá pronunciarse definitivamente sobre la situación de Vélez, que ya ha dicho que ve su futuro en VOX "muy negro". Este jueves tendrá lugar el juicio donde se dilucidará sobre si VOX continúa teniendo grupo municipal en Badajoz o Vélez pasa al grupo mixto.

Fue en el pasado mes de julio de 2020 y tras la celebración de un Pleno, cuando se informó al concejal pacense de la decisión de su grupo de echarlo y de que, por tanto, tenía que dejar el acta de concejal o pasar al grupo mixto, pero como independiente.

Alejandro Vélez, VOX Badajoz.

Pero esta decisión fue recurrida por Vélez y el acuerdo  de expulsión quedó pendiente para la decisión del Juzgado de Primera Instancia Número 7 de Badajoz, razón por la que Vélez siguió formando parte como miembro afiliado aunque fuese rechazado por la formación del partido político.

Aunque hay que tener en cuenta que esta situación ha sido tomada como arbitraria, ya que, según el asesor de Vélez en declaraciones a la Prensa, Juan Antonio Morales, “dice mucho de un partido que se denomina como democrático”. 

Este mismo juzgado será quien celebre juicio el próximo 4 de febrero, y de la misma forma que afirma Morales: "Como somos hombres de orden y de derecho hemos seguido los cauces que hay que seguir y hasta ahora la justicia nos ha dado la razón”.

"Es incomprensible que en un partido de las características de VOX se lleven a cabo estas actitudes”, ha dicho Vélez en alguna ocasión.  El concejal díscolo es una pieza clave en el tripartito que gobierna el Ayuntamiento de Badajoz.

Más fugas de VOX

Por otro lado, otro de los focos problemáticos es la sede de VOX de Málaga, en la que los militantes aseguran que no aguantan más la situación.

Desde el nombramiento de Antonio Sevilla como presidente regional, las cosas han ido cuesta abajo, y enaltecen la figura de José Enrique Lara. "Él por lo menos los tenía bien puestos y nunca hubiera dejado que Patricia Rueda y Jacobo Vázquez metieran sus feas manos en el partido, como les consiente Sevilla", se comenta en los cenáculos de VOX en la ciudad.

La debilidad de Antonio Sevilla al frente de Vox Málaga ya tiene su primer damnificado. El único concejal del partido de Abascal en Nerja, Miguel Armijo, médico de profesión, ha presentado su dimisión, cansado de la falta de autoridad de Sevilla y de que el poder en la sombra lo ejerza la diputada nacional Patricia Rueda, en contra de la mayoría de los militantes.  Armijo, como otros muchos, no parece dispuesto a formar parte de un partido donde los nombramientos son adoptados a espaldas del Comité Ejecutivo Provincial.

COMPARTIR: