22 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El año pasado, sin coronavirus,sí se procesaron miles de devoluciones de la Renta justo antes de las elecciones del 26 de abril que ganó Pedro Sánchez

La Agencia Tributaria “maquilla” la lenta devolución del IRPF con una remesa masiva este jueves

“Su declaración se está procesando”. Este es el mensaje que miles de contribuyentes siguen viendo, día a día, cuando consultan el estado de tramitación de su declaración de la renta. Incluso las declaraciones más simples están viendo que donde se devolvía en 3 o 4 días en 2019 ahora se alcanzan y en muchos casos ya se han superado las dos semanas. ¿Es la única diferencia la situación actual? No, en 2019 hubo Elecciones Generales el 26 de abril.

Solo un tercio de los autónomos han recibido la prestación por cese de actividad este pasado viernes, una prestación que, tras pagar la cuota íntegra el pasado 31 de marzo ha supuesto para la mayoría tan solo recibir una media de unos 460 euros. Equiparable es lo que está sucediendo a muchos trabajadores asalariados. El aluvión de ERTES está llevando a que muchos sigan si recibir ingresos desde la nómina de febrero y en el mejor de los casos de los primeros días del mes de marzo.

Todo ello lleva a una situación dramática para millones de familias, problema que puede paliarse si se produce una devolución rápida de la declaración de la renta, tal y como se ha hecho en los últimos años, especialmente el año pasado, pero esto se ha producido en los últimos días, solo desde el pasado jueves el proceso se ha acelerado tras las múltiples quejas, pero aún no se han recibido en cuenta en muchos casos.

Realidad que contradice los datos de Hacienda

Si en 2019 las declaraciones más sencillas fueron aprobadas en plazos de 3-4 días, este año, en la mayoría de las delegaciones se han empezado a aprobar a las dos semanas de presentación.

El mensaje que más se repite a la hora de presentar las declaraciones presentadas por Internet es “Su declaración se está tramitando”, sin ninguna información adicional. Todo ello cuando la propia Agencia Tributaria indicó que las primeras devoluciones empezarían el pasado 3 de abril.

Solo desde el jueves se aceleró las devoluciones pero de las declaraciones más simples

Así, el empujón a las devoluciones se produjo precisamente el día en el que el Hacienda intentaba sacar pecho anunciando que había ha abonado la devolución a 2,4 millones de estas declaraciones, un 53 % más, que el año pasado. Algo normal si tenemos en cuenta que también hay más declaraciones presentadas.

Pero según nos indica un Técnico de Hacienda consultado por elcierredigital.com, detrás de estos datos se ocultan dos cosas. Primero, no era verdad que habían abonado estas cantidades ya que lo que se hizo fue aprobar muchas declaraciones desde el día 15 y ordenar las devoluciones por lo que serán muchos que no verán hasta el lunes 20 o incluso más tarde su dinero en cuenta.

En segundo lugar, se ha hecho un barrido de las declaraciones sencillas: solo salarios, sin ganancias o pérdidas patrimoniales y lo más importante, excluyendo a la mayoría de los autónomos.

Los autónomos de nuevo marginados

Y es que, aunque se intenten maquillar las cifras, existen enormes diferencias con el año 2019, cuando antes de las elecciones generales, el 26 de abril, el porcentaje de devoluciones sobre el total presentada era muy superior al actual.

No solo eso, en las primeras semanas de campaña del 2019, siempre antes de la cita electoral que ganó Pedro Sánchez, incluso miles de autónomos, cuyos rendimientos por actividades económicas requieren una comprobación no tan automática también se les aceleró el pago.

Hoy la situación es muy distinta y, aunque hay colectivos que necesitan liquidez urgentemente, no se está cumpliendo. Todo ello sin olvidar los problemas de los que quieren que la Agencia Tributaria les haga la declaración. Con los planes actuales de prolongación del Estado de Alarma parece muy complicado que se puedan acceder a este tipo de servicio a pesar de que se abra el plazo para pedir cita el próximo 5 de mayo.

Planes para finalizar el Estado de Alarma

El presidente Pedro Sánchez afirmó este sábado en su comparecencia semanal que el Gobierno procederá a una desescalada del estado de confinamiento tras el 26 de abril. Y que el Estado de Alerta se prorrogará hasta el 10 de mayo próximo.

Este plan de desescalda será acometido primero en tres fases que durarán todo el mes de mayo e incluirán como medida estrella la salida de los niños a la calle con un adulto, preferentemente un progenitor y en un grupo muy reducido. Esto esesquema que baraja el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Fases de desascalado de los meses de abril y mayo

Tras las tres primeras fases que concluirán en mayo el Gobierno comenzará a dar vía libre a que los sectores industriales retomen poco a poco la actividad industrial y las medidas de seguridad se vayan relajando. Esta fase comenzará la última semana de mayo y se prevée que finalice en octubre. Los últimos sectores que se incorporarían a la vida anterior al coronavirus serán, previsiblemente, los negocios dedicados al ocio y al turismo.

Fases de desescalado de junio a octubre

 

COMPARTIR: