24 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Muchos propietarios sacan al mercado edificios históricos porque mantenerlos en las condiciones que exige el Ministerio de Cultura no compensa

El Patrimonio arquitectónico español a la venta: Hay casi tres mil castillos y palacios que buscan un comprador

Castillo medieval.
Castillo medieval.
España es uno de los países del mundo que más puede presumir de un pasado rico y variado. Distintos pueblos, formas de Gobierno y Reinos han jalonado la Historia de nuestro país. Precisamente por esto su Patrimonio arquitectónico es tan rico. Sin embargo, para las personas que lo han heredado de generación en generación es todo un problema debido a que mantener estos edificios respetando su historicidad es muy costosos. Venderlos se ha convertido en toda una solución.

Uno de los efectos de la denominada ‘España Vaciada’ es que en muchos lugares hay conventos, castillos y palacios abandonados al no tener vecinos cerca y que se ponen a la venta con el riesgo de perderse de esta forma parte de nuestra Historia. En Aragón en 2017 se llegó a poner en vente tres puebles con varios palacios. Dos de las aldeas en venta están en la provincia de Huesca. La otra en Teruel.

En el Maestrazgo, también se puso a la venta por 990.000 euros un palacio del siglo XVIII conocido por, supuestamente, haber pernoctado en una ocasión Francisco de Goya. Eso sí el mobiliario, antigüedades y colecciones no están incluidos en el precio, aunque se venden opcionalmente. Cerca del pantano de El Grado en Hueca también se puso a la venta la torre y la fortaleza de un castillo por 600.000 euros.

En España hay 2.900 castillos en venta. En ocasiones no se busca tanto un beneficio económico como quitarse de encima “un muerto”, algo que es muy caro de mantener. “El problema no es tanto comprar una propiedad así. De hecho, para quien tiene dinero de verdad, la cantidad para adquirir una joya de este tipo no es apabullante. Lo que complica el asunto es el precio que lleva reconstruirlo para mantenerlo en las condiciones que Patrimonio Nacional exige. Por esto mismo muchos propietarios sueñan precisamente con que el Estado compre total o parcialmente propiedades que queda muy bonito decir que tienes pero que son un dolor de cabeza. Hay familias que presumen de tener castillos del XVII o del XVIII pero que no ven la hora de poner a la venta”, explica un catedrático de Historia del Arte para Elcierredigital.com.

“Ya han pasado los años de endosar un convento románico a un millonario y que lo convirtiera en un parking. Hoy en día, y desde hace muchos años, no se puede hacer. Quien adquiere algo así es porque ha calculado muy bien qué puede hacer con ello: un museo mitad público, un hotel…”, añade.

Castillo en Aguilar de Campoo (Palencia)/ Idealista.com. 

“Evidentemente, somos el país de la picaresca y muchos señores de toda la vida, por decirlo de alguna forma, están deseosos de endosarle una propiedad así al típico americano encantado de la vida de llevarse una edificación histórica. Luego llega Patrimonio y descubre que más que un capricho se ha comprado, con perdón, un putadón”, puntualiza. “No son muchos casos así, pero, hace años sí que había mucha gente con dinero de latinoamerica a los que les engañaban. Yo conozco un caso en el que vendieron un pazo muy pequeño a un dominicano con dinero con el cuento de que era un castillo. El pazo, además, estaba en ruinas. Su intención era reformarlo a su aire. Con ese punto hortera que tienen a veces. Cuando vio que Patrimonio le paraba los pies y le marcaba cómo tenía que hacer las cosas se dio cuenta de dónde se había metido”, nos cuenta.

Hace un par de años la web para buscar inmuebles Idealista.com elaboró una lista de diez castillos históricos que se podían adquirir entre ellos uno en el Condado de Treviño (Burgos) por 180.000 euros, otro en Ibaida (Valencai) por 200.000 euros, otro en Morés (Zaragoza) por 350.000 euros u otro en Aguilar de Campoo (Palencia) por más de 400.000 euros.

Según la citada web entre los diez inmuebles se podía “encontrar desde castillos medievales con sus torres y blasones, a distinguidos palacetes urbanos decorados a la moda del siglo XIX, pasando por las bellas fachadas de los palacios renacentistas del siglo XVI”. “Algunos, verdaderos monumentos, al haber sido declarados Bien de Interés Cultural (BIC) se pueden acoger a exenciones fiscales. Y todos ellos a la venta en idealista por menos de 500.000 euros”, añadían.

Sn embargo, cumplir con las normas de Patrimonio hace que adquirir estas joyas arquitectónicas pueda ser un problemón sino se tiene claro para qué se quieren usar.

COMPARTIR: