27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El presidente del Gobierno también busca eliminar las posibilidades que tendría el PP con la publicidad institucional que va a tener tras ganar el 28M

Las cuatro claves de Pedro Sánchez para adelantar elecciones: De la caída de Podemos a impedir la crítica interna

El Cierre Digital en
/ Pedro Sánchez
Pedro Sánchez anunció ayer el adelanto de las elecciones generales para el próximo 23 de julio. Aunque el presidente del Gobierno dejó sorprendida a la clase política, detrás de su decisión se encuentran varias claves racionales que podrían explicar los intereses del secretario general del PSOE de llamar a las urnas seis meses antes de lo previsto. El derrumbe del espacio de Unidas Podemos y el hecho de impedir las críticas internas son dos de ellas.

La debacle electoral socialista de este pasado domingo ha dejado a la formación que lidera Pedro Sánchez sin seis gobiernos regionales, quince capitales de provincia y con muy malas perspectivas en relación con las próximas generales tras el triunfo del PP por casi 3,5 puntos y más de 800.000 votos

El presidente del Gobierno, dejando a contrapié a toda la clase política española, sorprendió ayer al convocar elecciones generales para el próximo 23 de julio. "He tomado esta decisión a la vista de los resultados de las elecciones autonómicas y municipales. Muchos presidentes y alcaldes socialistas con gestiones impecables se van a ver desplazados, incluso a pesar de ver aumentado su apoyo. Esas instituciones pasarán a ser gobernadas por el PP y Vox", aseguró.

Sánchez afirmó que "el sentido del voto traslada un mensaje que va más allá. Asumo en primera persona los resultados y creo necesario dar una respuesta y someter nuestro mandato a la voluntad popular. El Gobierno ya ha sacado adelante las grandes reformas comprometidas".

"Nuestro país se dispone a desempeñar una responsabilidad muy importante como es la presidencia de turno del Consejo de la UE. Todo esto aconseja una clarificación de los españoles sobre las fuerzas políticas que deben liderar esta fase y las políticas a aplicar. Solo hay un método infalible, que es la democracia. Lo mejor es que los españoles tomen la palabra para definir sin demora el rumbo político del país", añadió.

Alberto Núñez Feijóo, por su parte, pidió "desde ya una mayoría clara. Debemos dejar atrás cinco años para olvidar. A los que proponen una legislatura de más de lo mismo debemos responderle en las urnas. Ayer (por el domingo) dimos el primer paso, pero el sanchismo aún no ha sido derogado". 

Cuatro claves se esconden detrás de la decisión de Sánchez de adelantar elecciones, hecho que implicará que no disfrute demasiado de los efectos de la presidencia europea ni pueda aprovechar algunas exigencias polémicas de Vox al PP a la hora de conformar gobiernos municipales y regionales. 

1- Derrumbe de Unidas Podemos 

La decisión de Sánchez encuentra en su peor momento al espacio de Unidas Podemos, que ahora solo tiene diez días para conformar una candidatura entre Sumar, cuyas alianzas no alcanzaron sus objetivos el 28M, y un muy debilitado Podemos, que podría verse empujado a un pacto.

La secretaria general morada, Ione Belarra, asegura que piensan que "es posible revalidar la confianza de la gente de este país. Podemos va a estar donde ha estado siempre, trabajando por las transformaciones sociales y por la unidad. Y en ese sentido, estamos trabajando ya para darle a la ciudadanía progresista de este país la noticia que lleva tanto tiempo esperando, para que este espacio político se presente unido a las elecciones".

Pedro Sánchez. 

2- Silencia a los críticos

Ximo Puig ya había enseñado la patita contra Sánchez, que con el adelanto electoral cierra filas y evita que se abra cualquier tipo de debate interno en el PSOE, que tendrá que aparcar las intentonas de sucesión a su secretario general. 

3- Impide los efectos del cambio de ciclo

La explosión del cambio de ciclo electoral que se presume intenta ser atajado por Sánchez, que pretende frenar los efectos de la entrada de PP y Vox en el salón de mando de muchas instituciones autonómicas y municipales. 

4- Frenar los efectos mediáticos

Este cambio en la política iba a tener efectos en los medios, a cuenta del cambio en televisiones autonómicas y el inicio de nuevas campañas de publicidad institucional regional y local. Pero Sánchez intenta esquivar estos golpes con una decisión que ha levantado una gran polvareda. 

Puerta grande o enfermería

Ni malos números económicos, ni Gobierno acuciado por corrupción, ni políticas juzgadas de forma negativa. Lo que se barrunta en España es un agotamiento de ciclo político. Esta situación previsiblemente se llevará por delante a Pedro Sánchez, eterno superviviente de infinitas batallas y ahora presumible víctima de una etapa con crecientes polémicas en el seno de su Gobierno. 

El presidente, lastrado por haber elegido a Óscar López como jefe de Gabinete, se la juega a cara o cruz. Puerta grande o enfermería. Lo cierto es que el dirigente socialista ha sobrevivido a otras guerras cuando lo habían dado por muerto. 

Sánchez no fue favorito en las primarias que le ganó a Eduardo Madina, parecía que iba a derrumbarse en las generales de 2015 frente a Mariano Rajoy, en las de 2016 contra Pablo Iglesias y en las segundas primarias contra Susana Díaz, los barones y la vieja guardia. 

Albert Rivera en 2018 también le miró por encima del hombro y en 2019 Pablo Casado creyó que alcanzaba La Moncloa tras la foto del trío de Colón. Esta vez, Alberto Núñez Feijóo, posiblemente le doblará el brazo. Pero en Génova 13 saben que Sánchez, una vez más, no se dará por vencido.   

COMPARTIR: