09 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El Ministro Murillo aseguró que el objetivo de los GEO era favorecer la fuga de Juan Ramón Quintana, número dos de Evo Morales

El Gobierno de Bolivia y Vox piden a la Fiscalía de este país que declaren Iglesias, Errejón, Monedero y Zapatero

Herman Terstch de Vox a la derecha del Ministro de Interior de Bolivia.
Herman Terstch de Vox a la derecha del Ministro de Interior de Bolivia.
Sigue coleando el escándalo de los GEO en la Embajada de México, en Bolivia. El asunto ahora se ha politizado debido a que el Ministerio del Interior del país latinoamericano ha iniciado una investigación conjunta junto con el partido político español Vox para aclarar el asunto.

Tras la expulsión del país de la encargada de Negocios de la Embajada de España en Bolivia, Cristina Borreguero y del cónsul Álvaro Fernández, ahora, se buscan las ramificaciones políticas del asunto. Así el Ministro de Interior Boliviano Arturo Castillo, acompañado del eurodiputado de Vox Herman Terstch anunció, en rueda de prensa, que un requerimiento a la Fiscalía del Estado para que llame a declarar a Pablo Iglesias, Iñigo Errejón y Juan Carlos Monedero y que aclaren sus vinculaciones con el Gobierno de Evo Morales. También quieren que sean reclamados el expresidente del Gobierno español, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, y el ex magistrado-juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

El Ministro Murillo aseguró que el objetivo de esta acción de los GEO españoles era favorece la fuga Juan Ramón Quintana, número dos de Evo Morales. Una tesis que ahora pretende demostrar también el partido político Vox. Junto al citado Terstch viajó a La Paz el vicepresidente del partido, Víctor González Coello de Portugal.

Las informaciones en poder de elcierredigital.com indican que Juan Ramón Quintana, poseería información comprometida sobre la supuesta financiación irregular de Podemos, actual socio de gobierno del partido socialista en España bajo el mandato de Pedro Sánchez.

La realidad, sin embargo, es que a fecha de hoy, no existe ninguna causa judicial abierta en ningún tribunal internacional que sustente esta teoría de finaciación ilegal de la formación política española Podemos. No obstante, el gobierno boliviano también investiga a la consultora Neurona por sus trabajos para diferentes partidos políticos, como Podemos, el partido de Nicolás Maduro o el de López Obrador, en México.

Las investigaciones preliminares sostienen que no está aclarada la intervención de esta consultora en la supuesta financiación irregular de algunos partidos políticos ni la relación en España de esta consultora con Juan Carlos Monedero, fundador de Podemos y exnúmero dos de Pablo Iglesias.

De hecho, el incidente de los GEO ha destapado una trama más extensa que podría afectar ahora de lleno a la verdadera financiación del partido Podemos, de Pablo Iglesias, que ahora se ha colocado en el centro de la diana el gobierno boliviano al ser clave en el nuevo ejecutivo de Pedro Sánchez. 

Juan Ramón Quintana, exnúmero dos de Bolivia con Evo Morales.

En su día ya se intentó abrir una causa contra Juan Carlos Monedero, cuando era número dos de Pablo Iglesias. Un causa que terminó en 2015 con la renuncia de Monedero y una multa de 200.000 euros a Hacienda por no declarar 425.000 euros de ingresos por asesoramiento recibidos en Bolivia, Nicaragua, Venezuela y Ecuador, aunque Monedero los declaró a través de una de sus empresas.

Para entender todo este entramado creado, que ahora defienden algunos, hay que remontarse al informe Cardona Álvarez, de 20 de febrero de 2015. En el citado informe, que fue realizado por el director del Hospimil número 2 de Santa Cruz, la información se basa en una entrevista al coronel Germán Rómulo Cardona Álvarez y fue entregado al General de División José Luis Begazo Ampuero, comandante general del Ejército de Bolivia.

El coronel boliviano Cardona Álvarez.

El coronel Cardona Álvarez, profesor en la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno de Santa Cruz, había proferido insultos y críticas al ejército en su página de Facebook y por ello fue interrogado en el hospital donde se encontraba internado.

Un informe relevador contra Podemos

El informe tiene 34 páginas y es en la número 33 cuando el coronel habla que "desde hace seis años Hugo Chávez, Nicolás Maduro y Evo Morales Ayma, bajo el manto de una entidad ficticia denominada Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS) en cuyo consejo ejecutivo figuran los principales dirigentes de Podemos, Pablo Iglesias, Iñigo Errejón, Luis Alegre y Juan Carlos Monedero, realizan giros a España para financiar una nueva organización política que se concretó en febrero de 2014 como partido político con la finalidad de una vez conquiste el gobierno español, se constituya una puerta directa de ingreso de cocaína en Europa".

Las críticas más importantes del coronel arreciaron contra el Ejército boliviano cuando fue operado en Madrid, con una cirugía que no era posible en Bolivia, y que después el Ejército se negó a pagarle el dinero de esos gastos. En 2015 el coronel Cardona llegó a España donde solicitó refugio y actualmente reside en nuestro país. Estas acusaciones de Cardona son las que en su día se usaron contra Podemos, pero la realidad es que no se abrió ni se ha abierto causa alguna en ningún tribunal de Justicia español o internacional, como ha ocurrido hasta el momento. 

Inocencio Arias, influyente diplomático español ya jubilado, explicó el pasado lunes en el programa El Cascabel del Canal 13TV que al menos Iñigo Errejón, diputado de Podemos entre 2016 y 2019 y actual diputado de Más País, habría estado en Bolivia en al menos una ocasión y que sus objetivos eran claros.

Iñigo Errejón y Juan Carlos Monedero en una foto antigua.

Otra de las informaciones recogidas en el citado documento hace referencia a una propiedad ganadera intervenida e incautada el año 1999 por el exministro de Gobierno Guido Nayar a un narcotraficante conocido como el Rey Salomón. "Existe una pista clandestina resguardada por guardias vestidos de civil pero fuertemente armados y que podrían ser militares venezolanos, cubanos o de las FARC, que ahora está siendo utilizada por un político de nombre Juan Ramón de la Quintana, para exportar vía aérea cocaína hacia Brasil, Argentina y Paraguay (...)".

El interrogado, coronel Cardona, hizo mención a todas las causas en las que ejerció de acusación particular, ya que fue el asesor jurídico del Gobierno boloviano en diferentes causas, como en un proceso penal por delito de tráfico de armas y hurto contra tres suboficiales y un encargado de material.

El oficial negó ser el autor de los comentarios injuriosos vertido en la página de Facebook e incluso que estos fueron lanzados por él, asegurando que alguien había suplantado su personalidad.

Acusaciones desde Perú

Fue en mayo de 2015 cuando el coronel Cardona se retractó de todo lo que había dicho: "Públicamente me retracto de todo lo aseverado contra las autoridades nacionales, el presidente, el vicepresidente, ministros, viceministros y autoridades militares. No pesa sobre mí ninguna obligación ni presión, es de mi libre y espontánea voluntad", afirmó.

"Me retracto públicamente de todo lo expresado y cuando he afirmado en contra de don Juan Evo Morales Aima (...) a quien pido perdón por todo lo afirmado en su contra", añadió. El militar regresó a Bolivia el 1 de julio de ese mismo año, tras permanecer por tres meses en España, donde solicitó asilo político alegando que en su país sufría persecución política por parte del Gobierno de Evo Morales.

Según Cardona, la persecución comenzó cuando denunció en febrero de 2015 este informe "ultrasecreto" donde ponía de relieve los supuestos planes de narcotráfico y una manipulación por parte del Ejecutivo de pruebas en un caso judicial contra presuntos terroristas europeos. En ese informe, ya comentado, fue donde acusó al Ejecutivo boliviano de financiar económicamente al partido político español Podemos.

En la declaración leída ante decenas de cámaras en mayo de 2015, Cardona sostuvo que todas esas aseveraciones son "falsas" y pidió perdón a cada autoridad aludida en su informe. Añadió que su salida del país se debió a que requería "un tratamiento médico" para tratarse un problema del corazón "que todavía persistía" e insistió en que su retractación era "voluntaria".

Sin embargo, la caja de los truenos de los truenos se ha vuelto abrir tras los incidentes en La Paz el pasado 27 de diciembre. Así, el periodista peruano Jaime Bayly, responsable de un conocido programa en la televisión peruana, ha afirmado que Evo Morales hizo durante años negocios con el cártel de Sinaloa, de El Chapo Guzmán, por valor de 250 millones de dólares anuales, de los que "dos o tres" iban para la formación morada de Pablo Iglesias.

La información recogida por el diario El Español el 30 de diciembre, asegura que el coronel Germán Cardona intervino en el programa para ratificar esta información, en contra de la rectificación que hizo en 2015. 

Este supuesto trasvase de dinero se hacía a través de fundaciones o consultoras, como Neurona, la consultora electoral de Podemos con la que ha trabajado en varias ocasiones Juan Carlos Monedero, quien negó a El Español cualquier tipo de relación con ella, aunque sí confirmó haber colaborado con ella en algunos trabajos.

El periodista Jaime Bayly también afirmó en su programa que Pablo Iglesias, "el chavista español de Podemos", recibió "millones" de euros de Hugo Chávez por presuntas asesorías "seguramente inexistentes". Sin embargo, Bayly reconoció que hasta las declaraciones del coronel Germán Cardona desconocía que la formación morada hubiera recibido dinero por parte de Bolivia.

En concreto, mencióno directamente al expresidente Evo Morales. "¿Y de dónde sacaba Evo Morales los millones de euros para regarlárselos a Pablito Iglesias de Podemos?", se preguntaba en su programa televisivo. "De la venta de cocaína a los mexicanos", respondía.

Según el citado programa de televisión Evo Morales mantuvo tratos con el cártel de Sinaloa, cuyo líder El Chapo Guzmán, cumple actualmente condena en Estados Unidos. Según Bayly, "el 94 por ciento de toda la coca que se sembraba y se procesaba, se convertía en cocaína en la provincia boliviana de El Chapare, en los laboratorios que Evo Morales mandó construir con dinero de los bolivarianos", apuntó.

Bayly aseguró que "en total los cárteles mexicanos debieron haber pagado 250 millones de dólares anuales al Gobierno de Evo Morales, de los cuales él se quedaba con una cuarta parte".

"Evo se metía en el bolsillo cinco millones mensuales. Seguramente le regalaba dos o tres millones a Pablo Iglesias", continuó, para añadir que el expresidente llegó a decir a los suyos que "iba a reconquistar España con la ayuda de Iglesias y con la cocaína", añadió. 

La consultora Neurona

Paralelamente a estas acusaciones, de nuevo aparec en el piunto de mira el nombre de la consultora Neurona, que está ya bajo investigación, y a la que el Gobierno de Evo Morales regó con varios millones por la "prestación de servicios en comunicación estratégica en plataformas digitales y redes sociales a través de la producción de piezas comunicacionales".

Al frente de Neurona está el mexicano César Hernández Paredes, un "activista" de izquierda que ha apoyado públicamente a Nicolás Maduro y al expresidente de Ecuador, Rafael Correa, o a los Kirchner en Argentina. Entre sus domicilios, hay uno situado en Madrid, donde se señala que trabajaron para la formación Podemos en las elecciones generales.

las investigaciones indican que Neurona trabajó en la elaboración del logo de Juntos+Futuro de Evo Morales, de los carteles electorales de Morena, el partido del mexicano López Obrador, y en las campañas de Nicolás Maduro como la de La constituyente nos une.

El delegado ante la Comunidad Internacional del Gobierno interino de Bolivia, Jorge 'Tuto' Quiroga, un cargo similar al de ministro de Asuntos Exteriores, ha señalado que Pedro Sánchez y Unidas Podemos, "deben estar muertos de miedo" de que salga toda la información que tienen Juan Ramón Quintana y Héctor Arce, exministros respectivamente de la Presidencia y de Justicia en la gestión de Evo Morales.

Jorge "Tuto" Quiroga.

"Ahora los de Podemos están en el cogobierno con Sánchez y están muertos de miedo de que desde Bolivia y Venezuela se denuncie y se desvele la enorme cantidad de dinero que le robaron a nuestros países estos señores en nombre de hacer colonialismo constitucional", explicó Quiroga.

Hasta el momento no hay pruebas ni abierta investigación judicial alguna contra Podemos o ni contra ninguno de sus actuales líderes o exlíderes por este asunto.

COMPARTIR: