03 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En julio nuestro periódico desvelaba en exclusiva que la formación morada borró los perfiles de sus cargos el día que declaraban por el 'caso niñera'

Podemos sigue seis meses después de la noticia de El Cierre Digital ocultando los curriculums de sus líderes

Exclusiva Ione Belarra.
Ione Belarra.
A pesar de que Podemos irrumpió en el tablero político estatal en 2014 con la transparencia como una de sus banderas, el pasado 19 de julio la formación borraba los currículums, sueldos y declaraciones de patrimonio de todos sus dirigentes de su Portal de Transparencia. El mismo día, su gerente y tesorero testificaban por el 'caso niñera' y la cúpula morada se reunía en su sede central sita en Pueblo Nuevo (Madrid). Hoy, este portal continúa sin esta información de sus políticos.

Podemos borraba el pasado 19 de julio todos los currículums, sueldos y declaraciones de patrimonio de sus dirigentes de su Portal de Transparencia y continúa sin reponer los datos en los perfiles de su cúpula, encabezada por la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 Ione Belarra, tal y como comprobaba e informaba en exclusiva Elcierredigital.com.

Desde ese día, que coincidió con la declaración de la gerente y el tesorero de la formación morada, Rocío Esther Val y Daniel de Frutos, ante el titular del Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid sobre el 'caso niñera', los datos profesionales de los cargos del grupo se encuentran desaparecidos de su web oficial. Este caso también afectaba a la ex jefa de Gabinete adjunta del Ministerio de Igualdad, Teresa Arévalo, cuyo currículum e ingresos generan algunas dudas.

Fuentes de la formación morada reconocieron a este medio que la decisión se tomó ese mismo lunes 19 de julio en una reunión que tuvo lugar en la sede central de Podemos, sita en el barrio madrileño de Pueblo Nuevo (Ciudad Lineal), que lideró la propia Ione Belarra. Desde entonces, los ciudadanos que quieran acceder a la información sobre la plana mayor del partido que colidera el Gobierno de España se encuentran con un rótulo que señala: "Lo sentimos, la página que buscas no existe".

La 'transparencia' de Podemos

Actualmente, después de que hayan pasado más de seis meses, el grupo político mantiene su página sin información concreta de sus militantes. A pesar de que Podemos irrumpió en el tablero político estatal en 2014 con la transparencia como una de sus banderas para mejorar la vida pública española, siete años después está mostrando problemas para mantener su ímpetu regeneracionista.

En el mes de julio de este año, el partido no presentaba sus cuentas de 2020, que arrojaron 2.107.090 euros en positivo tras recortar 3,3 millones de euros de gastos de personal y 2,7 de gastos de actividad ordinaria respecto a 2019. Cabe recordar que en 2015 Podemos quiso colocarse en vanguardia de la transparencia al ser el primer partido español que contó con un informe de auditoría externa que avaló sus números.

"Las medidas de transparencia en partidos que propone la Ley nos parecen insuficientes, sólo es necesaria la voluntad para hacer política de otra manera, con transparencia. Nuestro compromiso con la rendición de cuentas va más allá de la legislación vigente porque nos debemos a la ciudadanía", señalaban.

Yolanda Díaz.

También ha tenido problemas con la transparencia la líder de su espacio político, la vicepresidenta Yolanda Díaz, cuyo currículum alojado en la web de La Moncloa aseguraba que ostentaba tres másteres (uno de Recursos Humanos, otro de Relaciones Laborales y un tercero de Urbanismo), que fueron rebajados a "cursos superiores y de postgrado".

El Gobierno de España aseguró que la corrección estaba motivada por una "discordancia" entre La Moncloa y el Ministerio de Trabajo. Y Vox pidió a Pedro Sánchez que la destituyese por, presuntamente, haber engordado su currículum.

En el pasado hubo dudas sobre el perfil de Juan Carlos Monedero, al que algunas formaciones acusaron de inventarse un cargo de asesor del BCE; o sobre el del eurodiputado Miguel Urban, del que existen dudas sobre una licenciatura en Historia.

Teresa Arévalo, en el punto de mira

Teresa Arévalo Caraballo pasó de presentarse en 2011 en la lista municipal de Izquierda Unida en Miguelturra, su pueblo de Ciudad Real, y no salir elegida, a ocupar un puesto de personal eventual dentro de la función pública de nivel 30, el más alto en la administración en 2019, con un sueldo de 51.946 euros brutos anuales.

Arévalo fue diputada en el Congreso de los Diputados por Albacete entre el 14 de julio de 2016 y el 21 de mayo de 2019. En su primera declaración de bienes, que todavía puede verse en la página de Transparencia de Podemos constaba que en 2015 tenía solo 3,36 euros en una cuenta corriente de ING y un coche de segunda mano, un Renault Laguna 2.2 que costaba 1.500 euros.

Teresa Arévalo.

Un año más tarde, ya convertida en diputada, y en la única declaración de bienes disponible presentada el 5 de octubre de 2017, aseguraba haber percibido 28.918,69 euros en rentas durante 2016 y haber tributado en concepto de IRPF 4.538,84 euros. La cuenta de ING en 2016 ya contenía 3.120,49 euros y había pedido un préstamo al Banco Castilla-La Mancha en 2011 por 40.000 euros de los cuales quedaban sin pagar 33.000 euros.

Arévalo Caraballo fue diputada hasta 2019, cuando se celebraron las elecciones generales del 28-A. En 2016, la candidatura llamada Unidos Podemos logró 45 diputados en la Cámara Baja y ella, un asiento en el hemiciclo. Sin embargo, en los comicios de 2019, los 'morados' sufrieron una caída muy significativa, perdiendo siete escaños, hasta quedarse con 35, y quedando relegados a cuarta fuerza, por detrás de Vox. Entonces, Arévalo Caraballo perdió su acta.

El 21 de mayo de 2019 María Teresa dejó de ser diputada de la formación, pero ese mismo año nació la hija menor del vicepresidente y de la ministra de Igualdad, en agosto de 2019. Sin embargo, en enero de 2019 Irene Montero ya la había nombrado jefa de su gabinete, cuando aún era diputada.

Con la entrada de Podemos en el Gobierno en 2020, la ministra la convirtió en jefa de gabinete adjunta, con el sueldo ya citado. Además, fue colocada al frente de la Secretaría de Políticas de Cuidados y entró directamente en la Ejecutiva, algo que no sentó bien a ciertos sectores de la formación. Ahora, Arévalo se define "militando por la vida". Y haciendo política "en el 'Feministerio' para que todas seamos libres", como expresa en su perfil de Twitter.

COMPARTIR: