18 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El ex vicepresidente de Aznar deberá ingresar en una de las 7 cárceles madrileñas antes del sábado, tal y como indica Instituciones Penitenciarias

Ingresan en prisión los primeros condenados por las tarjetas "black": Rodríguez Ponga en Soto del Real y Antonio Rey en Navalcarnero, mientas Rato apura su tiempo

Rodríguez Ponga
Rodríguez Ponga
El exsecretario de Estado de Hacienda ha sido condenado a 3 años y 2 meses de prisión, mientras que Rey afronta una pena de 2 años y 6 meses. El primero ha ingresado en Soto del Real y el segundo en Navalcarnero. Mientas, Rodrigo Rato, condenado a cuatro años y medio, apura sus últimos días en libertad tras saber que Instituciones Penitenciarias no esta por la labor de que el ex ministro de economía entre en la prisión abulense de Brieva

Estanislao Rodríguez-Ponga y Antonio Rey Viñas han sido los primeros condenados por la tarjetas black de Caja Madrid y Bankia en ingresar en prisión, después de que el Tribunal Supremo confirmara el pasado 3 de octubre las penas impuestas por la Audiencia Nacional.

Rodriguez-Ponga ingresó ayer miércoles a las 18.00 horas en la cárcel de Soto del Real, en la comunidad de Madrid. A última hora de la tarde llegó a ingresos, donde pasó la noche, y hoy jueves se someterá a las revisiones médicas y psicológicas, tras de lo que se le asignará módulo.

Antonio Rey de Viñas se presentó el pasado lunes en el Centro de Inserción Social Victoria Kent, pero el miércoles le  trasladaron a la prisión de Navalcarnero, también en la Comunidad de Madrid.

Rodríguez Ponga y Rey son dos de los 14 condenados a prisión por el asunto de las tarjetas "black" que fueron condenados junto a Rodrigo Rato  que deberá ingresar esta semana en prisión, tras la condena el pasado tres de octubre del Tribunal Supremo por el delito continuado de apropiación indebida en el caso de las tarjetas ‘back’. La pena de cárcel asciende a los 4 años y medio, 

Su intención, tal y como se publicó en este periódico, era cumplir su condena en la prisión de Brieva en Ávila y, como adelantemos, Instituciones Penitenciaras no quiere que esto suceda. La prisión de Brieva se ha convertido en el centro de las miradas después de que Iñaki Urdangarin ingresara en el centro penitenciario de mujeres, en un pabellón habilitado especialmente para su estancia. Además, esta prisión ha sido protagonista de las protestas de los funcionarios de prisiones para exigir una mejora de las condiciones laborales al Ministerio del Interior.

COMPARTIR: