21 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La hija de Abel Alexandre señala a elcierredigital.com que se han extraído más de 300.000 euros de hasta tres cuentas bancarias de su padre

La familia de un hombre de 75 años con demencia denuncia que está retenido por una vidente en Galicia

Abel Alexandre Oliveira e Silva, un ciudadano portugués de 76 años, se encuentra "retenido" por una vidente gallega en el domicilio de esta desde el pasado 17 de junio, en el municipio pontevedrés de Salvaterra do Miño. Una investigación del programa 'Viva la Vida' en Telecinco ha descubierto el paradero del varón, que dice estar "enamorado" de la médium Doña Dores. La hija del desaparecido explica los hechos en elcierredigital.com.

Abel Alexandre Oliveira e Silva, un ciudadano portugués de 76 años, se encuentra "retenido" –según ha denunciado su familia, residente en Francia– por una vidente gallega en el domicilio de esta desde el pasado 17 de junio, en el municipio pontevedrés de Salvaterra do Miño. Rosa María Oliveira, una de las hijas del desaparecido, ha expresado también en su denuncia la extracción del dinero de hasta tres cuentas bancarias de la familia, que suman más de 300.000 euros.

Después de cinco meses y sin saber a qué atenerse, Rosa María daba a conocer públicamente la retención a la que está sometida su padre en el programa del pasado domingo de Viva la Vida, en Telecinco. "Mi padre es viudo, enfermo y tiene problemas psicológicos", decía. "Desde que desapareció, está retenido por una vidente de Salvaterra do Miño que se hace llamar Doña Dolores (María das Dores Pombo Correia)", concretaba. La médium, conocida por el nombre de María Poderosa, habría estafado presuntamente a varias personas con anterioridad.

Tal y como ha informado a elcierredigital.com Rosa María, la muerte súbita de su madre "fue un shock para toda la familia, pero a él le afectó mucho". En una conversación telefónica, la primogénita ha asegurado que Abel "tiene diagnósticos que prueban una demencia y trastornos cognitivos desde que falta su mujer", declaraciones que ha podido probar este medio.

"Tras la muerte de mi madre, hace tres años, mi padre busca respuestas en las videntes de Francia y Portugal", relata la pariente. Según ella, la vidente "retiene a Abel en España, aislándolo de su familia y haciéndole pensar que le habíamos lanzado un hechizo y que queríamos su muerte". Desde su desaparición en junio, el padre de Rosa María "no contesta ni a su teléfono francés ni al portugués". Sin embargo, durante la investigación del programa de Telecinco, Abel apareció ante las cámaras para decir que estaba "enamorado" y que vivía en el domicilio de la vidente "voluntariamente".

Según el programa Viva la Vida, el padre de Rosa María permanece en el domicilio de Doña Dores, en el municipio de Salvaterra do Miño. La abogada de la vidente, Milagros Abad, llegó a recibir a los reporteros del programa dando a entender que Abel reside "voluntariamente con María das Dores, con quien mantiene una relación". Abad no ha querido hacer declaraciones ante este medio y no se ha pronunciado al respecto por el momento.

Además de la desesperación por no poder comunicarse con su padre, Rosa María comenta a este medio que su familia ya ha confirmado que tres de las cuentas bancarias que mantenían de manera conjunta sus progenitores han sido vaciadas: "La cantidad extraída supera los 300.000 euros y estamos a la espera de documentos que certifiquen que está pasando lo mismo con una cuarta cuenta". 

En el marco legal, la familia de Abel continúa esperando un aval que pruebe la invalidez del varón, de manera que puedan retomar el contacto con él. "Mi padre siempre fue un buen hombre, ahora solo está enfermo y es una víctima que está completamente bajo el control de la vidente, con un abuso de debilidad. Solo queremos recuperarlo", concluye Rosa María.

COMPARTIR: