03 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un centro penitenciario canario ha sido denunciado en varias ocasiones por el sindicato AUGC y tras varios años por fin reciben una respuesta

Los Guardias Civiles en peligro en la cárcel de El Salto del Negro por las condiciones de seguridad

Prisión del Salto del Negro, en Las Palmas
Prisión del Salto del Negro, en Las Palmas
La seguridad y salud de los agentes de la Guardia Civil del centro penitenciario de El Salto del Negro, ubicado en las Palmas (Gran Canarias), ha sido denunciado desde hace años por la AUGC (Asociación Unificada de Guardias Civiles), un sindicato que ahora ha recibido una respuesta desde Instituciones Penitencirias después mucho tiempo de espera.

En 2016 el sindicato de la AUGC (Asociación Unificada de Guardias Civiles) comenzóo ya a denunciar reiteradamente ante la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social las pésimas condiciones en las que se encontraban los guardias civiles destinados en el centro penitenciado de “Salto del Negro”, ubicado en Las Palmas  de Gran Canaria.

Un año después, en 2017, aún no habían recibido respuesta alguna por lo que reiteraron su denuncia. Fue, por fin, el pasado sábado 14 de diciembre cuando la Inspección Provincial comunicó que la Jefatura de la Guardia Civil de Las Palmas que admitía los hechos disponiendo lo siguiente en su informe: "En el año 2016 se constató la veracidad de los hechos denunciados y se solicitó al centro penitenciario la adopción de medidas al respecto. Así, en 2019, se verificó que han reaparecido las humedades en las garitas, que existen asientos no ergonómicos, equipos de aire acondicionado deteriorado, limpieza deficiente, algunas ventanas no practicables, iluminación deficiente, plaga de hormigas y mosquitos, ausencia de certificación de actuaciones de desinfección, desratización y desinsectación”.

Vehículos de la Guardia Civil junto a una prisión.

La Inspección Provincial de Trabajo intentó adoptar las medidas preventivas necesarias  lo antes posible. De este modo se dejaron de usar cinco, de las seis garitas, que tenían humedades para proceder a su mejora.

El sindicato AUGC sostiene que si ellos no hubiesen denunciado no se hubiesen adoptado las medidas necesarias para poner fin a esta situación. El sindicato cree que es "vergonzoso que ante la denuncia de unos hechos tan graves la Inspección de Trabajo haya tardado tres años y medio en contestar".

También que "es intolerable que la actuación de la Jefatura de la Guardia Civil en Las Palmas durante estos años se haya limitado a pedir al centro penitenciario que adopte medidas, cuando debería haber adoptado inmediatamente sus propias medidas para proteger la seguridad y salud de sus trabajadores, tal como establece la normativa de prevención de riesgos laborales."

Acciones Legales

El sindicato AUGC estudia la posibilidad de poder ejercer acciones legales contra el anterior responsable provincial de la Guardia Civil, ya que sostiene que ha mostrado una despreocupación real y absoluta por la salud y seguridad de los agentes destinados en este centro.

Félix Azón, Director General de la Guardia Civil saluda a la Guardia Civil de montaña.

Además, como responsable, también se señala a la Dirección General de la Guardia Civil con su director general Félix Azón a la cabeza, ya que AUGC lleva más de cinco años reclamando en varias ocasiones que se realicé un manual de prevención de riesgos laborales específico para estos cometidos, del mismo modo que ya existe desde hace muchos años para la mayoría de especialidades, pero aún siguen sin respuesta. Y ello a pesar de que esta especialidad es una de las que presenta mayor siniestralidad laboral.

COMPARTIR: