13 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Abandonó la prision de Segovia en marzo donde cumplía cuatro años de condena por la muerte de cinco jóvenes durante una fiesta de Halloween

Caso Madrid Arena: La vida de Miguel Ángel Flores, en su casa con una pulsera telemática y libertad total en octubre

El empresario Miguel Ángel Flores.
El empresario Miguel Ángel Flores.
El empresario Miguel Ángel Flores se encuentra en su casa, calificado en tercer grado, vigilado por una pulsera telemática tras abandonar la prisión de Segovia donde se encontraba cumpliendo condena por la muerte de cinco jóvenes ocurrida en el Madrid arena en diciembre de 2012. Quedará en libertad en octubre de 2020. Tras cumplirse los cuatro años de condena. En realidad Flores habrá cumplido solo algo más de tres años de cárcel pero restando los permisos de los que ha disfrutado ap

El empresario Miguel Ángel Flores se encuentra en su casa, calificado en tercer grado, vigilado por una pulsera telemática tras abandonar la prisión de Segovia donde se encontraba cumpliendo condena por la muerte de cinco jóvenes ocurrida en el Madrid arena en diciembre de 2012.  Quedará en régimen de libertad en octubre de 2020. Tras cumplirse los cuatro años de condena. En realidad Flores habrá cumplido solo algo más de tres años de cárcel pero restando los permisos de los que ha disfrutado apenas llega a dos años de prisión.

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Valladolid ya había concedido el régimen de semilibertad a Miguel Ángel Flores, en diciembre de 2019. En su auto, el juez establecía que se dan las condiciones necesarias para que Flores pueda obtener el tercer grado.

De esta manera, en el escrito se explicaba que “se trata de un interno primario, normalizado, condenado a una pena de cuatro años de prisión por homicidio imprudente, que sale regularmente de permisos. Visto su historial de actividades y valoración es factible la libertad condicional anticipada, esto es que de reunir los demás requisitos, sería posible en octubre de 2020. Por ello se estima el recurso”.

Del auto se entiende que la resolución no puede ejecutarse de manera inmediata ya que aun cabe opción de presentar recursos ante el órgano sentenciador, en este caso la Audiencia Provincial de Madrid, por lo que recurso tendría efectos suspensivos.

madrid_arena

Imagen del interior del Madrid Arena la fatídica noche

Asimismo, el juez recuerda en el escrito que el artículo 102 del Reglamento Penitenciario establece que “para determinar la clasificación de un preso” se tendrá en cuenta la personalidad y el historial individual, familiar, social y delictivo del interno, así como la duración de las penas, el medio social al que retorne el recluso y los recursos, facilidades y dificultades existentes en cada caso y momento para el buen éxito del tratamiento.

Flores cumple una condena de cuatro años en la prisión de Segovia por cinco homicidios por imprudencia grave. según recoge la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Madrid en 2016. El preso interpuso un recurso contra la decisión de Instituciones Penitenciarias de mantenerlo en segundo grado y la Fiscalía se opuso a que se le concediese este régimen de semilibertad, ya que solo ha estado año y medio en prisión, de los cuatro a los que fue condenado.

Cinco chicas murieron aplastadas

Miguel Ángel Flores era el presidente y administrador de la empresa Diviertt y promotor de la fiesta de Halloween celebrada en el pabellón Madrid Arena la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre de 2012, en la que fallecieron cinco jóvenes de entre 17 y 20 años durante el espectáculo ‘Thriller Music Park’.

La Audiencia Provincial le consideró autor responsable de cinco delitos de homicidio y catorce de lesiones y le inhabilitó para el ejercicio profesional de cualquier actividad en relación con la organización y celebración de eventos durante el tiempo que durara de la condena.

El empresario Miguel Ángel Flores.

Las jóvenes Belén Langdon (17 años), Cristina Arce (18), Rocío Oña (18), Katia Esteban (18) y María Teresa Alonso (21) murieron aplastadas en la avalancha humana que se produjo en el recinto por el exceso de aforo. Miguel Ángel Flores vendió a través de su empresa al menos 16.695 entradas, cuando el aforo máximo permitido en el pabellón municipal es de 10.620.

El tribunal lo culpó de “crear una situación de riesgo provocada por el sobreaforo para conseguir un mayor beneficio económico; así como de tener un dispositivo de seguridad bajo mínimos y abrir dos de las tres salidas de emergencia para que entrara más público cuando la pista central estaba colapsada”.

Elcierredigital.com ya adelantó hace unos meses que se le concedería este sorprendente  tercer grado penitenciario. Un reportaje de nuestro periódico, vinculado más abajo de esta noticia, narra todas las vicisitudes y avatares singulares de este empresario de la noche hoy de nuevo en la calle.  Ahora ya está más cerca de la libertad total, a solo unos meses.

COMPARTIR: