03 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las propiedades que los millonarios afines a Putin tienen en la capital británica han empezado a ser confiscadas por el primer ministro Boris Johnson

Las mansiones de los oligarcas rusos en Londres: De Eaton Square a Kensington Palace Gardens

El Cierre Digital en Los jardines del palacio de Kensington.
Los jardines del palacio de Kensington.
El gobierno de Boris Johnson ha empezado a confiscar las propiedades que los oligarcas rusos poseen en Londres. Conocida popularmente como Londongrado, la capital británica alberga las mansiones de aquellos afines a Putin en algunos de los barrios más elitistas, como Eaton Square y Kensington Palace Gardens. Abramovich, exdueño del Chelsea F.C., es uno de los que más propiedades posee en la ciudad.

En plena efervescencia bélica, los oligarcas rusos afincados en Londres han visto cómo sus inversiones y posesiones han sido confiscadas por el gobierno de Boris Johnson. Para Lebedev, Vasylovych, Blavatnik, Berezovsky y Abramovich ha llegado la hora de irse de Londongrado, como es conocida la capital británica, haciendo un guiño al afijo de algunas de las ciudades gobernadas con mano férrea por Putin. De los multimillonarios anteriormente mencionados, Abramovich es quien posee más propiedades en 'la City'. Además, fue el dueño del Chelsea F.C, que ahora tiene intervenido el Gobierno Británico.

En el quién es quién del Gotha de los millonarios, tener una propiedad en Eaton Square y Kensington Palace Gardens es lo más cercano a tener una parcelita en el cielo. Ambas zonas están consideradas las calles más elitistas del mundo. Concretamente, en los 800 metros de longitud de Kensington Palace Gardens, que en su momento formaron parte de los jardines de la cocina del palacio, se encuentran varias de las mansiones más caras del planeta.

Los más pudientes anhelan vivir allí a pesar de que el suelo pertenece a la corona, por lo que los mega millonarios son los inquilinos vitalicios de los Windsor. Rara vez hay ventas y, si las hay, son a puerta cerrada con unos intermediarios elegidos previamente. El suelo de Eaton Square, ubicada en el barrio de Belgravia, pertenece a los Grosvenor, una de las familias de terratenientes más prominentes del mundo con más de 1.500 propiedades en 60 países. Hugh Grosvenor (31), VII duque de Westminster, es el ‘patriarca’ de esta dinastía además de uno de los siete padrinos de lujo del príncipe Jorge, primogénito de los duques de Cambridge.

Palacio de Kensington

Los oligarcas rusos siempre han demostrado su querencia por estar cerca del poder. Y qué mejor manera que residiendo al lado del palacio de Kensington, donde nació y vivió la reina Victoria de Inglaterra, considerada la abuela de Europa. La residencia pertenece a la corona británica desde 1619, tiene una superficie de 107 hectáreas y en ella viven en la actualidad algunos de los Windsor en los apartamentos privados. Sin duda, fue uno de los edificios más fotografiados del mundo desde que lady Di y el príncipe Carlos se trasladaran a las dependencias ocho y nueve para formar una familia.

Ahora, el que fuera el antiguo hogar de la princesa Margarita está ocupado por los futuros herederos a la corona, el príncipe Guillermo, Kate Middleton y sus tres hijos. Se trata del apartamento 1A, tiene cuatro plantas, veinte habitaciones y se dice que los duques de Cambridge gastaron alrededor de 14 millones de euros en la reforma. Por vecinos tienen a otros familiares como los duques de Gloucester (apartamento 1) y los príncipes Michael de Kent (apartamento 10).

Los vecinos rusos de palacio

A pocos metros de la residencia real se encuentra la espectacular mansión blanca de Roman Abramovich (55), construida en 1848 y ubicada en el nº16. Tiene una superficie de unos 1.500 metros cuadrados distribuidos en quince dormitorios, quince baños, varias cocinas, espléndidos salones, una piscina climatizada interior, un cine… ¡Y está a la venta por 180 millones de euros!. En los últimos días se está diciendo que podría dar cobijo a refugiados ucranianos.

La mansión blanca de Roman Abramovich.

En los números 15 y 15B tiene su residencia su compatriota Leonard Blavatnik que no ha escatimado en gastos al decorar una de ellas con una piscina interior de 25 metros de largo, un cine y una bodega para más de 1.000 botellas de vino. Al parecer, la propiedad de trece dormitorios está a la venta por 240 millones de euros.

Llama la atención que en los números 6 y 7 se encuentre la embajada rusa y que en el nº 13 viva el embajador, en una residencia privada llamada Harrington House que fue construida para Leicester Stanhope, V conde de Harrington a mediados del siglo XIX.

Eaton Square, ‘la plaza roja’ de Londres

A principios del siglo XIX, los Grosvenor empezaron a invertir en tierras hasta convertirse en los mayores terratenientes de Gran Bretaña, por delante incluso de los Windsor. En la actualidad, el jefe de la casa es Hugh Grosvenor (31), VII duque de Westminster, que también es el propietario del terreno en el que han invertido algunos de los oligarcas más poderosos afines a Putin. Sin duda, Eton Square, una de las más hermosas plazas ajardinadas ubicada en el barrio de Belgravia, es una de las direcciones preferidas por los rusos. De hecho, a este pulmón verde londinense se le denomina popularmente ‘la plaza roja’.

En 2003, Abramovich pagó 28 millones de libras por una de las casas de estilo georgiano y estuco blanco de cinco plantas con una superficie de 2.800 metros cuadrados en la que destacan ocho dormitorios en suite, un cine, una piscina climatizada interior y varios apartamentos independientes para el servicio. Cerca de él también vive uno de sus íntimos amigos, Evgene Shvidler, que construyó desde cero una casa de cuatro plantas de 900 metros cuadrados tras comprar en el año 2000 el solar por 4.7 millones de libras.

El magnate del aluminio Oleg Deripaska (54) también es afín a Putin. Gracias a sus contactos con el Kremlin ha atesorado una fortuna de más de 3.000 millones de euros que le ha permitido invertir en una mansión de más de 1.000 metros cuadrados, con una sala de proyección y un baño turco que hace unos días fue noticia porque unos okupas ondeaban una bandera ucraniana mientras pedían que la propiedad sirviera para dar cobijo a los refugiados ucranianos.

Okupas en una mansión rusa.

En esta distinguida plaza han residido eminentes personajes de la vida social como Diana Mitford, la reina Guillermina de Holanda, la duquesa de York, Vivien Leigh, Rex Harrison y George Soros, entre otros.

Otras propiedades rusas en Inglaterra y Escocia

Otros milmillonarios rusos que poseen propiedades en los dominios de Isabel II son Alisher Usmánov (68), uno de los mayores accionistas del Arsenal que en 2004 compró una mansión del siglo XVI en Surrey, ubicada en 120 hectáreas de terreno que en el pasado visitó Enrique VIII. El magnate del vodka Yuri Shefler (54) pagó 8.6 millones de libras en 2005 por una enorme mansión en Surrey y recientemente saltó a la prensa rosa porque Angelina Jolie le ha vendido su viñedo francés Chateau Miraval. Vladimir Lisin (65), uno de los oligarcas del acero, compró en Escocia Highland Castle, una edificación del siglo XVI sita en casi 1.400 hectáreas. Leonard Blavatnik (64) se hizo con casi 1.800 metros cuadrados en el 2004 al pagar 42 millones de libras por la mansión de diez habitaciones ubicada en West London.

La única mujer que por méritos propios posee dos fastuosas residencias es Elena Franchuk una empresaria y benefactora hija de un expresidente de Ucrania que hace quince años compró en Kensington una villa victoriana de cinco plantas, con habitación del pánico incluida, por la que pagó 161 millones de dólares y también reconvirtió un antiguo colegio para chicas por 80 millones de libras en el centro de Londres en su mansión, con piscina, sauna, gimnasio, cine y también con habitación del pánico.

En 2013, Boris Berezovsky se ahorcó en su finca de Surrey de 70 hectáreas porque, al parecer, no pudo con la presión ejercida por Putin, que se había convertido en su enemigo después de que el empresario apoyara financieramente a Boris Yeltsin.

COMPARTIR: