19 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El juicio contra el politíco de la formación naranja se celebrará el próximo 23 de abril en el Juzgado de lo Social número 1 de Albacete

Alejandro Ruiz, Secretario de Organización de Ciudadanos en Castilla-La Mancha, al banquillo por acoso laboral

El demandado Alejandro Ruiz.
El demandado Alejandro Ruiz.
El secretario de Organización de Ciudadanos en Castilla-La Mancha, Alejandro Ruiz, se sentará en el banquillo de los acusados el próximo 23 de abril para responder sobre la demanda interpuesta por la responsable de Comunicación Digital del partido en esa comunidad autónoma que lo acusa de abuso laboral. El juicio, donde también responderá como codenunciado el partido Ciudadanos, se celebrará en el Juzgado de lo Social número 1 de Albacete.

El secretario de Organización de Ciudadanos en Castilla-La Mancha, Alejandro Ruiz, se enfrentará el próximo 23 de abril a una demanda por acoso laboral y degradación de funciones puesta por una empleada del partido en Albacete, en concreto por la responsable de Comunicacion Digital del partido naranja. El juicio se celebrará en el Juzgado de lo Social número 1 de Albacete.

La denuncia por acoso laboral o mobbing fue adelantada por La Tribuna de Albacete. La mujer, de joven edad, está de baja psicológica y diagnósticada de un "trastorno adaptativo mixto". Su representación legal solicita la resolución contractual con un despido improcedente y una indemnización por parte de Ciudadanos de 30.000 euros en concepto de daños y perjucios.

Los hechos comenzaron en abril de 2016 cuando la trabajadora asumió el puesto de reponsable de Comunicación Digital del partido Ciudadanos en esa comunidad autónoma.

Según los hechos recogidos en la demanda qu obraen poder de elcierredigital.com, en febrero de 2017 Alejandro Ruiz envió un informe desfavorable para la trabajadora a su inmediato superior a nivel nacional en Madrid, Javier Pereira, responsable de Redes, que contactó con la demandante para tranquilizarla sobre su trabajo.

Pero lejos de mejorar las condiciones, estas empeoraron y se consumaron con el despido laboral en diciembre de 2017. Esta persona era la única administrativa que había en la sede de Ciudadanos en Albacete y el demandado le solicitó que asumiera unas "funciones de inferior categoría", algo que hizo durante ocho meses, incluso realizando labores de limpiadora.

Según obra en la demanda, "como la trabajadora comenzó a sentirse acosada empezó a grabar las conversaciones para protegerse y por miedo a reproches".

Ansiedad y vómitos

Entre abril y verano de 2019 la carga de trabajo se disparó, debido a la celebración de las Elecciones Municipales y Autonómicas en la ciudad y en la comunidad autónoma. Del 9 al 26 de agosto la trabajadora tomó vacaciones, pero incluso se llevó consigo parte del trabajo por miedo a su superior en Albacete. Tras un intercambio de emails con Alejandro Ruiz, donde le pide un aumento de sueldo por la carga extra de trabajo, su situación se agravó tras la respuesta recibida.

El 12 de septiembre de 2019 la empleada convocó una reunión de trabajo a la que acudió Alejandro Ruiz, a pesar de no estar invitado a la misma, y donde se comportó, según la demanda, "de manera inadecuada y agresiva, dando varios puñetazos sobre la mesa". Después, reza la demanda, comenzó a mandar numerosos Whatsapp a la empleada a horas intempestivas. La trabajadora incluso llegó a pagar dinero de su bolsillo a un voluntario para que realizase su trabajo mientras ella se encontraba de vacaciones.

Sede de Ciudadanos en Albacete.

El 26 de septiembre la trabajadora comenzó a tener episodios de vómitos durante la noche y el médico la diagnosticó una crisis de "ansiedad". El 7 de octubre fue atendida de urgencia en el Hospital de Albacete tras sufrir otra crisis de ansiedad dentro de la sede de Ciudadanos en la ciudad manchega.

El 9 de octubre su médico le diagnosticó un cuadro de depresión mayor y le dió la baja laboral, derivando a la paciente al servicio de Psicología del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

La demanda, que obra en poder de elcierredigital.com, refleja que la empleada sigue actualmente de baja, "tratada por un psicólogo particular y hoy sufre un gran cuadro de ansiedad, apatía y mucho miedo".

El demandado Alejandro Ruiz dio su versión de los hechos a La Tribuna de Albacete argumentando que él "no es ni jefe, ni empleador de nadie", por lo que consideró que la demanda no debería ser puesta contra él, llegando a asegurar que incluso desconocía la identidad de la demandante, que además resultó ser militante del partido e hija de un conocido periodista de la ciudad.

A pesar de estas declaraciones del politico de Ciudadanos, lo cierto es que la demanda contra él y el partido naranja fue puesta por la víctima el 14 de noviembre de 2019. Alejandro Ruiz recibió notificación de la misma siete días después, el 21 de noviembre, y fue citado a un acto de conciliación el 17 de diciembre, al que solo se presentó el representante del partido y no el denunciado a nivel particular, algo que sí tendrá que hacer durante el juicio si no quiere incurrir en un delito de desobediencia.

No es la primera vez que esto ocurre. Este alto cargo de Ciudadanos, Alejandro Ruiz, ya resultó demandado por hechos similares en Guadalajara en 2015 siendo sobreseída en aquella ocasión la demanda.

COMPARTIR: