16 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Traficantes de drogas y estafadores reclutan cada vez más a chicos, como el detenido recientemente por jaquear datos bancarios de miles de personas

El papel de los menores en el crimen organizado español: De peones a líderes de las bandas

Policía y menores.
Policía y menores.
Los Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal liderada por un menor que creaba sus propias herramientas informáticas para estafar hasta a 100.000 clientes y un total de 350.000 euros. Los menores cada vez están más presentes en el crimen organizado, ya sea como líderes o como peones utilizados por bandas criminales, sobre todo, para la venta de droga. El pasado 2021 la cifra de menores involucrados en bandas aumentó un 48,36 % y detuvieron a 131.

Se ha desarticulado una organización criminal liderada por un menor que estafó 350.000 euros y ha obtenido datos bancarios de hasta 100.000 clientes de banca online en todo el territorio español.

El líder del grupo, un menor, ha ingresado en un centro en régimen cerrado. Además, se han detenido a 24 personas vinculadas a esta organización criminal que operaba en las ciudades de Cádiz, Málaga y Barcelona. Según ha informado la Policía Nacional, ocho de las personas arrestadas han entrado en prisión.

La organización criminal se dedicaba a las estafas informáticas mediante técnicas de ingeniería social como 'phishing', 'smishing' y 'vishing'. El líder creaba sus propias herramientas informáticas para llevar a cabo el fraude. Utilizaba webs falsas de empresas bancarias y enlaces comprometidos que enviaba por SMS o email a las víctimas. Más tarde, vendía los datos a otros grupos criminales, un fenómeno que se conoce como  'crime as a service'.

policia

La Policía durante la investigación de la organización liderada por un menor. Fuente: Policía Nacional. 

La organización llegó a estafar 350.000 euros a 200 personas en tan sólo dos meses, haciéndose pasar por 18 entidades bancarias diferentes. Mediante llamadas telefónicas obtuvieron los datos personales de 100.000 clientes.

Durante la investigación, se intervinieron “dos armas de fuego simuladas, 10.000 euros, listados con los datos personales de 100.000 personas, más de una treintena de terminales móviles de última generación y 500 gramos de cogollos de marihuana destinados al tráfico de drogas”.

Toda está investigación comenzó después de que la Unidad Central de Ciberdelincuencia e investigadores de la Comisaría de San Fernando (Cádiz) observará un patrón común en crímenes de ciber inteligencia en diferentes hechos ocurridos en España.

Cómo operaban

Los datos personales de las victimas los obtenían a través de un SMS con un enlace que les redirigía a una página fraudulenta que se parecía a la de la entidad bancaria, pero que estaba controlada por la organización. Una vez las víctimas introducían sus credenciales de acceso comenzaba la estafa.

Llamaban a sus víctimas por teléfono haciéndose pasar por empleados del banco para "restablecer la supuesta situación de riesgo de su cuenta y volver a operar con seguridad". Para ello, les explicaban que iban a recibir unos códigos que les tenían que proporcionar telefónicamente. A través de estos códigos era posible la materialización de las transacciones fraudulentas.

Según ha explicado la Policía, los datos que empleaban los cibercriminales para abrir las cuentas bancarias lo conseguían a través de páginas de compra-venta de vehículos. Los delincuentes se ponían en contacto con los anunciantes del vehículo y mostraban interés para comprarlo argumentando que era urgente y les darían un adelanto como reserva de la compra.

Con esta excusa solicitaban a las víctimas una copia o fotografía de su DNI para "formalizar el contrato de compra/venta". Una vez obtenidos los datos de las cuentas, les explicaban que el dinero se lo enviarían a través de Bizum. Sin embargo, en lugar de enviar un pago realizaban una solicitud de dinero. La víctimas no comprobaban el mensaje que recibían desde la aplicación y aceptaban la solicitud.

La utilización de menores por bandas criminales

Las bandas criminales reclutan cada vez más a integrantes jóvenes, muchos de ellos, menores de edad. Suelen tratarse de adolescentes que están en una situación social y económica vulnerable. La mayoría de estos menores son utilizados para la venta de droga.

2023-02-27_3

Número de bandas vigiladas por el Ministerio del Interior en 2021. Fuente: Newtral.

El pasado 2021 la cifra menores involucrados en bandas aumentó un 48,36  por ciento y detuvieron a 131 menores pertenecientes a organizaciones criminales ese mismo año. “Son menores de 13, 14 o 15 años, como Jaime, el chico vinculado a los Trinitarios que fue apuñalado mortalmente con un machete por presuntos miembros de los DDP en la calle Atocha”, informó en aquel año la agencia EFE.

2023-02-27_2

Evolución de diligencias y detenciones policiales de menores. Fuente: Newtral. 

En estos crímenes incluso llegan a participar menores de 11 años, pues hasta los 14 años un menor no es imputable por su participación en un crimen. Las informaciones sobre bandas criminales se han multiplicado en estos últimos días. La Policía ha alertado de que el 40 por ciento de los detenidos son menores

Las bandas criminales ven en los menores la oportunidad para cometer crímenes y delitos con mucha mayor impunidad. Al no ser mayores de 18 años, las consecuencias legales serían mucho menos elevadas.

COMPARTIR: